:::: MENU ::::

23 de octubre de 2016

  • 23.10.16
El Ayuntamiento de Montilla se ha adherido formalmente al convenio marco sobre Reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), firmado entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada (SCRAP), por el que se promueve el correcto proceso de recuperación de los RAEE entre los firmantes del mismo.



En virtud de lo establecido en dicho convenio marco, la Consejería, la FAMP y los SCRAP se comprometen a mejorar la eficacia de los sistemas de recogida y almacenamiento selectivo de los RAEE, que redunda en una mejora calidad del servicio de gestión a prestar pos los gobiernos locales y en una mejora de la financiación de dicha gestión por parte de los SCRAP.

La firma de adhesión al convenio marco persigue un doble objetivo para Montilla. Por un lado, la mejora de estos servicios reducirá la contaminación que estos aparatos generan tras su vida útil. Por otro, estos propósitos implican un aumento de la actividad económica del sector, que emplea en Andalucía a 23.000 personas y genera una facturación que alcanza los 2.200 millones de euros.

El Reglamento de Residuos de Andalucía establece la obligatoriedad de celebrar convenios de colaboración para garantizar la participación en la consecución de los objetivos establecidos de todos los operadores económicos y las autoridades públicas competentes. Para ello, la normativa acuerda la financiación de la recogida selectiva y la gestión de los residuos, asegurando que los sistemas de gestión sufraguen íntegramente su coste, acordándose el modelo de cálculo del coste por parte de las entidades locales.

Gestión de los RAEE

Se definen los aparatos eléctricos y electrónicos como aquellos que necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 vatios (en corriente alterna) y 1.500 vatios (en corriente continua), y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos. En el momento en que su poseedor decide deshacerse de ellos, se convierten en RAEE.

La obligación de tratar estos residuos de un modo especial viene dada por el Real Decreto 110/2015, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados, entre los se encuentran los proveedores de productos, comerciantes, administraciones y usuarios. Asimismo, determina las vías de recuperación de los RAEE a través de la red de puntos limpios que en Andalucía alcanza los 190 espacios, repartidos por todas las provincias y gestionados por los municipios titulares.

Además de los puntos limpios, los establecimientos vendedores de aparatos eléctricos y electrónicos están obligados a retirarlos una vez cumplen su vida útil, asumiendo su correcta gestión ambiental. En este sentido, los sistemas colectivos son las entidades que los productores de electrodomésticos, lámparas y baterías determinan para el reciclaje de RAEE.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos