:::: MENU ::::

16 de octubre de 2016

  • 16.10.16
Studio 52-Juan Bernier, la prestigiosa galería de arte cordobesa enclavada en Ronda de Tejares, en pleno corazón de la capital, ha abierto este fin de semana su nueva temporada expositiva con una muestra monográfica dedicada a Luis Cárdenas, en la que el pintor, escultor y poeta montillano ofrece un recorrido por sus pinturas metafísicas, a la vez que permite atisbar la evolución que ha experimentado su personal e inconfundible estilo.



A lo largo de dieciséis obras de mediano y gran formato, el autor de Lo Eterno Regalado –que expuso en este misma sala hace más de cuatro décadas– muestra hasta final de mes –y en horario de 17.00 de la tarde a 21.00 de la noche– algunas de las creaciones que ha preparado para su retorno a París a finales del próximo mes de enero con un nuevo proyecto pictórico que lo llevará hasta la Galería Monod, en el corazón mismo del populoso barrio de Grenelle, donde el polifacético artista confía en darse a conocer "al mundo entero" con una selección de sus obras más recientes.

La obra de Luis Cárdenas –que no se limita exclusivamente a la pintura y a la escultura sino que también abarca otros ámbitos de expresión como la poesía o la fotografía–, también ha sido admirada en salas de exposiciones de toda España, destacando muestras en la Galería Monroe's de Barcelona, la Sala de Exposiciones de Marbella, la Galería Mistral de Sevilla o las Salas Jorge Ontiveros de Madrid y Chagall, en Mieres (Asturias).

En 1987 publica su primer libro de poemas, Náufrago en Mí, diseñado por él mismo, con poemas dorados sobre un fondo completamente negro. En 1990, Ediciones Fernán-Gómez le dedica un libro monográ fico sobre su pintura dentro de la Colección de Artistas Españoles Contemporáneos, en edición bilingüe en español y en inglés.

Cárdenas participó en Madrid junto con otros artistas, provenientes algunos de la Movida Madrileña, en el Manifi esto Caos, a través del que organizan exposiciones muy divulgadas por la prensa nacional por irreverentes algunas, caóticas muchas y transgresoras todas, en la galería Tate-Tate, fundada por ellos mismos en pleno corazón del barrio de Chueca.

En 1991, Luis Cárdenas expuso con gran éxito de crítica su colección en la Trading Hispania de Tokio (Japón). Tres años más tarde obtuvo el Premio a la Mejor Fotografía en Color en el VI Certamen “Premio Almedina” de Baena (Córdoba) y, en 1995, el máximo galardón en el III Certamen Fotográfico “Antonio López Calzado” de Andujar (Jaén).

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos