:::: MENU ::::

23 de julio de 2016

  • 23.7.16
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles dio ayer un paso más para mejorar el control y la certificación de la calidad de sus vinos con a la puesta en marcha de un nuevo sistema de identificación de la cosecha de cara a la próxima vendimia. De este modo, la entidad que preside Javier Martín ha decidido poner en marcha la Tarjeta del Viticultor, un dispositivo electrónico que registrará en los lagares y bodegas del marco datos esenciales sobre la cosecha.



Gracias al uso de esta tarjeta, que deberá entregarse a la entrada de cada lagar, los técnicos del Consejo Regulador podrán comprobar tanto la procedencia del fruto como la cantidad de uva entregada por cada uno de los viticultores de la DOP Montilla-Moriles. "Es un sistema que permite avanzar en el control y en la certificación de nuestros vinos", subrayó ayer Enrique Garrido, gerente del Consejo Regulador.

La implantación de este novedoso sistema es fruto de la colaboración con la entidad CajaSur y la empresa cordobesa de ámbito tecnológico Intelify. "Sin duda, es un avance tecnológico puntero en el sector y que podría ser exportable a otros sectores agroalimentarios de importancia como el del aceite", reconoció Francisco de la Torre, director del Servicio Agrario de CajaSur.

En total, el Consejo Regulador entregará para esta vendimia un total de 2.200 tarjetas a partir del próximo lunes, una por cada titular de viñedo, que permitirán su identificación en 21 de los 33 lagares con los que cuenta el marco pues, según señaló Garrido, el dispositivo tan sólo será necesario en aquellos casos en los que se admitan uvas de más de un viticultor.



Además, cuatro técnicos del Consejo Regulador y cuatro auxiliares de apoyo velarán por el buen uso de este sistema, así como las labores propias de inspección y control de esta vendimia que comenzará, aproximadamente, el próximo 5 de agosto para las variedades de uva de vino joven, según adelantó ayer el presidente de la institución, Javier Martín.

De esta forma, el Consejo Regulador se convierte en un referente en el control de sus lagares que, como apuntó el presidente del marco, servirá de ejemplo dentro de las tres denominaciones de Origen vitivinícolas que forman parte de la Fundación para el Control de la Calidad de Andalucía: Montilla-Moriles, Málaga y Condado de Huelva.

Apoyo al viticultor

La puesta en marcha de la tarjeta del viticultor desde el Consejo Regulador Montilla-Moriles con el apoyo de CajaSur ha supuesto, asimismo, el inicio de un nuevo convenio entre ambas entidades, con el que se pretende poner a disposición de los agricultores de Montilla-Moriles un amplio catálogo de servicios financieros que les permitirán cubrir sus necesidades de cara a la nueva campaña.

La nueva línea que CajaSur pone a disposición de los viticultores de la DOP pretende ofrecer condiciones ventajosas en un amplio catálogo de servicios y, de este modo, "seguir apoyando a la zona Montilla-Moriles y a sus agricultores". Por ello, junto a la entrega de la Tarjeta del Viticultor, el Consejo Regulador dará a conocer esta nueva línea de productos financieros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos