:::: MENU ::::

16 de septiembre de 2019

  • 16.9.19
Aguas de Montilla, la empresa mixta que gestiona el ciclo integral del agua en la localidad, se encuentra inmersa en las labores de mantenimiento y limpieza de la red de alcantarillado de la localidad. En los últimos meses se ha intensificado dichos trabajos en previsión de la cercanía del periodo otoñal de lluvias con el objetivo de estas instalaciones se encuentren en óptimas condiciones.



Gracias a esta campaña, que se realiza periódicamente, se consigue que las alcantarillas se encuentren al máximo de su capacidad hidráulica para transportar las aguas caídas y evitar posibles daños. Como es habitual, se presta especial atención a la limpieza de las zonas de la ciudad que más sufren los efectos de la lluvia, como las avenidas de la Constitución y Marqués de la Vega de Armijo.

Dentro la planificación anual, durante los meses de septiembre e inicios de octubre Aguas de Montilla lleva a cabo las labores de limpieza intensiva de los imbornales y redes de alcantarillado de la ciudad. Estas actuaciones complementan a las realizadas durante todo el año, efectuándose más de 300 revisiones en las siete estaciones de bombeo de las que dispone la población. También se limpian con asiduidad las rejas de desbaste de las estaciones de bombeo, así como las cámaras, arquetas y alivios, que están contralados vía web.

En la actualidad la empresa mixta gestiona más de 96,5 kilómetros de red de alcantarillado y colectores, 2.257 imbornales, 2.515 pozos de registro y 7 estaciones de bombeo. En este sentido, Aguas de Montilla recuerda que el uso inadecuado de rejas e imbornales o de los sistemas de alcantarillado de las viviendas puede provocar averías y situaciones de peligro en el sistema general de alcantarillado de la ciudad.

Entre estos usos inapropiados están la eliminación a través del inodoro de las toallitas húmedas de baño, que acaban formando atascos en las redes de alcantarillado o bien en las estaciones de bombeo, poniendo en serio peligro el funcionamiento del sistema general de evacuación de aguas.

Con todo, Aguas de Montilla destaca que en los últimos años se ha logrado un descenso de la limpieza correctiva de imbornales gracias al efecto de las campañas de concienciación que la compañía lleva a cabo a lo largo del año y a la gestión más eficiente de estas infraestructuras.

"Los habitantes de Montilla son cada vez más conscientes de la importancia de no tirar escombros, basuras y líquidos inflamables a la red de alcantarillado", apuntan desde Aguas de Montilla, que recuerdan que, por la acción del viento y del agua de lluvia, los papeles, envoltorios, colillas, botellas y demás basura que se tira al suelo acaba en los caños o imbornales, atorándolos y evitando que puedan drenar el agua, lo que termina anegando las calles.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos