:::: MENU ::::

30 de marzo de 2020

  • 30.3.20
La situación por la que atraviesa la Residencia-Hogar para Mayores "San Rafael", que gestiona la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, y donde el pasado sábado se dieron a conocer trece nuevos casos positivos por coronavirus, ha llevado al alcalde de Montilla, Rafael Llamas, a dar un golpe encima de la mesa y a reclamar una actuación “más contundente y rápida” por parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.



En declaraciones a Montilla Digital, el primer edil ha criticado también el “apagón informativo” que impide a los ayuntamientos tener acceso a datos por localidades. “No entendemos que desde la Junta de Andalucía no se estén ofreciendo datos concretos y actualizados sobre la situación por municipios, ya que, precisamente, esa es la información que demandan nuestros vecinos: conocer cuál es la incidencia del coronavirus en su localidad”, ha señalado Rafael Llamas.

En ese sentido, el alcalde ha lamentado que muchos regidores estén “actuando prácticamente como detectives o sabuesos para poder ir sonsacando información de un lado y de otro y, de este modo, tener a nuestros vecinos lo mejor informados posibles”. Para Rafael Llamas, “no se trata de ser alarmistas sino transparentes, ya que los ciudadanos necesitan saber en todo momento cuál es la situación real en la que nos encontramos”.

Con respecto a la situación de la Residencia-Hogar para Mayores "San Rafael", el alcalde de Montilla se ha mostrado “indignado” porque la Junta de Andalucía solo haya practicado los test a 27 auxiliares y a cinco de los quince residentes que presentan síntomas compatibles con el virus. “No entendemos que ante la situación tan delicada que vive la residencia, la Junta no haya practicado hoy los test a todos los residentes con síntomas”, ha añadido el primer edil, visiblemente molesto, si bien se ha mostrado confiado en que las pruebas que se han llevado a cabo esta mañana “no resultan positivas” y que “la situación en el centro se estabilice a la mayor brevedad”.

Con todo, Rafael Llamas ha censurado la “falta de diligencia” mostrada por las autoridades sanitarias andaluzas. “La mañana del sábado comenzamos a reclamar que se le practicasen los test a todos los auxiliares que trabajan en la residencia, algo que resultaba esencial ya en esos momentos, pues estos trabajadores están en contacto directo y permanente con los residentes, que son población de riesgo elevado”, ha rememorado el alcalde, quien ha criticado que “sin embargo, esos análisis no se han hecho hasta hoy”. En ese sentido, Llamas ha asegurado “no entender que no se hagan hoy unas pruebas que, con toda probabilidad, y ojalá me equivoque, habrá que hacer dentro de varios días con resultados previsiblemente peores”.

De igual manera, el alcalde de Montilla ha lamentado la “lentitud” con la que está actuando el Ejecutivo autonómico en la residencia. “En el Consejo de Gobierno del pasado jueves, la Junta de Andalucía estableció unas medidas que no se están cumpliendo con la residencia, pues se decretaba la atención médica presencial y, en el caso del Hogar San Rafael, desde que se detectó el primer caso positivo en la tarde del pasado jueves y hasta la mañana del domingo, no se personó ningún sanitario para hacer una valoración”, ha manifestado.

Rafael Llamas: “La Junta debería asumir el control de la residencia”

“La Junta debería asumir ya el control de la residencia para que no sea la dirección del centro, que está haciendo todo lo humanamente posible, la que tenga que buscar de manera desesperada personal cualificado para poder hacer frente a esta situación extraordinaria y tan delicada”, ha añadido Rafael Llamas, en referencia a la petición que lanzó este sábado el centro de personas "con formación o experiencia" ante "el desbordamiento del personal" que han provocado los nuevos casos positivos por coronavirus que se registraron y que afectaban a diez residentes, una hermana de la congregación y dos trabajadores del equipo asistencial.

“Mi responsabilidad como alcalde es exigir a la Junta de Andalucía que se redoblen los esfuerzos por cuidar a nuestros mayores de la residencia y que se actúe de una manera más rápida y más contundente”, ha señalado Rafael Llamas, quien ha hecho hincapié en que “estamos hablando de un centro en el que hay noventa residentes, todos ellos considerados como población de riesgo”.



Por último, el alcalde de Montilla ha querido reconocer “la humanidad, la profesionalidad y la entrega que están mostrando todos los trabajadores y trabajadoras de la residencia, así como las muestras de solidaridad que se están llevando a cabo desde distintos colectivos y empresas de la localidad, así como ciudadanos a título particular”.

No obstante, Llamas ha precisado que “este movimiento para aportar medios es muy loable pero esta situación no se solventa con solidaridad solamente, sino con una mayor determinación y contundencia por parte de la Administración autonómica”.

En ese sentido, ha vuelto a reiterar las dificultades para obtener información precisa sobre la situación que se vive en cada municipio. “Hay muchos colectivos que quieren ayudar pero no saben cómo”, ha dicho Rafael Llamas, para quien “estamos sufriendo un apagón informativo por parte de la Junta que nos impide saber qué material puede hacer falta o si los equipos que se están mandando a los centros sanitarios son los óptimos”. Por ello, ha reclamado que “en esta situación concreta, es necesario que la Consejería de Salud y Familias coja las riendas y tome las decisiones que permitan atajar el problema a la mayor brevedad posible”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos