:::: MENU ::::

2 de noviembre de 2017

  • 2.11.17
El Teatro Garnelo, que se encuentra en plena conmemoración de su centenario, inauguró ayer tarde una exposición permanente de afiches con algunos de los grandes clásicos proyectados en las salas de cine de la ciudad. La colección, cedida por el propietario de los extintos cines Ideal, Imperio, Cinema Palacio y Jardín Cinema, Isidoro Jiménez, recorre a través de 25 grandes títulos las películas que marcaron el séptimo arte desde los años treinta a finales de los sesenta.



La teniente de alcalde del Área de Sociocultural, Conchi Espejo, destacó que esta exposición "recoge un momento histórico" de la historia del cine en la ciudad y recalcó que "es un regalo para los montillanos gracias a la generosidad de Isidoro y su familia".

"Esta exposición ha sido una iniciativa del propio Isidoro Jiménez, incluso antes de que comenzara a gestarse la celebración del centenario del Teatro Garnelo, por lo que estamos muy agradecidos", destacó Conchi Espejo.

Por su parte, el empresario montillano mostró su satisfacción por poder mostrar su colección personal de afiches a los montillanos, tras más de cincuenta años conservando algunas de estas piezas que, como apuntó, "traerá grandes recuerdos a los montillanos". Según Jiménez, "ver estas carteleras permite volver a los años cuarenta, cincuenta y sesenta, por lo que es una exposición muy emocionante".

En concreto, la familia Jiménez ha cedido un total de 25 afiches originales de "películas de mucho éxito" como Gilda, Desayuno con Diamantes o La tentación vive arriba, entre muchas otras. Precisamente, la inauguración de la exposición estuvo acompañada de la proyección de la popular comedia estadounidense Desayuno con diamantes, dirigida en 1961 por Blake Edwards y protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard.



En este sentido, la teniente de alcalde del Área Sociocultural adelantó que el objetivo es iniciar un ciclo de cine clásico con algunos de los títulos de los 25 afiches expuestos, entre los que se encuentran joyas como Blancanieves y los siete enanitos, del año 1937; Cumbres borrascosas, de 1939; Cantinflas en el Circo, de 1943; La gata sobre el tejado de zinc, de 1958; o Por un puñado de dólares, de 1964.

Isidoro Jiménez Hidalgo hizo de su pasión por el cine un modo de vida a lo largo de más de tres décadas, desde que en 1946 pusiera en marcha su primer cine. A la corta edad de 15 años, y con el apoyo de su padre, Jiménez puso en marcha un cine de verano, el Cinema Palacio, que poco a poco fue creciendo, a la vez que decidía abrir nuevas salas, tanto en Montilla como en otras localidades cercanas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos