:::: MENU ::::

9 de febrero de 2018

  • 9.2.18
El Museo Nacional del Prado ha iniciado ya la restauración del lienzo La muerte de Lucano, una de las obras de gran formato más espectaculares del pintor José Santiago Garnelo y Alda. La intervención, que es fruto de un ambicioso proyecto de recuperación de la obra por parte del Ayuntamiento de Montilla, contará con un presupuesto de 42.000 euros, financiado conjuntamente por el propio Consistorio y por la pinacoteca madrileña.



“Estos trabajos van a permitir que contemos en Montilla con una de las obras más importantes de Garnelo, con la que obtuvo Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de 1887, cuando el artista apenas contaba con 20 años”, detalló ayer la teniente de alcalde del Área Sociocultural, Conchi Espejo, quien recordó que el Ayuntamiento inició en 2007 las gestiones para poder recuperar esta obra perteneciente a "El Prado Disperso", con el objetivo de exhibirla en la Casa de las Aguas.

Los trabajos, que tienen una duración prevista de cuatro meses y medio, permitirán reemplazar el bastidor y restaurar el estucado, así como la reintegración cromática y de pigmentos al barniz de la obra que, con unas dimensiones de cinco metros de ancho por más de tres metros de alto, se encontraba en Jerez de la Frontera desde finales de la pasada década de los años veinte .

"Por sus dimensiones, esta obra es de las que hacen Museo", resaltó ayer el director de la Casa de las Aguas, José Antonio Cerezo, quien hizo hincapié en que La muerte de Lucano viene a sumarse al cuadro Jesús, Manantial de amor, cedido por El Prado en 2015, dos obras que podrán verse conjuntamente en la sala de grandes formatos con la que cuenta el Museo Garnelo en la planta baja.

En ese sentido, Cerezo reconoció que “aunque las cesiones que realiza el Museo del Prado son por cinco años prorrogables, nuestra intención es seguir renovándolas para que esta obra permanezca en la Casa de las Aguas para siempre".



En los mismos términos se manifestó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien destacó la "obligación moral" que el actual equipo de gobierno tenía con las anteriores Corporaciones que trabajaron para que este proyecto pudiera ser una realidad. No en vano, el camino emprendido en los primeros años de la pasada década tuvo su primer hito en 2008, con la concesión por parte del Museo del Prado de La muerte de Lucano mediante un contrato suscrito con la entonces alcaldesa, Rosa Lucía Polonio.

Con respecto al importe de los trabajos de restauración, Llamas defendió que “hay que plantearlos como una inversión que realiza el Ayuntamiento, como un recurso más que tenemos para hacer más atractiva nuestra ciudad y para potenciar las visitas interesadas en conocer nuestra oferta cultural”.

De igual modo, el primer edil montillano destacó el trabajo realizado por la dirección de la Casa de las Aguas y alabó las “buenas relaciones” que se han entablado con el Museo del Prado, que ha mostrado su interés por participar activamente en el proyecto de recuperación del cuadro impulsado por el Museo Garnelo lo que, a juicio del alcalde, "ha permitido que el precio que vamos a pagar sea sensiblemente inferior al coste real".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos