:::: MENU ::::

9 de octubre de 2018

  • 9.10.18
Aguas de Montilla, la empresa mixta que gestiona el ciclo integral del agua en la localidad, ha reforzado en las últimas semanas las tareas de limpieza de los imbornales de cara a la inminente temporada de lluvias. La actuación, puesta en marcha el pasado mes de septiembre, persigue intensificar los trabajos de mantenimiento que se realizan durante todo el año con el objetivo de que la red de alcantarillado se encuentre al máximo de su capacidad hidráulica ante posibles precipitaciones con mayor intensidad de la habitual.



De esta forma, junto al saneamiento de la red de alcantarillado de todo el término municipal, el Plan Especial de Limpieza de Imbornales presta una atención particular a aquellas zonas de la ciudad que sufren más los efectos de las lluvias. Así, las avenidas de la Constitución y del Marqués de la Vega de Armijo son dos de las vías donde se han reforzado las labores de limpieza.

En total, Aguas de Montilla gestiona casi 87 kilómetros de redes de alcantarillado, más de 2.250 imbornales, unas 6.500 acometidas domiciliarias y 2.515 pozos de registro. Una red en la que, por segundo año consecutivo, se ha logrado un descenso de la limpieza correctiva de imbornales gracias al efecto de las campañas de concienciación que la compañía lleva a cabo a lo largo del año y a la gestión más eficiente de estas infraestructuras.

"Los habitantes de Montilla son cada vez más conscientes de la importancia de no tirar escombros, basuras y líquidos inflamables a la red de alcantarillado", apuntan desde Aguas de Montilla, que recuerdan que, por la acción del viento y del agua de lluvia, los papeles, envoltorios, colillas, botellas y demás basura que se tira al suelo acaba en los caños o imbornales, atorándolos y evitando que puedan drenar el agua, lo que termina anegando las calles.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos