:::: MENU ::::

21 de noviembre de 2018

  • 21.11.18
La Consejería de Salud entregó ayer los premios de la primera edición del Concurso de Carteles con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género dirigido a profesionales de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y de Emergencias del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Unos galardones que reconocieron el trabajo realizado por Luis Felipe Escalera Franco, enfermero del centro de Salud de Montilla.



Estos premios, en cuyo acto de entrega participó la consejera de Salud, Marina Álvarez, han valorado aquellos trabajos que reflejan la prevención, la detección precoz y la atención sanitaria a las mujeres que sufren violencia de género en el entorno del sistema sanitario.

Así, el primer premio ha recaído en el cartel Oír, ver y callar no es una opción frente a la violencia de género realizado por Fabiola Ojeda Virto, licenciada en Psciología y técnico de la Unidad de Comunicación, Imagen y Participación Ciudadana del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada. "Este trabajo ha recibido este galardón porque se trata de una imagen neutra, no violenta y no sólo se dirige a las víctimas sino a su entorno", según refleja el acta del jurado.

Por su parte, el cartel Si lo viviste, no lo permitas, presentado por Luis Felipe Escalera Franco, enfermero del centro de salud de Montilla, del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, ha recibido también un accésit por ser un mensaje para quien lo padece y lo sufre y para quien lo ha vivido y vive en otras personas.

Asimismo, se ha otorgado un accésit al cartel Para salir del maltrato debes dar el primer paso, presentado por Modesto J. Sánchez Sierra, médico de Atención Primaria del centro de salud de Tarifa, en el Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar. El jurado ha valorado que presente a una mujer activa y resalte que el primer paso lo debe dar la mujer maltratada, con el apoyo profesional y social que necesite.

Los carteles ganadores del concurso, según destacó la consejera, serán las imágenes de una campaña de 10.000 carteles y 50.000 tarjetas, que serán distribuidas en los centros sanitarios para informar a toda la población sobre el impacto de la violencia de género sobre la salud y qué hacer.

El jurado también ha hecho una mención especial a los trabajos No dejes que avance. Pasa página y La violencia de género no es un cuento. Tómatelo en serio presentados también por Fabiola Ojeda Virto, dirigidos en especial a jóvenes.

La titular de Salud expresó que actividades como este concurso animan a continuar en la lucha contra la violencia de género desde el ámbito sanitario. De hecho, todos los carteles presentados muestran el proceso de reflexión y compromiso que se mantiene por parte de los profesionales de la sanidad pública frente a los malos tratos contra las mujeres.

Compromiso frente a la violencia de género

Marina Álvarez resaltó en su intervención que la sociedad andaluza ha mantenido siempre un fuerte compromiso frente a la violencia de género y con sus víctimas. Andalucía cuenta con una Ley autonómica desde 2007, actualizada este verano, adaptando el texto a los nuevos tratados y convenios internacionales, para dar respuestas a las necesidades de protección que han sido identificadas en este tiempo.

La nueva ley, manifestó Álvarez, amplía el concepto de violencia de género a todas las formas de agresión a las mujeres por el hecho de serlo, en cualquier ámbito, dentro o fuera de las relaciones de pareja o expareja: la violencia física, la violencia psicológica, la violencia económica y la violencia sexual. También amplía el concepto de víctima a todas las personas dependientes de la mujer que sufre malos tratos y que conviven en el entorno violento. Y a las madres cuyos hijos o hijas hayan sido asesinados como forma de violencia vicaria.

Además, recordó que se incluyen como violencia de género el feminicidio, las agresiones y abusos sexuales, el acoso sexual, el acoso por razón de sexo, la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual, la mutilación genital femenina, el matrimonio precoz o forzado, las violencias originadas por la aplicación de tradiciones culturales, la violencia derivada de conflictos armados o la ciberviolencia.

La consejera aseguró que la ampliación de la ley responde a un “cuidadoso análisis de las historias de violencia que vienen sufriendo las mujeres, sólo por el hecho de serlo”. Álvarez señaló que las consultas del sistema sanitario público de Andalucía son “oportunidades únicas para muchas mujeres que expresan disconfort sin haber identificado aún su historia de violencia” y son ”espacios de confianza e intimidad para poder atender a aquellas mujeres que afrontan un riesgo cierto o una historia de malos tratos”.

Así, destacó que en 2017, se emitieron 4.996 partes de lesiones por violencia de género en los centros del Servicio Andaluz de Salud y recordó que la sanidad pública forma “parte esencial de todos los protocolos conjuntos de actuación, junto a otros departamentos de gobierno, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y la sociedad civil”.

La titular de Salud señaló que se está realizando un esfuerzo muy importante en la formación de profesionales, a través de la Red Formma, conformada actualmente por 150 profesionales, que han formado a 3.500 profesionales más y han realizado actividades de sensibilización con más de 20.000. Asimismo, se trabaja también, según recordó, en la promoción del buen trato desde la infancia, al trabajo sobre las relaciones igualitarias en la adolescencia (Forma Joven) y a la prevención de los malos tratos en la población mayor (Plataforma En Buena Edad).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos