:::: MENU ::::

1 de julio de 2018

  • 1.7.18
La Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Montilla ha hecho públicas las bases para la elección de la Vendimiadora Mayor y de su Corte de Damas de cara a la próxima edición de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles, cuyos actos centrales tendrán lugar entre el 31 de agosto y el 3 de septiembre.



De este modo, el plazo para que las asociaciones y colectivos interesados puedan presentar a sus candidatas permanecerá abierto hasta el próximo 15 de julio. Las interesadas deberán tener en el momento de la elección más de 16 años y, en el proceso de inscripción, debe constar el nombre del acompañante que participará en todos los actos protocolarios que se celebren con motivo de la Fiesta de la Vendimia.

Según han precisado desde el Ayuntamiento, en caso de que el número de candidatas sea inferior a siete el próximo 15 de julio, se abriría un nuevo plazo de inscripción, esta vez abierto a todo el público, a través del Registro Municipal. Por el contrario, en caso de que en esa fecha se haya alcanzado o superado la cifra estipulada de candidatas, la comisión organizadora atenderá las siete primeras solicitudes presentadas.

Una vez se haya completado el proceso de inscripción, y varias semanas antes de la celebración de la Fiesta de la Vendimia, se celebrará el acto de elección de la Vendimiadora Mayor y de su Corte de Damas que, como ha resaltado el Ayuntamiento por medio de un comunicado, "no se plantea como un concurso de belleza", sino que se pretende elegir a la mejor "embajadora" de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles durante el próximo año.

El jurado estará compuesto por un miembro de cada asociación o colectivo que haya presentado candidata para su elección como Vendimiadora Mayor, cuya coronación tendrá lugar en el mismo acto del pregón de la fiesta, que en los últimos años se ha llevado a cabo en el patio central de Bodegas Pérez Barquero.

Un atuendo muy tradicional

En 2004, la diseñadora montillana Carmen Rueda se embarcó en un interesante proyecto por encargo de la Hermandad del Señor en la Santa Cena, María Santísima de la Estrella y Nuestra Señora de las Viñas, patrona del Noble Gremio de la Vid y el Vino: la confección de un traje más tradicional que viniera a reemplazar a los típicos vestidos de flamenca que, hasta entonces, habían servido para ataviar a la vendimiadora mayor y a su corte de damas.

La tarea no fue nada fácil pero el resultado, transcurridos catorce años desde su puesta de largo, fue más que encomiable. Y es que los montillanos han aceptado como un elemento más de la Fiesta de la Vendimia estos coloridos vestidos inspirados en Las Vendimiadoras montillanas, un óleo sobre lienzo que le valió a su autora, Eloísa Garnelo de la Cruz, una Mención Honorífica en la Exposición Internacional de Bellas Artes celebrada en 1892.

El cuadro de Eloísa Garnelo, que fue portada de la revista literaria, científica y artística La Ilustración Nacional, presenta a dos mujeres que visten una blusa de manga corta, un refajo ancho y un delantal que, en la versión actualizada por Carmen Rueda, va bordado con hojas de parra y racimos.

Los actuales trajes de la Vendimiadora Mayor y de su Corte de Damas, que forman ya parte de la iconografía más reconocible de la Fiesta de la Vendimia fueron estrenados en la noche del 4 de septiembre de 2004 en el patio de Bodegas Navarro, momentos antes del pregón que pronunció el periodista granadino Tico Medina.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos