:::: MENU ::::

11 de septiembre de 2018

  • 11.9.18
El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha puesto en marcha una investigación para determinar la autoría de los numerosos casos de envenenamiento de animales que se han registrado en el casco urbano de Montilla y que han generado un importante número de denuncias en los últimos días, así como una importante alarma social entre los propietarios de mascotas.



Según denunció hace unos días el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), el número de perros y gatos envenenados por consumir cebos manipulados y colocados en calles y plazas de la localidad supera la decena y, en algunos casos, se han visto afectados ejemplares de las colonias felinas controladas por el Ayuntamiento de Montilla a través de un proyecto pionero puesto en marcha a mediados de 2015.

Tal y como explicó entonces la teniente de alcalde de Servicios, Obras Públicas, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, el programa de control de colonias de gatos se centra desde hace tres años en la localización de las hembras para castrarlas o esterilizarlas químicamente, mientras que las crías que se van detectando se recogen para entregarlas en adopción a personas interesadas.

Sin embargo, algunos de estos ejemplares han muerto en las últimas semanas. Según PACMA, los casos de envenenamiento "se han producido en diferentes puntos del entorno urbano de Montilla y han causado la muerte de la mayoría de los afectados". A través de un comunicado, el colectivo recuerda que se trata de un delito "castigado por el Código Penal con una pena máxima de dos años de prisión", además de ser "un riesgo para la salud pública".

De hecho, según denuncian algunos de los propietarios de mascotas afectados por este problema en la página de Facebook Montilla, animales abandonados, perdidos o encontrados, muchos de los casos detectados se han registrado en espacios públicos como el Paseo de Cervantes o en el Llano de Palacio, donde se localiza una de las colonias felinas controladas a través del plan municipal.

Por ello, desde PACMA reclaman al Ayuntamiento que, ante la gravedad de estos hechos, "actúe de inmediato y abandone su pasividad ante esta situación". En este sentido, el Partido Animalista recuerda que en los años 2016 y 2017 se registraron algunos casos de envenenamiento "que fueron ignorados por las Fuerzas de Seguridad y por el propio Ayuntamiento".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos