:::: MENU ::::

22 de agosto de 2017

  • 22.8.17
Un equipo de Atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil ha detenido en Aguilar de la Frontera al presunto autor del lanzamiento de piedras contra vehículos que circulaban por la autovía Córdoba-Málaga (A-45) y que se saldaron con una mujer herida y con más de una veintena de turismos afectados, según ha precisado hoy el Instituto Armado.



Tal y como avanzó en primicia Montilla Digital –y en contra, sin embargo, de lo publicado por otros medios–, la principal línea de investigación se centró sobre un vecino de Aguilar de la Frontera que había sido visto por varios testigos merodeando el puente elevado sobre el que se produjeron los ataques contra los vehículos, situado junto al kilómetro 41 de la autovía Córdoba-Málaga, entre los términos municipales de Aguilar de la Frontera y Monturque.

Este periódico avanzó igualmente que agentes de la Guardia Civil habían peinado la zona para tratar de localizar huellas dactilares en las vallas protectores del paso elevado desde donde “durante tres noches” –los días 10, 11 y 14 de agosto– se lanzaron piedras de manera indiscriminada contra vehículos que circulaban por la A-45.

Fruto de las investigaciones efectuadas, un equipo de Atestados perteneciente al Destacamento de Tráfico de Lucena, permitió corroborar las sospechas que había sobre un vecino de Aguilar de la Frontera, de 21 años de edad y muy aficionado al motocross, que se trasladaba en ciclomotor por distintos caminos rurales hasta el lugar desde donde se arrojaban las piedras, aprovechando la oscuridad de la noche para no ser descubierto.

Según ha podido saber este periódico, los investigadores no descartan que el joven –que trabaja como guarda en una finca agrícola próxima– pueda sufrir algún tipo de deficiencia psíquica y que el desencadenante de los hechos haya sido una ruptura sentimental que el ahora investigado no habría podido superar emocionalmente.

Tras cruzar datos con las policías locales de Moriles y de Aguilar de la Frontera, la Guardia Civil pudo detener al mediodía de ayer al joven cuando circulaba con el mismo ciclomotor con el que había sido visto por varios testigos. Después de reconocer los hechos, fue acusado de varios presuntos delitos continuados contra la seguridad vial con grave riesgo para la circulación y de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa.

El detenido, que quedó en libertad tras prestar declaración ante la Guardia Civil, será puesto a disposición de la autoridad judicial a lo largo de esta mañana. Como avanzó Montilla Digital, será el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aguilar de la Frontera el encargado de instruir la causa.

Tal y como ha reconocido la Guardia Civil, "la colaboración ciudadana ha sido de gran importancia para lograr la identificación y detención de este individuo, gracias a la gran repercusión social de estos hechos y a la especial sensibilización que han mostrado los vecinos de las localidades próximas".

Los hechos, que generaron un gran revuelo en la comarca, trascendieron el pasado martes, cuando uno de los afectados, José Rodríguez, compartió en Facebook una serie de fotografías sobre un suceso que, según su propio testimonio, habría ocurrido “entre los kilómetros 40 y 45 de la autovía”, en dirección a Málaga.

"Me tiraron una piedra de gran tamaño desde lo alto de un puente que cruza la autovía", aseguró el propietario del vehículo, quien añadió que tras impactar contra la luna del coche –"que iba estrenando", según el afectado–, la piedra atravesó el parabrisas, destrozó el salpicadero y rebotó en el techo, alcanzando a su esposa, que iba en el asiento del copiloto. Como consecuencia del impacto, la mujer sufrió una brecha sobre la ceja izquierda que requirió de varios puntos de sutura en el Hospital Comarcal de Montilla, donde fue atendida de urgencia por el personal sanitario.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos