:::: MENU ::::

2 de junio de 2017

  • 2.6.17
Efectivos del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios trabajan desde hace unos minutos para tratar de extiguir un incendio de pastos en una de las laderas de la Cañada del Madroño, un sector de suelo situado entre las avenidas de Andalucía y de Europa y que se encuentra prácticamente sin urbanizar.



El siniestro, que no ha causado daños personales, ha arrasado una zona de pastos próxima a la calle Marqués de Priego, provocando la lógica alarma entre los vecinos, que han avisado de inmediato al servicio de Emergencias 112 Andalucía, que ha movilizado, junto a una dotación del Parque de Bomberos de Montilla, a varias patrullas de la Guardia Civil.

El incendio, que ha provocado una intensa humareda, no ha requerido el desalojo de ningún vecino, pese a la proximidad de un grupo de viviendas de la calle Marqués de Priego, una vía ubicada en las inmediaciones de la avenida de Andalucía donde se han repetido hechos de similar naturaleza en los últimos años por la presencia de rastrojos susceptibles de arder con facilidad.

El fuego que se ha declarado en la Cañada del Madroño ha coincidido prácticamente con otro incendio de pastos en las inmediaciones de la Cooperativa Nuestra Señora de la Aurora, por lo que los técnicos del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios no descartan que ambos sucesos estén relacionados y hayan sido intencionados.

Ayer mismo, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a través del Plan Infoca, alertó de que Andalucía se encuentra ya en época de "peligro alto" de incendios forestales, quedando prohibida la realización de barbacoas, quemas agrícolas, así como el paso de vehículos a motor por espacios forestales y zonas de influencia forestal en Andalucía.



La medida está regulada en función de la orden publicada en BOJA el 29 de mayo de 2009 que, con carácter permanente, establece las prohibiciones para todas las anualidades posteriores a su publicación, siendo una medida que está ayudando a reducir los fuegos por quemas y por barbacoas.

Las restricciones afectan a la quema de vegetación natural y también a la de residuos agrícolas y forestales. Del mismo modo, también queda prohibido encender fuego para la preparación de alimentos, incluyendo las zonas de acampada o zonas recreativas que estén acondicionadas para ello. Igualmente, se restringe el uso de vehículos a motor por zonas forestales y de influencia forestal.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos