:::: MENU ::::

7 de noviembre de 2017

  • 7.11.17
Tras una vendimia más temprana de lo habitual debido a las temperaturas extremas registradas el pasado verano, la comarca de Montilla-Moriles comienza a dar la bienvenida a los primeros vinos de la cosecha 2017. La Cooperativa La Unión, con el objetivo de dar a conocer las cualidades de sus nuevos caldos –que además renuevan su imagen para acercarse aún más al mercado–, celebró anoche una cata dirigida al sector hostelero de Montilla y su comarca.



El encuentro, al que acudieron una treintena de profesionales de la hostelería, sirvió para analizar los nuevos matices que marcan los vinos Algarabía Verdejo, Rosado Syrah Los Omeya, Tinaja La Unión y Algarabía Chardonnayde de esta cosecha, así como sus maridajes más recomendados con el fin de implicar al sector hostelero en la promoción de los vinos de la tierra.

"El objetivo de esta cata es dar a conocer los primeros vinos de esta cosecha que se están dando en Europa que, además, este año se adaptan a las nuevas demandas del cliente en tanto en su imagen, como en una nueva botella de color para preservar más el vino", explicó Francisco Fernández Jurado, enólogo y director comercial de la Cooperativa La Unión.

Con esta nueva imagen para los vinos jóvenes, la cooperativa pretende resultar más atractiva para el público que consume este tipo de caldos, cada vez con mayor demanda. Por ello, Fernández señaló que los hosteleros son un "eslabón fundamental" para que los vinos estén presentes dentro de la oferta gastronómica de la provincia "y que mariden con platos y productos de gran calidad".



Asimismo, el enólogo de la Cooperativa La Unión destacó que los vinos jóvenes de la cosecha 2017 cuentan con unas cualidades diferentes a pasadas añadas tras una vendimia "muy atípica". Así, por ejemplo, explicó que el nuevo Algarabía Verdejo se caracteriza por un tono más pálido al habitual como resultado del adelanto de la recogida de las uvas en 14 días con respecto a la campaña de 2016.

En este sentido, Fernández señaló que la merma de la producción de la campaña de la vendimia 2017, "en Montilla, pero generalizada prácticamente en toda España y los países europeos", ha supuesto que la cotización de los vinos haya sido muy significativa en esta cosecha.

"La calidad de los vinos en los años de escasez de agua suele ser contrastada pues la concentración de aromas y sabor es mayor; esto, unido a la escasez de producción, se traslada a los precios al mercado", reconocía el director comercial de La Unión, quien explicó que en el caso de la cooperativa montillana se ha optado por "una pequeña subida" que evite la pérdida de clientes y se mantenga un precio razonable "que repercuta finalmente en los agricultores".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos