:::: MENU ::::

23 de noviembre de 2017

  • 23.11.17
Nada como ponerse en la piel del otro para conocer sus necesidades. Ese es el objetivo que, un año más, ha perseguido el Ayuntamiento de Montilla, a través del Área de Bienestar Social, con su programa Ponte en mi lugar, una iniciativa dirigida a concienciar a los escolares sobre la realidad diaria de aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad.



Más de 300 escolares de cuarto de Primaria de todos los centros educativos de Montilla, además del CEIP Alonso de Aguilar, de Aguilar de la Frontera, y varios alumnos del Centro de Educación Especial "El Molinillo" formaron ayer parte de esta iniciativa que, a través del juego, busca sensibilizar sobre las barreras que dificultan la inserción de algunas personas.

"Es una actividad de completa vigencia y de un alto valor pedagógico porque es un trabajo fundamental para transformar la sociedad en el futuro", destacó el teniente alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, quien insistió en la necesidad de "educar a los más pequeños para el futuro a través de la adquisición de valores" y, de esta forma, "favorecer los cambios necesarios que faciliten la integración total de las personas con discapacidad".

De este modo, el programa contó con el apoyo de varias asociaciones locales que trabajan con colectivos con discapacidad, como es el caso de la Asociación a favor de las Personas con Discapacidad de Córdoba (Aprosub) y de la Asociación de Minusválidos Físicos de Montilla (Amfimo). Asimismo, la actividad estuvo coordinada por los alumnos del ciclo de Actividades Físico Deportivas del IES Emilio Canalejo Olmeda, que contaron con la colaboración de la Fundación ONCE y del Hospital de Montilla.

"Sin duda, es importante que los niños evidencien todas las dificultades a las que se enfrentan las personas con discapacidad", destacó la psicóloga de Aprosub, Carmen Lara, quien puso en valor la unión de esfuerzo de diferentes asociaciones y entidades para poder visibilizar la necesidad de continuar el trabajo para favorecer la inserción total de todas las personas en la sociedad.



De esta forma, el programa Ponte en mi lugar contempla, además de la jornada celebrada ayer en el Pabellón Municipal de Deportes, un trabajo continuado a lo largo del curso para conocer los distintos tipos de discapacidad, desde la sensorial a la intelectual.

"Es una actividad importante para concienciar de que queda mucho para que cada vez sea mayor la integración de las personas con capacidades diferentes, aunque poco a poco se nota ese cambio en la mentalidad", reconoció, por su parte, Pepi Hidalgo, miembro de la junta directiva de Anfimo.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos