:::: MENU ::::

23 de mayo de 2019

  • 23.5.19
Los Obispos del Sur de España celebraron ayer en Córdoba la CXLIII Asamblea Ordinaria para tratar temas de interés para las diócesis y para la región. En esta ocasión, la asamblea tuvo un carácter especial, ya que los prelados peregrinaron a Montilla para visitar la Parroquia de Santiago, la casa de San Juan de Ávila y ganar el jubileo en la Basílica Pontificia, donde se encuentran las reliquias del patrón del clero, maestro de santos y doctor de la Iglesia.



A los pies del sepulcro del San Juan de Ávila, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, presidió la misa en la que agradeció a los prelados su presencia en Montilla con motivo del Año Jubilar en honor del Doctor de la Iglesia Universal, que se celebra desde el pasado 6 de abril y concluirá el 31 de mayo de 2020, coincidiendo con el 450 aniversario de su fallecimiento, el 125 aniversario de su beatificación y el 50 aniversario de su canonización.

Este jubileo revela la extensión del legado humanista y cultural de quien también se conoce como apóstol de Andalucía. De esta forma, entre el 6 de abril de 2019 y el 31 de mayo de 2020 se profundizará en el conocimiento de una personalidad que representa el fulgor del Renacimiento y una obra prolija como observador impulsor de la función asistencial de la Iglesia entre mujeres y niños.

La Santa Sede concedió el pasado febrero un nuevo Año Jubilar para San Juan de Ávila en Montilla, el lugar elegido como última morada, donde se veneran sus reliquias y lugar de peregrinación del clero español. En la parroquia de Santiago Apóstol, al inicio de esta celebración, tuvo lugar la declaración del Maestro como Hijo Adoptivo. Un nombramiento que reconocerá el papel que jugó San Juan de Ávila para situar a Montilla en el vértice de visitas ilustres y la convirtió en sede para la escritura de tratados teológicos de incalculable valor y vigencia atemporal.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos