:::: MENU ::::

26 de mayo de 2019

  • 26.5.19
Profesionales sanitarios del Hospital de Montilla participaron esta semana en un taller de resucitación cardiopulmonar y primeros auxilios en adultos, dirigido a alumnos y profesores, respectivamente, del Instituto de Educación Secundaria Emilio Canalejo Olmeda de Montilla. El objetivo fundamental ha sido ofrecer conocimientos básicos de cómo actuar ante una situación de emergencia como es una persona inconsciente y aprender que una actuación prematura y sin demoras salva muchas vidas.



Concretamente, tomaron parte en el evento los facultativos de la Unidad de Cuidados Críticos y Urgencias del centro hospitalario montillano Carlos Galán, José Antonio Guzmán y Emilio del Campo, además de la enfermera de la Unidad Especial y Urgencias Sheila Pulgarín.

Con esta actividad, tanto alumnos como docentes –alrededor de 25— aprendieron a actuar en situaciones de emergencia como atragantamientos, situaciones de inconsciencia, identificación de una persona en parada cardiorrespiratoria, etc., realizando primeros auxilios y activando a los equipos de emergencia oportunos para atender este tipo de situaciones.

Como novedad, además, al profesorado recibió formación del desfibrilador automático (DESA) dado que en breve se quiere realizar un programa de cardioprotección en la Comarca de Montilla. Con este dispositivo electrónico se puede examinar el ritmo cardíaco para determinar si es necesario proporcionar una descarga a una persona en paro cardíaco.

Según indicaron los profesionales del Hospital de Montilla, con esta iniciativa se pretende aumentar y concienciar el número de personas, desde edades tempranas, que conozcan cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible.

"Que sean conscientes de que pueden actuar y ser eslabón imprescindible de esta cadena. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios", destacaron.

Cadena de supervivencia

Durante este tipo de sesiones formativas en materia de soporte vital básico, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, lo que se ha llamado la Cadena de Supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que detectar y alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061 (112), para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos