:::: MENU ::::

2 de julio de 2016

  • 2.7.16
El famoso escritor francés Jean de La Fontaine, autor de la fábula La cigarra y la hormiga, solía afirmar que “por su obra se conoce al artesano”. Por eso, la Asociación Cultural de Artesanos de Montilla “Solano Salido" quiso anoche dar un paso más no solo para dar a conocer sino, además, para reconocer la trayectoria de tres profesionales de la localidad que han destacado en el campo de la artesanía y que, para muchos paisanos, han pasado desapercibidos.





El patio central del Ayuntamiento de Montilla acogió anoche la entrega de los Premios Artesanos del Año que, en su tercera edición, recayeron en Mariano Fernández Luque, uno de los referentes de la prestigiosa hojalatería montillana, y en el tonelero Manuel Cabello Márquez, cuyos barriles de roble americano pueden disfrutarse en bodegas de vinos y de whiskies de países como Estados Unidos, Rusia, Noruega o Escocia.

A su vez, Joaquín Luque Moreno fue distinguido como Socio de Honor de la Asociación “Solano Salido”, en reconocimiento a su compromiso en la recuperación del oficio de la vareta de olivo, que transmite en la actualidad a sus jóvenes alumnos en diferentes talleres.

Después de felicitar a la Asociación "Solano Salido" por “el trabajo que está realizando para salvaguardar el patrimonio que suponen todos los oficios artesanales”, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, defendió que “la artesanía no es algo del pasado, sino que representa una fuente de empleo para el futuro que ofrece oportunidades de emprendimiento”.



Ante un gran número de montillanos que se dieron cita en la Casa Consistorial para arropar a los galardonados en esta tercera edición de los Premios Artesanos del Año, Rafael Llamas elogió a los premiados y reconoció públicamente tanto al artista que da nombre al colectivo, Francisco Solano Salido –presente en el acto–, como al presidente de la asociación, José Luis Márquez, de quien el regidor alabó su “trabajo” y su “entrega” por Montilla.

Tras el acto de entrega de premios, se procedió a la inauguración, en el Salón Municipal San Juan de Dios, de la III Muestra de Artesanía de Montilla, que permitirá disfrutar hasta el próximo día 10 de julio de la multitud de técnicas artesanales que se llevan a cabo en Montilla, algunas de las cuales han sido recuperadas por la propia Asociación Cultural de Artesanos “Solano Salido" en los talleres formativos que imparte a lo largo del año.

Junto a los trabajos de los artesanos locales, la tercera muestra de la Asociación "Solano Salido" ofrece la posibilidad de conocer las labores realizadas por los alumnos de los diferentes talleres que se imparten en el Centro de Artesanía ubicado en la planta baja de la antigua Casa de la Cultura, frente a las Escuelas del Pescao. Entre ellos, destacan las labores de crochet, bajo la dirección de Sierra Escribano; modelados de barro, coordinados por Rosa Martínez; trabajos de vareta de olivo de los alumnos de Joaquín Luque; o pintura en tela, a cargo de los pupilos de Teresa Sánchez.





Precisamente, la puesta en marcha del Centro de Artesanía en la localidad ha sido la gran apuesta del colectivo de artesanos por promocionar estas técnicas como "motor de desarrollo socioeconómico" en Montilla, que permite complementar la oferta turística, monumental, rural o gastronómica.

En este sentido, desde la Asociación "Solano Salido" destacan que la artesanía "genera empleo especializado con una inversión relativamente baja", toda vez que representa uno de los mayores yacimientos de emprendedores y, muy especialmente, de emprendedoras, además de un factor importante, sobre todo en zonas de escasa industria, donde la mayor parte de la población subsiste con monocultivos o con ingresos procedentes del sector servicios.

"La artesanía puede actuar como un recurso de importancia creciente en el desarrollo de sectores económicos emergentes como el turismo cultural y el rural", defienden desde la asociación que preside José Luis Márquez.

Para ello, en este Centro de Artesanía se pretende llevar a cabo la implantación de exposiciones permanentes de artesanía y la realización de talleres a lo largo del año, que retomarán su actividad tras los meses de verano, con una amplia oferta formativa que irá desde la cerámica al bolillo, el pirograbado o los trabajos de cuero, entre otros.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos