:::: MENU ::::

26 de octubre de 2015

  • 26.10.15
Reducir costes y minimizar las molestias a los vecinos. Esas serán las dos “premisas fundamentales” que marcarán el trabajo del Área de Obras Públicas del Ayuntamiento de Montilla en las distintas actuaciones que se llevarán a cabo por parte de la institución municipal, tal y como puso de manifiesto el alcalde, Rafael Llamas, durante la visita que cursó a las obras de reurbanización de la calle Virgen de las Viñas, en la barriada de El Gran Capitán.



El regidor montillano, que estuvo acompañado por la teniente de alcalde de Servicios, Obras Públicas, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, defendió la necesidad de “planificar mejor las obras que lleva a cabo el Ayuntamiento en el viario público” para “optimizar los recursos” y para “minimizar las molestias que cualquier obra genera entre el vecindario”.

“No entendemos que en una remodelación del acerado no se registren y no se saneen las infraestructuras urbanas”, declaró Rafael Llamas, en alusión a la reurbanización de la calle Virgen de las Viñas, cuya obra había proyectado el anterior equipo de gobierno sin haber contemplado la sustitución de las redes de abastecimiento de agua. “Para nosotros es fundamental planificar las obras, especialmente cuando se actúa sobre el pavimento, ya que no tiene sentido hacer obras sobre obras y levantar mañana lo que se ha hecho hoy”, comentó.

En ese sentido, el equipo de gobierno ha atendido las peticiones de los vecinos de la zona, que venían reclamando al Consistorio que aprovechase las obras en los acerados para reemplazar las tuberías de fibrocemento –que contienen amianto– por otras más seguras. “Gracias al acuerdo que este equipo de gobierno ha alcanzado con Aguas de Montilla, hemos decidido implantar canalizaciones de fundición dúctil que, además de contar con una mayor resistencia, no llevan aparejados los problemas que puede provocar el fibrocemento”, recalcó el alcalde.

“A partir de ahora, el Ayuntamiento analizará todas las canalizaciones subterráneas de las calles en las que se actúe para, en caso necesario, reemplazarlas por otras más adecuadas y, de este modo, prevenir futuras averías”, anunció Rafael Llamas, quien hizo hincapié en que, a diferencia de otras actuaciones recientes llevadas a cabo en la barriada de El Gran Capitán, las obras de la calle Virgen de las Viñas “cumplirán con las normas de accesibilidad que marca la ley y que permitirán que los ciudadanos tengan una movilidad suficiente”.

Obras Profea 2015

Las actuaciones que se están llevando a cabo en la barriada de El Gran Capitán forman parte de los Planes de Fomento del Empleo Agrario (Profea) que el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) aprobó para el año 2015 en Montilla y que permitirán actuar, igualmente, en el cementerio municipal y en el nuevo Punto Limpio que el Ayuntamiento está levantando en la zona de ampliación del polígono industrial Llanos de Jarata.

En total, las obras Profea permitirán contratar a 113 trabajadores del régimen agrario, gracias a un presupuesto que supera los 270.000 euros. “La mano de obra es sufragada por el SPEE, lo que constituye el 60 por ciento del total del presupuesto, mientras que el 40 por ciento restante, que se corresponde con los materiales, es sufragado por la Junta de Andalucía y por la Diputación”, precisó la edil montillana.

Del presupuesto global con el que cuentan las obras Profea 2015, 40.500 euros se destinarán al adecentamiento de la cara exterior de los cerramientos sur y oeste del cementerio de San Francisco Solano, una actuación que requerirá a 23 trabajadores a lo largo de dos meses.



Por otro lado, la ejecución de la segunda fase del Punto Limpio –que se centrará en el cerramiento perimetral del recinto y en la pavimentación de los patios– requerirá la mano de obra de 36 trabajadores, contando con un presupuesto de casi 116.000 euros. La última de las obras Profea que ya han comenzado es la que se está llevando a cabo en la calle Virgen de las Viñas. “Se trata de la primera de dos fases, que permitirán ampliar los acerados de esta vía, además de implantar nuevos imbornales de recogida de aguas pluviales y mejorar las acometidas domiciliarias de abastecimiento y alcantarillado”, explicó Raquel Casado.

Como novedad este año, y atendiendo a los informes técnicos en materia de Prevención de Riesgos Laborales que ha elaborado tanto el Ayuntamiento de Montilla como la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur, los trabajadores que están participando en el Profea están siendo sometidos a revisiones médicas antes de iniciar su labor.

“Además se les está impartiendo un curso de Prevención de Riesgos Laborales de 20 horas de duración, ya que los trabajadores que acceden a estos contratos proceden del sector agrícola”, indicó la teniente de alcalde de Obras Públicas, quien se mostró convencida de que “esta formación gratuita los capacita para poder trabajar en la construcción, ampliando por tanto su empleabilidad”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos