:::: MENU ::::

18 de febrero de 2017

  • 18.2.17
La Plazuela de la Inmaculada se reabrirá de nuevo a la circulación con carácter semipeatonal tras la inminente recepción de las obras de remodelación del último tramo de la calle Corredera. Por ello, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Montilla convocó anoche una reunión con los comerciantes de la zona centro con el fin de conocer sus principales demandas ante la reapertura de esta vía.





Cerca de medio centenar de comerciantes se dieron cita en el salón de plenos del Consistorio para conocer, además, los objetivos marcados para esta zona de la ciudad a través del Plan Corredera, un documento de trabajo que persigue la revitalización económica del casco histórico, mediante la potenciación de la vida social y la mejora del entorno con espacios concebidos fundamentalmente para el peatón.

El encuentro contó con la participación del alcalde de Montilla, Rafael Llamas, que estuvo acompañado por el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Francisco García Zamora; por el concejal de  Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona; y por las concejalas de Comercio, Lola Casado, y de Patrimonio, María Luisa Rodas.

Durante el transcurso de la reunión, que se extendió por espacio de casi dos horas, los comerciantes denunciaron la falta de señalización para acceder al centro durante el desarrollo de las obras de la Corredera, así como la falta de aparcamiento.

"Los comerciantes nos han trasladado carencias que nosotros ya sabíamos, y que se derivan de las obras, que hemos intentado que se ejecutaran en el menor tiempo posible", apuntó el primer edil al término de la reunión. En ese sentido, Rafael Llamas se mostró convencido de que "ahora es el momento" de atender las demandas de una mejor señalización, una vez que se restablezca el tráfico en toda la zona centro de Montilla.

Con respecto a la inminente apertura de la Corredera en los próximos días tras la recepción de las obras, el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana reiteró que se mantendrá el carácter semipeatonal de la vía, permitiendo la circulación de autobuses, taxis, servicios sanitarios y vehículos autorizados.





Asimismo, para el resto de vehículos, se mantendrán habilitadas las actuales zonas de carga y descarga –en la esquina de la calle San Fernando y junto a la calle Herradores– a las que, según adelantó García Zamora, se les sumarán nuevos espacios en el entorno de la Plazuela "que se encuentran en estudio".

Nuevas zonas de aparcamiento

La carencia de zonas de aparcamiento en torno al centro de Montilla fue, sin duda, la principal demanda por parte de las decenas de comerciantes que anoche se dieron cita en el salón de plenos del Ayuntamiento, que reclamaron el uso del parking subterráneo de la plaza de la Rosa con unas condiciones más ventajosas, así como la creación de nuevas plazas de estacionamiento.

El alcalde de Montilla anunció que el equipo de gobierno está "estudiando la habilitación de nuevas bolsas de aparcamiento en el entorno de la Corredera", así como en la redacción del nuevo pliego de licitación de los aparcamientos de propiedad municipal –el de la Plaza de la Rosa y el de Ronda de Curtidores– "para que la tarifa sea mínima en horario comercial".

"Hay que pensar que el aparcamiento no tiene por qué estar localizado justamente en el centro, sino que hay que hacer un trabajo de concienciación para que se busque en las zonas periféricas, ya que también hay problemas de movilidad en las calles adyacentes al centro", puntualizó el alcalde.

No obstante, Rafael Llamas apostó por "consensuar" las medidas con todos los implicados para que "Montilla sea una ciudad mucho más habitable, con un centro histórico que genere oportunidades de negocio y permita poner en valor nuestro patrimonio cultural e histórico para, de este modo, favorecer el desarrollo turístico".

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ / JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos