:::: MENU ::::

7 de noviembre de 2017

  • 7.11.17
El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, visitó ayer, junto al alcalde de Montilla, Rafael Llamas, el Centro de Formación Profesional para el Empleo (CPFE) con el que la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio cuenta en la localidad. Carmona destacó la importancia de la formación impartida en estas instalaciones de la Avenida del Trabajo, junto al IES Emilio Canalejo Olmeda, para dar respuesta a las demandas del tejido productivo más cercano.



En la actualidad están en marcha seis cursos entre los que destacan Soldadura Oxigas y soldadura MIG/MAG; Atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio; Operaciones de fontanería y calefacción-climatización doméstica; o Gestión administrativa y gestión contable para auditoria.

De esta forma, el delegado de Economía destacó que tanto el Centro de Formación Profesional para el Empleo de Montilla como el de Lucena responden a las necesidades formativas de la zona "y están estrechamente vinculados a las empresas, cuyo personal en gran medida han formado durante años". Asimismo, Carmona recordó que estos dos centros están certificados en el sistema de Gestión de la Calidad UNER-ISO 9001-2000 "y fueron los primeros del ramo en Andalucía en obtenerla en el 2007".

Así mismo, el responsable territorial incidió en que los centros cuentan con excelentes instalaciones dotadas de los mejores avances tecnológicos en equipamientos, maquinarias y herramientas y que estas instalaciones "están al servicio de todos los colectivos involucrados en la formación técnica con el fin de que se utilicen de la forma más intensa posible".

El CPFE de Montilla es uno de los diez centros que la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio posee en toda la comunidad y que están especializados en familias profesionales de los sectores de la actividad económica más importante en el entorno geográfico donde se ubican, lo que contribuye a potenciar las empresas de la zona a través de la mejora de su capital humano.

La Formación Profesional para el Empleo ocupa un lugar prioritario en el conjunto de las Políticas Activas de Empleo como instrumento, de gran valor estratégico, de valorización de los recursos humanos al servicio de la creación de empleo y de la mejora de las condiciones de vida de todos los ciudadanos.

El programa de estos centros se caracteriza tanto por el esfuerzo modernizador como por la calidad de formación que se imparte que se traduce en que cada alumno aprenda una ocupación con una enseñanza eminentemente práctica, con el acceso a las últimas tecnologías aplicadas a cada sector y con acciones de acompañamiento a la inserción como idiomas, visitas y prácticas en empresas o gestión empresarial entre otras.

Con el retorno de la FPE en Córdoba se van a poner en marcha 154 cursos que beneficiarán a 2.310 alumnos. Esto supondrá una inversión en formación en la provincia de casi 7,2 millones de euros, cuantía que se ha resuelto en función del porcentaje de personas inscritas como demandantes de empleo y se ha primado el desarrollo de acciones formativas que permitan a los beneficiarios la obtención de certificados de profesionalidad con los que puedan hacer valer su cualificación en todo el territorio de la Unión Europea.

También se ha tenido en cuenta las necesidades específicas de cualificación en cada territorio y las demandas de los empresarios, con especial atención a sectores productivos estratégicos para la economía cordobesa, como el agroalimentario, la atención a la dependencia o las energías renovables, entre otros.

De esta forma, serán 41 entidades, entre ellas ocho ayuntamientos de la provincia –Palma, Villanueva de Córdoba, Fuente la Lancha, Baena, Castro, Villafranca, Añora y Santaella– y una mancomunidad, la del Guadiato, las que impartan las acciones formativas en la provincia. Entre las especialidades destacan las acciones puestas en marcha dentro del ámbito de los Servicios socioculturales y a la comunidad (30 cursos); Hostelería y Turismo (29); Comercio y marketing (23); Administración y gestión (18) o Electricidad y electrónica (14), entre otros.

Para poder participar en las acciones formativas, las personas interesadas deben constar en alta como trabajadoras desempleadas en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Tendrán prioridad en el acceso a los cursos las inscritas en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, las mujeres víctimas de violencia de género y las personas desempleadas de larga duración, entre otras.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos