:::: MENU ::::

13 de junio de 2018

  • 13.6.18
La Junta de Andalucía ha iniciado ya las obras de mejora del puente de Santa María, que salva la línea férrea Córdoba-Malaga a su paso por las inmediaciones del Pico de El Cigarral. La actuación, que responde a la demanda del Ayuntamiento de Montilla y de los propios vecinos de la barriada, cuenta con un presupuesto superior a los 50.000 euros y permitirá mejorar la accesibilidad en este tramo, que representa el principal acceso al casco urbano desde la carretera autonómica A-3130.



La delegada territorial de Fomento y Vivienda, Josefina Vioque, visitó ayer las obras acompañada por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas. Ambos responsables coincidieron en subrayar que las actuaciones "supondrán una importante mejora en la seguridad de los transeúntes" que utilizan este paso elevado sobre las vías del tren.

En concreto, la actuación puesta en marcha desde la Consejería de Fomento y Vivienda se centra en la sustitución de la actual barandilla de protección y en la ampliación del acerado en ambos márgenes del puente, así como la reubicación del sistema de alumbrado que dificultaba el paso a personas con movilidad reducida.

"Es una actuación que cuenta con una inversión cercana a los 52.000 euros y que permitirá pasear por esta acera con total seguridad y con una anchura suficiente para que las personas con movilidad reducida, o que lleven carritos, puedan transitar sin dificultad", puntualizó Vioque, quien destacó la importancia de esta actuación "para hacer la vida de los vecinos más agradable".

Por su parte, el alcalde de Montilla recordó que la sustitución de la baranda, así como la mejora de la accesibilidad en el puente venía siendo una actuación "muy demandada por los vecinos y por los usuarios de esta vía", tal y como ha podido constatar el equipo de gobierno en las diferentes Asambleas de Barrio impulsadas por el Ayuntamiento de Montilla.

"Era una actuación muy necesaria, principalmente por dos motivos: la seguridad, ya que la estructura estaba dañada de forma sustancial, y la mejora de la movilidad y de la accesibilidad, ya que había puntos en los que la anchura de paso era solo de 50 centímetros", explicó el primer edil.

De esta forma, junto a la instalación de una nueva baranda y su desplazamiento unos centímetros, se ha modificado la ubicación de las farolas con el objetivo de evitar que invadan el espacio de tránsito de los peatones. Además, el Ayuntamiento ha aprovechado la intervención para instalar nuevas farolas de tecnología led para mejorar, de esta forma, la iluminación de la zona.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos