:::: MENU ::::

28 de julio de 2016

  • 28.7.16
La última fase de remodelación de la calle Corredera, que afectará al tramo que discurre entre el callejón de El Peso y la Plazuela de la Inmaculada, obligará a la Policía Local a reordenar el tráfico en la zona centro de Montilla. Las obras, que serán ejecutadas por la empresa General de Estudios y Proyectos a partir del lunes, contarán con un plazo de ejecución de cuatro meses y han llevado al Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Montilla a diseñar una nueva reordenación del tráfico en el centro urbano para tratar de agilizar la circulación de vehículos.



De esta forma, la calle Ballén –donde se sitúa el Restaurante Don Quijote– cambiará su sentido para permitir que los vehículos que circulan por Puerta de Aguilar puedan desembocar en las calles San Francisco Solano o Enfermería, que se mantienen igual. Así, los conductores que deseen dirigirse desde ese punto hasta el entorno de la plaza de La Rosa, deberán tomar las calles La Almona y Alamillos o la calle Ancha para conectar con Juan Colín y, desde ahí, circular hacia la Cuesta del Muladar, Paseo de Cervantes, avenida de Granada, Llano de Palacio, Gran Capitán, Capitán Alonso de Vargas y San Juan de Ávila.

No obstante, también existe la posibilidad de tomar las calles Palomar y Zarzuela Baja o la calle Dámaso Delgado para, a través de las calles Altillos, Córdoba y Hermanos Garnelo, conectar con el entorno del Teatro Garnelo o de los Juzgados.

Los nuevos cambios en el tráfico, que fueron comunicados por el equipo de gobierno a vecinos y comerciantes de la zona centro durante el transcurso de una reunión que tuvo lugar en la tarde del pasado martes, también prevén el cierre al tráfico de la Corredera desde la calle Ballén hasta San Fernando, invirtiéndose el sentido de la circulación desde la plaza de La Rosa.

No obstante, desde el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento se insiste que el carácter de la Corredera se mantiene semipeatonal, de modo que tan solo podrán circular por ella vehículos de transporte de mercancías, de emergencias y residentes con cocheras en ese entorno.

De igual modo, dado que el proyecto de reforma de La Plazuela también contempla actuaciones en la calle Fernández y Canivell, donde se ubicarán los nuevos contenedores soterrados, la calle Escuelas también se verá afectada durante los cuatro meses en los que se llevarán a cabo las obras, si bien el Ayuntamiento ha previsto facilitar el acceso a quienes cuenten con una plaza de garaje en ese entorno, manteniendo igualmente el sentido de la circulación en las calles José María Carretero y en la Cuesta de las Caballeras para poder conectar con la calle Enfermería.

Desde el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Montilla agradecen de antemano a los vecinos de la localidad su colaboración y lamentan los inconvenientes que, de manera provisional, puedan provocar estas medidas que entrarán en vigor a partir de la semana próxima.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos