:::: MENU ::::

3 de julio de 2017

  • 3.7.17
El joven que resultó herido muy grave en el accidente de tráfico que tuvo lugar el pasado martes en el punto kilométrico 21,600 de la autovía Córdoba-Málaga (A-45) abandonó ayer la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, a donde fue trasladado en un helicóptero medicalizado de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061) con politraumatismos de carácter muy grave.



Tal y como ha avanzado en primicia Europa Press, fuentes del centro hospitalario han explicado que la evolución favorable del joven, vecino de la pedanía carloteña de Las Pinedas y de 19 años de edad, ha permitido su paso a planta tras haber respondido satisfactoriamente al tratamiento prescrito por los facultativos médicos.

Como informó Montilla Digital, la tragedia se desató poco antes de las 9.30 de la mañana del pasado martes en el punto kilométrico 21,600 de la A-45 cuando, por motivos que todavía no han sido confirmados oficialmente, un varón de 39 años, vecino del municipio sevillano de El Rubio, accedió a la A-45 desde la salida 27, que conecta la vía con la N-331 y con la A-386, en la zona de El Portichuelo.

Aunque las primeras hipótesis apuntaron a que el conductor de El Rubio, que viajaba solo, habría accedido "por error" a la autovía desde la salida más próxima al Hotel Atalaya, el hecho de que hubiera recorrido unos seis kilómetros en sentido contrario al de la circulación, unido a otros detalles de la investigación que no han trascendido por encontrarse bajo secreto de sumario han llevado a la Guardia Civil a apuntar la posibilidad de que se tratara, realmente, de un conductor kamikaze que deseaba acabar con su vida.

De este modo, el vehículo que circulaba en dirección a Córdoba por el carril opuesto terminó colisionando con un todoterreno que se dirigía a Málaga y en el que viajaban cinco personas de una misma familia. El violento choque provocó la muerte a los dos conductores –el vecino de El Rubio de 39 años y un joven de 19 años que residía en Las Pinedas–, así como heridas de diversa consideración entre los demás ocupantes del todoterreno que se dirigía a Málaga y que seguía de cerca a un primer coche de familiares, también de la pedanía de La Carlota, que no se vio implicado en el accidente tras haber logrado esquivar al turismo que se encontraba en la cuneta.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron, de inmediato, agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, efectivos sanitarios y varias dotaciones del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, que ayudaron a excarcelar a los ocupantes del todoterreno, que habían quedado atrapados en su interior tras el accidente.

Asimismo, se requirió la presencia de un helicóptero medicalizado de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061), que trasladó hasta el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba a uno de los ocupantes del vehículo que circulaba en dirección a Málaga, un joven de 19 años de edad que presentaba politraumatismos con "pronóstico reservado y estado muy grave" y que, ayer mismo, abandonó la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), como ha adelantado Europa Press.

Por su parte, los otros tres ocupantes del turismo fueron derivados al Hospital Comarcal de Montilla. El más grave de ellos, un joven de 19 años que presentaba fractura de fémur, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el mismo centro hospitalario de La Retamosa, donde pasó posteriormente a la Unidad Especial de Vigilancia tras haber sido estabilizado.

A su vez, los facultativos médicos del Hospital de Montilla prestaron asistencia a dos chicas de entre 16 y 19 años que presentaban un cuadro de ansiedad aunque su estado general no revestía gravedad, pese a haber sufrido múltiples contusiones y traumatismos como consecuencia del violento choque.

La Dirección General de Tráfico (DGT) confirmó que el siniestro llegó a provocar importantes retenciones, desde las 9.30 de la mañana hasta las 13.00 de la tarde entre los kilómetros 20 y 21,3 de la A-45, a su paso por el término municipal de La Rambla, por lo que los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil optaron por desviar la circulación por la carretera nacional N-331, que discurre en parte paralela a la autovía Córdoba-Málaga.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos