:::: MENU ::::

18 de octubre de 2018

  • 18.10.18
Congelar los impuestos municipales para 2019 y, en algunos casos, bonificar las tasas existentes. Esa es la propuesta de ordenanzas fiscales planteada por el equipo de gobierno para el próximo año, con la que aseguran cumplir dos objetivos: no incrementar la presión fiscal sobre el ciudadano y garantizar una adecuada prestación de los servicios públicos.



La propuesta de congelación de impuestos, que sigue la línea de los últimos tres años, pretende favorecer la "dinamización" de la economía local. "Este equipo de gobierno entiende que la propuesta de congelación de impuestos, tasas y precios públicos es buena para Montilla y para los montillanos", afirmó el alcalde, Rafael Llamas, quien resaltó que la medida "se suma a otras que persiguen que Montilla siga avanzando, manteniendo siempre el apoyo a las familias y a las empresas".

Junto a la congelación general de impuestos, la propuesta presentada ayer por el primer edil y por la teniente de alcalde de Economía, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, recoge hasta cinco bonificaciones que "pretenden avanzar en el desarrollo de una ciudad más sostenible", favorecer el desarrollo industrial y turístico, así como fomentar la práctica deportiva, entre otros aspectos.

Así, el equipo de gobierno plantea una bonificación del 40 por ciento del Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica para los vehículos eléctricos e híbridos; una bonificación de un 25 por ciento del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras para distintas tipologías de naves industriales –que vendrá a sumarse a la reducción del 30 por ciento que se estableció al principio de este mandato sobre este impuesto para potenciar el sector de la construcción– o una reducción del 20 por ciento de la prestación compensatoria por el uso y aprovechamiento del suelo no urbanizable a las empresas cuyas actuaciones estén vinculadas a la actividad turística.

Asimismo, respecto a las tasas por aparcamiento bajo rasante, la propuesta mantiene la gratuidad del mismo durante los primeros 40 minutos y la tarifa reducida en horario comercial y se crea un bono de alquiler para días festivos y puentes de 7 euros al día. Finalmente, respecto a los precios de utilización de las instalaciones deportivas municipales, se congelan los importes del año anterior y se establece la gratuidad de las nuevas pistas de atletismo.

"Son unas ordenanzas fiscales que pretenden no aumentar la presión fiscal sobre las familias y, teniendo en cuenta la subida de un 1,6 por ciento del Índice de Precios al Consumo (IPC), supondrá una reducción de esa presión sin reducir los servicios públicos y su calidad", insistió Llamas, quien subrayó que, además, a diferencia de ejercicios anteriores, en el año 2019 también se congelarán las tasas de servicios "fundamentales", como el agua y la basura.

De esta forma, el primer edil confió en que la propuesta cuente con el apoyo de los grupos de la oposición, con los que se va a mantener una serie de reuniones de trabajo en comisiones "para incorporar propuestas y analizar informes que nos permitan llegar a la redacción definitiva del texto de estas ordenanzas".

"Esta política fiscal, combinada con medidas de mejora en la gestión de los servicios públicos, es la que este Gobierno municipal puso en marcha en 2015 y ha dado como balance positivo que en el periodo 2015-2019 no se hayan subido impuestos y se haya propiciado una reducción real de la carga fiscal a las familias y a las empresas con una reducción paralela de la deuda municipal en más de 7,7 millones de euros, incrementando inversiones que están transformando nuestra ciudad", recordó, por su parte, Ana Rodríguez.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos