:::: MENU ::::

28 de julio de 2018

  • 28.7.18
El Ayuntamiento de Montilla y la Diócesis de Córdoba trabajan conjuntamente en el diseño de un nuevo proyecto turístico que permitirá proyectar la figura del San Juan de Ávila entre quienes visiten la ciudad. La ruta Vitis Dei aglutinará los lugares y referencias históricas del Doctor de la Iglesia en un recorrido cultural y turístico en el que también están implicados los agentes turísticos de la localidad.



Con el objetivo de revitalizar la huella intelectual, social y religiosa que la vida de San Juan de Ávila dejó en Montilla, un equipo integrado por técnicos municipales y diocesanos recoge en estos días las propuestas de empresas turísticas y culturales interesadas en dinamizar este atractivo cultural que se verá fortalecido por nuevos proyectos didácticos, artísticos y patrimoniales con motivo de las celebraciones que se desarrollarán entre 2019 y 2020 con motivo del 450 aniversario de su muerte.

Asimismo, con el fin de incrementar el impacto de este proyecto cultural, se sigue reuniendo el patrocinio de empresas locales y foráneas interesadas en dar a conocer al santo que vivió y murió en Montilla. A este proyecto ya se ha adherido la Caixa, entidad que colaborará en el desarrollo de una de las propuestas más interesantes ligada al conocimiento de la hagiografía avilista.

El proyecto de difusión cultural quiere ser una oferta duradera para Montilla donde la figura de San Juan de Ávila representa una de las personalidades más relevantes de toda su historia por su contribución como humanista a las corrientes europeas del siglo XVI.

En concreto, San Juan de Ávila fue fundador de la Universidad de Baeza y numerosos centros docentes, además, aunque es poco conocida, desarrolló una significativa como inventor y fue un destacado escritor, experto en el género epistolar. Por todo ello, fue reconocido Doctor de la Iglesia en 2012.

Precisamente, la puesta en marcha de este nuevo proyecto turístico y cultural coincide con la reciente apertura del expediente para nombrar a San Juan de Ávila Hijo Adoptivo de Montilla, un proceso que se ha iniciado casi siete años después de un primer intento, siendo alcalde de la localidad Federico Cabello de Alba, que entonces no contó con los apoyos de IU y PSOE.

En este sentido, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, destacó la importancia de este nombramiento para "reconocer la influencia del Maestro Ávila en el pensamiento actual y poner en evidencia que Montilla ejerció de núcleo de difusión de dicho pensamiento es un valor del patrimonio cultural e histórico de Montilla que estamos obligados a conservar y difundir y que, con ocasión de la conmemoración el próximo año del 450 aniversario de la muerte en nuestra ciudad de San Juan de Ávila, va a otorgar a Montilla una oportunidad única para darse a conocer al exterior y propiciar la llegada de visitantes atraídos por ese rico patrimonio histórico, cultural y patrimonial montillano".

Doctor de la Iglesia

San Juan de Ávila fue fundador de centros de Teología y Humanidades en Baeza, Granada y Córdoba, así como de varios colegios en Jerez, Priego, Montilla, Úbeda, Sevilla, Alcalá de Guadaira, Palma del Río y Écija. Sus reliquias presiden el altar de La Encarnación, una iglesia situada en la calle Corredera cuya construcción comenzó en 1726 y que, por diversos avatares históricos, no fue concluida hasta 1944.

Orientador espiritual de San Francisco de Borja, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús y Fray Luis de Granada, este montillano adoptivo preparó escritos y memoriales para los concilios de Trento y Toledo, contribuyendo en gran medida a la posición preeminente que ostentó la localidad durante el Siglo de Oro.

El 7 de octubre de 2012, el Papa Benedicto XVI proclamó Doctor de la Iglesia Universal a San Juan de Ávila. Dos minutos antes de que el reloj de la plaza de San Pedro marcara la diez de la mañana, el Sumo Pontífice reconoció el doctorado del asceta manchego, que nació en Almodóvar del Campo el 6 de enero de 1500, ante la presencia de decenas de montillanos que se desplazaron hasta Roma para presenciar en directo este acontecimiento histórico. Con esa proclamación, San Juan de Ávila se unía a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España como San Isidoro de Sevilla (560-636), Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y San Juan de la Cruz (1542-1591).

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos