:::: MENU ::::

12 de noviembre de 2019

  • 12.11.19
La Lista Roja del Patrimonio, una iniciativa de la asociación Hispania Nostra que pretende denunciar los enclaves históricos, culturales o naturales que se encuentran en estado de abandono o en riesgo de desaparecer, ha elevado ya a cuatro los lugares de Montilla en «pésimo estado de conservación», tras la reciente incorporación de la Casa de Las Camachas.



En este inmueble ubicado a escasos metros de la Plaza de la Rosa es donde la tradición popular sitúa la vivienda de Leonor Rodríguez La Camacha, una tabernera que fue procesada por la Inquisición en 1572, acusada de brujería, y que inmortalizó para siempre Miguel de Cervantes en su novela ejemplar El coloquio de los perros.

La Casa de Las Camachas fue puesta a la venta por sus propietarios en el año 2008 por un precio de salida que rondaba el millón de euros y, con el paso del tiempo, se ha ido deteriorando como consecuencia de las inclemencias meteorológicas y de la falta de mantenimiento, lo que ha despertado la preocupación de los vecinos del Cerrillo de San José.

Junto a la Casa de Las Camachas, que se encuentra deshabitada desde hace más de una década, la asociación Hispania Nostra viene alertando en los últimos años de la «difícil situación» en la que se encuentran otros enclaves emblemáticos de la localidad, como el arco del antiguo convento franciscano de San Lorenzo, el Palacio de los Duques de Medinaceli o El Parador.

De este modo, el primer enclave de la localidad que fue incluido en la Lista Roja del Patrimonio fue el arco de acceso al antiguo convento franciscano de San Lorenzo, una portada renacentista atribuida a Hernán Ruiz I, que constituye una de las últimas muestras del plateresco español en la provincia.

El monumento, que desde el 16 de marzo de 2006 es de propiedad municipal gracias al convenio de cesión firmado entre el Ayuntamiento y el montillano Agustín Jiménez-Castellanos, se encuentra en estado ruinoso después de haber sufrido dos importantes expolios en 1999 y 2005. Desde entonces, tanto el Consistorio como el Consejo Asesor de Patrimonio Histórico –un organismo formado por los grupos municipales y por representantes de los colectivos culturales de la ciudad– han reiterado en numerosas ocasiones la necesidad de actuar cuanto antes en la portada.

El pasado verano, el listado de Hispania Nostra incorporaba El Parador, un antiguo caserío y lagar inaugurado poco antes de 1840 que pasó posteriormente a ser propiedad de las Bodegas Cobos y que, a finales del siglo XIX, contó con gran notoriedad, al ser un lugar de paso obligado para carruajes y diligencias.

Hace poco más de un mes, la asociación Hispania Nostra amplió su Lista Roja del Patrimonio en Montilla con el Palacio de los Duques de Medinaceli, mandado construir a principios del siglo XVI por los marqueses de Priego e incluido en el entorno de protección del convento de Santa Clara, que fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1981 y Bien de Interés Cultural (BIC) según la Ley de Patrimonio Histórico Español.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos