:::: MENU ::::

28 de septiembre de 2019

  • 28.9.19
La Cofradía de la Viña y el Vino de Montilla regresó anoche a la que fue su primera sede, la Casa del Inca Garcilaso, para celebrar el acto de nombramiento de su nueva preceptora, y la primera mujer en formar parte de esta orden de reciente creación, la fiscal encargada de los delitos de odio en Córdoba, Lucía Chacón, Preceptora Yema, siguiendo la estela de antiguos compañeros en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) como Francisco Montes, José Ignacio Cubero o Elías Fereres.



El encargado de defender el ingreso de Chacón a esta orden creada el pasado año con el objetivo de "dotar de ortodoxia y rigor las actividades de la Cofradía" fue Francisco Criado, Cofrade Pajuelo, quien destacó los merecidos "méritos, cualidades humanas y relación con Montilla" que guarda la fiscal cordobesa.

Así, Criado recordó que Chacón ha participado en todas las jornadas sobre la historia de Montilla que ha organizado el Ayuntamiento de Montilla junto con la Universidad de Córdoba y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Morilles, coordinadas con Francisco Montes; además de en el tradicional acto de la Sentencia que anualmente organiza la Centuria Romana Munda.

"Es un orgullo que me hayan propuesto como preceptora por mi implicación con Montilla, donde llegué de la mano de Francisco Montes para participar en las Jornadas de Historia, y a partir de las cuales me introduje en la sociedad de Montilla; pero también es un orgullo mi nombramiento como mujer, porque si bien la Cofradía ha nombrado a Carmen Calvo como cofrade y a otra mujer como embajadora, se sigue abriendo camino para que cada vez sean más mujeres en el mundo del vino", reconoció Chacón tras su nombramiento como Preceptora Yema.

Una satisfacción "personal" que, según adelantó la fiscal, desarrollará "con gran honor" para dar a conocer la riqueza de los vinos de Montilla-Moriles en todo el mundo. "Espero defender estos vinos como se merecen, y dar a conocer todas sus bondades, en un momento en el que la gastronomía y el vino son muy valorados en todo el mundo", señaló.



Desde su fundación en 1990, los integrantes de este colectivo han demostrado su compromiso con la promoción y con la defensa de los caldos que se elaboran en la zona. No en vano, la Cofradía de la Viña y el Vino tiene como principal objetivo contribuir al conocimiento de las excelentes cualidades de los vinos de la Denominación de Origen Montilla-Moriles a través de la organización de actos periódicos de carácter cultural como son las Exaltaciones y Salutaciones al Vino, así como ceremonias de investidura de nuevos Cofrades, Cofrades de Mérito, Embajadores y Mentores a personas que destacan por la defensa y vinculación al vino de Montilla.

El colectivo, del que forman parte personalidades de la cultura como el Nobel Mario Vargas Llosa, el escritor Antonio Gala o el conocido hispanista Ian Gibson, también organiza anualmente la Ruta de los Lagares de Montilla-Moriles, fomentando además el hermanamiento con denominaciones de origen de productos afines al vino.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos