:::: MENU ::::

9 de enero de 2019

  • 9.1.19
El patio de la casa de San Juan de Ávila en Montilla ha acogido esta mañana la presentación del proyecto turístico Vitis Dei, una iniciativa del Obispado de Córdoba que, en colaboración con el Ayuntamiento de Montilla e instituciones como CaixaBank, persigue poner en valor la figura del Doctor de la Iglesia Universal en el Año Jubilar que dará comienzo el próximo 6 de abril, coincidiendo con la celebración de tres importantes efemérides en torno a esta figura.



"Este proyecto, que significa Viña de Dios, pretende unir el caudal cultural de Montilla y el papel que en la ciudad jugó esta cepa de Dios que fue San Juan de Ávila, de quien surgió tantos bienes y cuya trascendencia traspasa fronteras", ha destacado el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, sobre una iniciativa que, además de alentar la devoción hacia el santo, buscar acercar la "poliédrica" figura del Doctor de la Iglesia Universal desde todas sus facetas.

En este sentido, el obispo de Córdoba ha recordado que durante los 15 años en los que San Juan de Ávila residió en Montilla hasta su muerte, no sólo escribió importantes tratados para la modernización de la Iglesia como los Memoriales para el Concilio de Trento, sino que también impulsó uno de los momentos de mayor esplendor de la historia de la ciudad montillana.

Un proyecto "sostenido en el tiempo" que reivindica la vigencia de sus escritos y la impronta de su vida intelectual y espiritual. "Este proyecto nos permite continuar con el camino iniciado en 2012 para la puesta en valor de una figura poliédrica universal que pronto será reconocida como Hijo Adoptivo de Montilla", ha subrayado el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Visitas guiadas al patrimonio vinculado a la figura de San Juan de Ávila, desde su casa –que hoy ha estrenado un sistema de audios para favorecer la visita de sus diferentes estancias– hasta el Castillo de Montilla o la parroquia de Santiago, junt o con conferencias y exposiciones, serán algunas de las propuestas que formarán parte de Vitis Dei.

"Es un proyecto que transmite tres sensaciones: la responsabilidad de todas las instituciones para difundir este patrimonio humano; el compromiso con esta iniciativa, y la oportunidad para el desarrollo económico y la generación de empleo vinculado al turismo"; ha puntualizado el primer edil montillano.



El nuevo Año Jubilar en torno a San Juan de Dios dará comienzo el próximo 6 de abril de 2019 coincidiendo con el 125 aniversario de su beatificación. Unas semanas más tardes, el 10 de mayo, se conmemorarán los 450 años de la muerte del religioso y, finalmente, el cierre del Año Jubilar tendrá lugar el 31 de mayo de 2020, día en que se celebra los 50 años de su canonización por Pablo VI.

Un año que estará cargado de eventos, según adelantado el obispo de Córdoba, y que además dará paso a la celebración de un año jubilar recurrente. "Durante la celebración de este Año Jubilar, el 10 de mayo de 2020, el 451 aniversario del tránsito al cielo de San Juan de Ávila, caerá en domingo y por ello se ha solicitado que cada año que esta efeméride caiga en domingo sea año jubilar", ha anunciado Demetrio Fernández.

Doctor de la Iglesia

San Juan de Ávila fue fundador de centros de Teología y Humanidades en Baeza, Granada y Córdoba, así como de varios colegios en Jerez, Priego, Montilla, Úbeda, Sevilla, Alcalá de Guadaira, Palma del Río y Écija. Sus reliquias presiden el altar de La Encarnación, una iglesia situada en la calle Corredera cuya construcción comenzó en 1726 y que, por diversos avatares históricos, no fue concluida hasta 1944.

Orientador espiritual de San Francisco de Borja, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús y Fray Luis de Granada, este montillano adoptivo preparó escritos y memoriales para los concilios de Trento y Toledo, contribuyendo en gran medida a la posición preeminente que ostentó la localidad durante el Siglo de Oro.

El 7 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI proclamó Doctor de la Iglesia Universal a San Juan de Ávila. Dos minutos antes de que el reloj de la plaza de San Pedro marcara la diez de la mañana, el Sumo Pontífice reconoció el doctorado del asceta manchego, que nació en Almodóvar del Campo el 6 de enero de 1500, ante la presencia de decenas de montillanos que se desplazaron hasta Roma para presenciar en directo este acontecimiento histórico. Con esa proclamación, San Juan de Ávila se unía a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España como San Isidoro de Sevilla (560-636), Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y San Juan de la Cruz (1542-1591).

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos