:::: MENU ::::

18 de octubre de 2019

  • 18.10.19
Montilla acogió anoche el acto de recepción a las decenas de profesionales sanitarios que a lo largo de la jornada de hoy participan en la 42.ª Reunión del Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC), programa pionero fundado en 1976 para investigar las causas de estos problemas de cara a poder prevenirlos y conseguir así que el desarrollo embrionario y fetal no se altere, buscando como meta final que todos los niños nazcan sanos.



El encuentro, dirigido a la actualización de todos los profesionales que participan en el ECEMEC, ofrece a los asistentes diferentes ponencias de manos de prestigiosos investigadores en la materia, que realizaran un repaso por los defectos congénitos más prevalentes, como son el Síndrome de Beckwith-Wiedeman, el Síndrome de Kleegstra, Síndrome de Wolf-Hirschhorn o el Síndrome Alcohólico Fetal, entre otros, así como la evolución de su detección y tratamientos.

"La característica principal de este estudio es el hecho de colaborar entre todos los hospitales participantes para profundizar en el estudio de unas malformaciones que causan mortalidad y discapacidad entre los niños, con el objetivo de mejorar la detección de estos problemas, pero también sus tratamientos", explicó la pediatra y la coordinadora del ECEMC, Eva Bermejo, quien detalló que actualmente se desconoce el origen de un 60 por ciento de los defectos congénitos.

Por su parte, la pediatra del Hospital Comarcal de Montilla, Francisca Luisa Gallardo, responsable en el centro montillano del grupo de investigación del ECEMC, destacó la importancia de contribuir en este estudio –en el que participan en torno a 400 médicos de toda España e incluso del extranjero– para incrementar el conocimiento de los propios profesionales sobre estos defectos congénitos.

"Las malformaciones congénitas son muy frecuentes pero, individualmente, son raros, por lo que un médico solo puede llegar a pocas conclusiones pero, gracias a este espacio en el que compartir conocimientos, podemos llegar a datos más fiables", destacó Gallardo.

El Hospital de Montilla, a través de la Línea Materno-Infantil y Pediatría, viene colaborando desde enero de 2005 en este proyecto, estando desde siempre muy comprometido. La implicación del Hospital de Montilla con este tema le ha llevado a intensificar desde hace cuatro años las acciones que desarrolla para dar a conocer los defectos congénitos y sus medidas de prevención.

Precisamente por ello, el centro montillano recibió recientemente, de manos de la Organización de esta onomástica mundial, el certificado Platino, máximo reconocimiento otorgado a organismos participantes en la labor de visualizar y prevenir las malformaciones congénitas a través de redes sociales y sesiones informativas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos