:::: MENU ::::

12 de diciembre de 2018

  • 12.12.18
El Ayuntamiento de Montilla iniciará el próximo lunes, 17 de diciembre, las obras para la rehabilitación del muro situado junto al acceso al castillo de Montilla, que se vio afectado por un derrumbe hace cuatro años. En una primera fase, con el objetivo de asegurar la seguridad de un proyecto "complejo porque se desarrolla en un espacio reducido", el Consistorio limitará el acceso a la Cuesta del Silencio.



La teniente de alcalde de Urbanismo y Modelo de Ciudad, María Luisa Rodas, presentó ayer el proyecto que se desarrollará a lo largo de los próximos tres meses en la zona y que permitirá "dotar de seguridad una zona muy transitada de la ciudad", a la vez que se mejorará la visibilidad del entorno del castillo de El Gran Capitán.

"Se trata de una actuación prioritaria para el Ayuntamiento y amplía el proyecto inicial que se desarrolló en el año 2015. De esta forma no sólo se actuará en la zona del desplome, sino que también se embellecerá el acceso al alhorí", indicó Rodas sobre un proyecto que, como recordó, al desarrollarse en un espacio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), será supervisado por la Delegación de Cultura y el Consejo Asesor de Patrimonio.

De esta forma, según adelantó el arquitecto municipal Francisco Palma, la maquinaria comenzará a trabajar en la zona a partir del próximo lunes en el tramo del muro que se desarrolla a lo largo de la Cuesta de El Silencio, una intervención que obligará a limitar la circulación en la zona "al ser una actuación compleja por lo reducido del espacio".

Así, en una primera fase, el acceso al Colegio Salesiano y la guardería Las Viñas deberá realizarse a través de la calle San Juan Bosco, mientras que se mantendrá el acceso al CAIT por calle Iglesia. "El objetivo es iniciar la demolición en esta zona para despejar su acceso lo antes posible y, una vez se consolide este tramo, se continuarán los trabajos hasta la entrada del CAIT", destacó el arquitecto municipal.

Un talud ajardinado

El proyecto de rehabilitación del muro derrumbado hace cuatro años pretende ser un importante paso para la puesta en valor del acceso al castillo de El Gran Capitán de Montilla. Por ello, según apuntó la edil de Urbanismo, se ha trabajado en el diseño de una actuación respetuosa con un entorno BIC y una zona urbana relevante en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad; una intervención que no delimite el futuro uso que pueda tener las instalaciones del antiguo parvulario de El Castillo; y que abra el espacio de acceso al alhorí.



Para ello, la empresa adjudicataria Firprosa –que planteó una rebaja de 34.000 euros frente al presupuesto de 100.000 euros de licitación– actuará en la construcción de una escollera ajardinada con vegetación mediterránea en tres niveles que se irán uniendo conforme asciende la cuesta de acceso al castillo. Además, se instalará un nuevo vallado perimetral en el antiguo parvulario, al mismo tiempo que se realizará un retranqueo en su puerta de acceso.

"De esta forma se va a conseguir embellecer la imagen de esta zona", manifestó Rodas que, asimismo, destacó que la reordenación del acceso al castillo permitirá dejar a la vista algunas estructuras del antiguo recinto amurallado, como los baluartes de entrada y las torres, para su puesta en valor en futuras intervenciones en la zona.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos