:::: MENU ::::

26 de enero de 2016

  • 26.1.16
Potenciar el turismo enológico como motor de desarrollo económico. Ese es el objetivo del programa Experiencias Vitivinícolas en Al-Andalus (EVA), que lidera el Ayuntamiento de Montilla, en colaboración con la localidad onubense de La Palma del Condado y las portuguesas de Lagoa, en el Algarve, y Reguengos de Monsaraz, en el Alentejo, y que opta a recibir una subvención de fondos europeos que supera los 540.000 euros hasta el año 2019.



El concejal de Promoción Económica, Innovación y Comercio, Manuel Carmona, resaltó ayer la “importancia” del turismo y del vino como “pilares de la economía montillana”, de ahí que manifestara la necesidad de “dar un empuje al sector enoturístico con esta iniciativa”, que cuenta con un presupuesto global de más de 1,2 millones de euros, cofinanciado al 75 por ciento por la Unión Europea, mientras que el 25 por ciento restante lo asumirían los municipios implicados.

Por su parte, el concejal de Promoción, Turismo y Festejos, Antonio Agustín Ligero, resaltó el interés del actual equipo de gobierno por el turismo enológico y por la idea de “unir Andalucía con otras dos regiones portuguesas, dentro de una ruta común que permitirá concebir el turismo desde otro punto de vista”, según explicó.

De esta forma, el programa EVA pretende aglutinar el potencial del mundo enológico como reclamo turístico con otros elementos culturales y gastronómicos que, en su conjunto, constituyen “una excelente oferta turística para el visitante”, a juicio de Antonio Agustín Ligero, quien avanzó que la iniciativa se articula en torno a cuatro tipo de estrategias con sus respectivas actuaciones.



“Por un lado se va a trabajar en el diseño del geodestino EVA, en el que se incluirán los recursos disponibles, la demanda existente, el perfil del posible visitante, el diagnóstico de la situación y la valoración de los resultados obtenidos”, comentó el responsable municipal de Turismo, quien confirmó que “en un paso posterior se creará un geoportal que permitirá al visitante diseñar itinerarios personalizados conociendo la oferta de interés que tiene a su disposición”.

El programa EVA implicará igualmente el diseño de eventos vinculados a la gastronomía y al vino “que completen la oferta existente actualmente”, para concluir con la promoción de estos eventos. Una oferta turística y cultural que, para Antonio Agustín Ligero, “supondrá un beneficio para las empresas de Montilla”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos