:::: MENU ::::

25 de julio de 2019

  • 25.7.19
Excepto en casos en los que la documentación brilla demasiado por su ausencia (como la saga de “Misión Imposible” o el reciente estreno de Netflix “Criminales en el mar”), los españoles adoramos vernos retratados en la industria cinematográfica. Afortunadamente y por la riqueza natural e histórica de nuestro país, cada vez más a menudo series tan importantes como Juego de Tronos también sitúan muchas localizaciones para sus escenas en ciudades y pueblos españoles, pero esta no es la única industria que apuesta por España como encuadre paisajístico o cultural como recurso: también los juegos, de diversas índoles, tienen muy presentes ciudades como Barcelona, Segovia y por supuesto Madrid.



No podemos dejar pasar el famoso Monopoly con sus calles madrileñas y sus estaciones de trenes. El clásico juego sigue siendo uno de los favoritos, y ha dado el salto del tablero a las videoconsolas e incluso a los manteles de McDonald’s este verano. Pero no es el único juego que tiene su versión para pantallas: las máquinas tragaperras desde hace unos años se han convertido en uno de los mayores reclamos de los casinos online, gracias, entre otras cosas, a su facilidad para incluir las temáticas más candentes: super héroes, músicos famosos o series de televisión con mucho éxito. Se pueden jugar con dinero pero también existen tragaperras gratis, y entre ellas podemos encontrar Olé España, desarrollada directamente por 888, y que desde su estreno acapara cada vez más aficionados. Por lo pronto su mecánica es tan sencilla como la de cualquier otra pero sus gráficos emocionan y enorgullecen a muchos españoles que pueden encontrar desde imágenes del Parque Güell de Barcelona hasta el museo Guggenheim de Bilbao, pasando por escenas de encierros de los San Fermines o la Alhambra de Granada. Un espectáculo visual que engancha. De hecho no sólo gusta a españoles sino que suele tener excelentes valoraciones en el extranjero. No es la única tragaperras ambientada en España, también existe por ejemplo La Taberna, pero en este caso sustituimos los monumentos y fiestas por jamones y símbolos tradicionales como en cualquier otra slot.

Las pantallas de las salas recreativas, no obstante, llevan incluyendo imágenes españolas desde hace ya bastante tiempo. Aquellos que pasaron los 80 y los 90 jugando en máquinas de videojuegos, recordarán al famoso personaje de Street Fighter llamado Vega, de origen español, aunque a muchos se nos quedaba la cara de póker al ver su melena rubia y su máscara, pero eso sí, los pantalones de torero eran fácilmente reconocibles. Uno de sus movimientos ninja se llamaba, directamente, Barcelona. Además, uno de los escenarios de este título representaba una fiesta flamenca, y no es el único juego de lucha que hace alusión a fiestas famosas de España: también en Tekken 6 peleaban en una auténtica Tomatina, y el personaje español era Miguel Caballero Rojo.

En cuanto a localizaciones, también las hemos visto en los videojuegos desde el Super Pang y su Alcázar de Segovia hasta el circuito de Madrid en el juego de carreras Gran Turismo 5, que nos llevará desde la calle de Alcalá hasta el Paseo del Prado. Recorrer la zona en un Ferrari es un sueño realizable a través de este título. También Assasin’s Creed recrea una Alhambra muy realista, y en Wheelman las carreras pasan por algunos lugares emblemáticos de Barcelona como la Sagrada Familia o las Ramblas.



Por supuesto, hay un género que no podría pasar sin ubicarse en nuestro país, y es el de los juegos de Fútbol. Con equipos de alcance internacional y poseedores de grandes copas como las de la Champions League o el Mundial de Fútbol, los simuladores deportivos Fifa y Pro Evolution Soccer han ubicado encuentros en España en diferentes ediciones, desde el FIFA 95 hasta el PES 2015 (entre otros). En cuestiones deportivas seguimos también en la línea del tenis, con títulos como Virtua Tennis en dos de sus ediciones, y es que España tiene deportistas de élite en muchas disciplinas, lo que atrae a los desarrolladores a plasmar nuestras ciudades en sus escenarios. Y hay muchos más géneros géneros de juegos que han elegido ciudades españolas para recrear escenas, como Broken Sword: La leyenda de los templarios, Rock Band 2, de género musical, o Tom Clancy’s en diferentes títulos de la saga. Quizá uno de los más llamativos sea Harry Potter: Quidditch Copa del Mundo.

No podemos olvidar que España, aún siendo un país pequeño, puede presumir de tener ciudades de interior y de exterior, paisajes de montaña, pero también desérticos, y sobre todo, mucha agua dulce en su interior. Además, su agitada trayectoria histórica ha derivado en una diversidad arquitectónica y cultural, pasando por la gastronomía, las lenguas y dialectos y la vestimenta típica, lo que hace que, simplemente, cualquier cosa que busquemos para inspirarnos podamos hallarla fácilmente en nuestro país, y cada vez con mayor frecuencia, España es una de las opciones más barajadas para localizaciones, sea en la industria del cine o en la del juego.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos