:::: MENU ::::

17 de agosto de 2017

  • 17.8.17
El Hospital Comarcal de Montilla ha asistido entre los meses de enero y julio de este año a 274 nacimientos. De ellos, uno de cada cuatro, por elección de la madre, lo ha hecho mediante parto natural o de baja intervención, es decir sin epidural y empleando métodos alternativos para el control del dolor como las duchas hidromasaje o la pelotas de bobath de las que dispone el centro y que favorecen la dilatación.



Concretamente, 72 madres que representan el 26,3 por ciento de los alumbramientos, han optado por este tipo de parto. Del total de nacimientos que se han producido en estos primeros siete meses del año, el 69 por ciento han sido partos vaginales o eutócicos, un 11 por ciento han correspondido a partos instrumentales y un 20 por ciento han sido mediante cesárea. En este sentido, de las 56 cesáreas 34 han sido urgentes y 21 electivas, siempre por indicación clínica, para preservar la seguridad del bebé y de la madre.

Asimismo, nueve de cada diez recién nacidos han iniciado la lactancia materna en sus primeras horas de vida, el 80 por ciento de los partos se han realizado sin episiotomía y siete de cada diez mujeres se han decantado por la anestesia epidural.

Del mismo modo, de enero a julio de 2017 se han atendido 41 partos (un 15%) de mujeres procedentes de fuera del área de referencia, las cuales deciden dar a luz en este centro hospitalario por el desarrollo que éste tiene del Proyecto para la Humanización de la Atención Perinatal de la Consejería de Salud y su compromiso en esta materia, del que también da muestra el proceso de Acreditación IHAN (Iniciativa para la Humanización en la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, promovida por UNICEF y la OMS) en el que el centro se encuentra inmerso, en fase avanzada.

El Área de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Montilla está integrada por unos 50 profesionales, entre pediatras, matronas, ginecólogos y personal de enfermería. En palabras del jefe del área, José Garriguet, “todos trabajan para propiciar una atención al nacimiento lo más respetuosa posible con los deseos de la madre, favoreciendo que el parto evolucione de manera natural, minimizando el empleo de tecnologías o medicación que rompan su curso normal, y fomentando la lactancia materna y el contacto piel con piel desde el mismo momento del nacimiento”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos