:::: MENU ::::

1 de julio de 2016

  • 1.7.16
La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, a través de su servicio de Consumo, está detectando un incremento de "prácticas comerciales desleales" en la comercialización de la energía eléctrica doméstica. Así lo vienen advirtiendo los técnicos de Consumo de la Junta que han iniciado el correspondiente expediente sancionador a la empresa comercializadora.



Según ha detallado Consumo, la práctica desleal se produce con la visita al domicilio del cliente de un agente comercial provisto de una tablet en la mano. "Inician el contacto con el usuario a través de falsas promesas de rebaja en el precio de la luz y posteriormente, realizan una fotografía de la factura con la tablet para conseguir los datos del contrato existente", señalan.

Una vez adquieren esta información, los comerciales inducen al cambio de empresa y/o a la contratación de nuevos servicios (como el de reparación de averías) que suponen un incremento en la factura de la luz, sin que el consumidor tenga conocimiento de su nueva situación.

Para ello, en ese mismo momento, a través del dispositivo móvil, los comerciales consiguen que el consumidor firme electrónicamente sin facilitar copia del contrato de electricidad, ni de los servicios de mantenimiento, ni tampoco del seguro, tal y como lo establece el Real Decreto Ley 1/2007.

Ante una situación de este tipo, Salud recuerda que los consumidores tienen derecho a obtener una copia del contrato en ese mismo momento; un documento de desistimiento, disponiendo con ello de 14 días para dejar sin efecto el contrato.

Hasta el momento, el servicio provincial de Consumo ha atendido desde el último trimestre del pasado año cerca de medio centenar de demandas, consultas y reclamaciones relacionadas con estas prácticas comerciales desleales en la contratación de servicios de luz.

En este sentido, la Delegación Territorial hace un llamamiento a los ciudadanos que puedan estar en una situación similiar a que interpongan una reclamación en la empresa comercializadora, en el propio Servicio Provincial de Consumo o a través de las asociaciones de consumidores.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos