:::: MENU ::::

20 de diciembre de 2016

  • 20.12.16
Campesina con vaca. Así se titula la pequeña escultura en bronce, obra del artista montillano Manuel Garnelo y Alda, que subastará este jueves la casa Durán de Madrid, considerada la sala de subastas más antigua y prestigiosa de España. Con un precio de salida de 250 euros, esta obra que tiene unas medidas de 29 centímetros de alto por 41 de ancho se presenta sobre una placa de mármol rojo de seis centímetros de grosor que contiene la firma del escultor.



Manuel Garnelo nació en Montilla el 1 de enero de 1878. Con tan sólo doce años, se trasladó a Roma con su hermano, a quien está dedicado el Museo Garnelo, ubicado en la Casa de las Aguas. “Desde sus primeros pasos en el mundo del arte, la afición del menor de los Garnelo se inclinó por la escultura y en Roma tuvo como profesor al insigne artista Aniceto Marinas”, explicó Elena Bellido, licenciada en Historia del Arte, máster en Gestión de Patrimonio Cultural y redactora del Plan Museológico del Museo Garnelo.

En 1892, el escultor montillano concurrió por vez primera en la Exposición Nacional de Madrid con la obra Tota pulcra est Maria, obteniendo Mención Honorífica. “Tras su vuelta a España, cursó sus estudios oficiales en la Escuela Superior de Madrid, llevando su carrera con señalados premios en las asignaturas de Dibujo y Modelado”, detalló a Montilla Digital la historiadora montillana, quien hizo hincapié en que el artista se prodigó en escultura monumental, decorativa y religiosa, como la talla de la imagen de María Santísima de Los Dolores.

“Además de desarrollar trabajos de decoración para el Teatro Garnelo de Montilla o para el Teatro Olimpia de Granada, Manuel Garnelo fue el encargado de exornar la capilla bautismal de la Parroquia de Santiago Apóstol, en la que se encuentra la pila en la que recibió las aguas sacramentales el patrono de Montilla, San Francisco Solano”, recordó Elena Bellido.

Junto con obras de carácter monumental, como las esculturas del Sagrado Corazón de Jesús de Priego de Córdoba y de Montilla, la historiadora del arte insistió en que el artista “demostró a lo largo de su vida una gran frescura a la hora de trabajar el yeso” y destacó que “la familia Garnelo estuvo muy involucrada en la sociedad y en la cultura de esta ciudad, a raíz del traslado a Montilla del padre de la saga, José Ramón Garnelo Gonzálvez”, quien recaló en la localidad de la Campiña Sur en 1867 procedente de Enguera (Valencia), donde ejercía como médico.

Un artista prolífico

El último trabajo que Manuel Garnelo y Alda realizó para su tierra natal fue un busto de la Virgen de los Dolores, imagen perteneciente a la Cofradía de Jesús Nazareno de Montilla, de la que era devoto y hermano. Poco tiempo después, el 4 de mayo de 1941, falleció en la localidad granadina de Loja, cuando contaba 63 años.

La producción de Manuel Garnelo y Alda está presente en prestigiosas colecciones particulares, en organismos oficiales –generalmente, de difícil acceso–, museos nacionales, iglesias y otras relevantes instituciones. Entre sus obras se recuerda una hermosa estatua en mármol de la familia Peso-Blanco, en el cementerio de Granada.

En Guadalajara tiene el gran monumento sepulcral a la familia Moreno, que consta de siete figuras de mármol. En Enguera, en la Plaza Mayor, el monumento al heroico militar José Ibáñez Marín; y en Granada, la imagen del Padre Manjón, costeada por suscripción popular.

En la cripta que la familia Garnelo tiene en la Parroquia de Santiago de Montilla –y donde el 24 de marzo de 2009 fueron depositados los restos de Manuel– existe un retablo realizado por los hermanos Garnelo, compuesto por un lienzo al óleo sobre tabla dedicado a la Virgen María, obra de José Santiago, enmarcado en madera tallada y sobredorada por Manuel.

El autor de Campesina con vaca también dirigió la decoración de diferentes iglesias. Así, en Granada llevó la dirección artística de las iglesias del Colegio del Sagrado Corazón, de Las Mercedarias y Calderón. En este género, su mejor obra es la decoración total de la nueva y aristocrática Parroquia de La Concepción de Madrid, aunque obtuvo gran fama con la edificación del Colegio de Chamartín de La Rosa.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: DURÁN SUBASTAS




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos