:::: MENU ::::

23 de octubre de 2019

  • 23.10.19
Con el objetivo de evitar la desnutrición crónica y favorecer una alimentación saludable entre las comunidades más vulnerables, los ayuntamientos de Montilla, Montemayor, Moriles y Santaella se han sumado al proyecto puesto en marcha por la oenegé montillana Fundación Social Universal (FSU) dirigido a la mejora del expendio de alimentos para los estudiantes de 10 centros educativos rurales de Inicial y Primaria del Valle del Cusco (Perú).



“El convenio permitirá una nueva intervención en Perú, que tiene el objetivo de combatir los altos índices de desnutrición y anemia en el país en general, pero que afecta sobre todo a las comunidades rurales andinas, y de manera muy especial a la infancia", señaló Juan Manuel Márquez, coordinador general de la FSU.

Para ello, esta iniciativa solidaria trabajará durante todo un año con cerca de 900 personas con el objetivo de acabar con un difícil acceso a una alimentación adecuada que provoca anemia entre el 52,9 por ciento de los menores de cinco años, y desnutrición a cerca del 40 por ciento de la población.

Este proyecto, ejecutado por el Centro Guaman Poma de Ayala, propiciará mejorar el trabajo coordinado con las municipalidades en el control del expendio de alimentos saludables en escuelas rurales de diez comunidades de cinco distritos del Valle del Cusco. Para ello contará con un presupuesto cercano a los 23 600 euros, aportando cada ayuntamiento un montante aproximado de cinco mil euros.

"El compromiso de la Diputación de Córdoba con la Cooperación Internacional es denominador común desde hace muchos años. Este programa demuestra también el compromiso de los municipios que hoy estamos firmando este convenio, siempre de la mano de la FSU, que nos da la garantía de que hay una institución importante que lleva mucho tiempo trabajando en aquel territorio para que el proyecto tenga los resultados que todos esperamos", destacó, al respecto, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Durante su desarrollo, se implementará en cada institución educativa un sistema de capacitación modular en hábitos saludables en las escuelas, manipulación y expendio de alimentos, reconocimiento de alimentos con componentes que evitan la anemia y la malnutrición, y revaloración de alimentos andinos, con alto componente nutricional y otros.

Asimismo se instalarán biohuertos escolares, desarrollarán sesiones demostrativas de preparación y se elaborará una guía de preparación de refrigerios saludables en cada escuela, se organizarán eventos y se publicarán materiales sobre alimentos con alto contenido de hierro para combatir la anemia.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos