:::: MENU ::::

29 de agosto de 2017

  • 29.8.17
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, desveló ayer que en los primeros ocho meses de campaña (de octubre de 2016 a junio de 2017), Andalucía ha comercializado en el extranjero más de 563.000 toneladas de aceite de oliva por un valor superior a 2.000 millones de euros.



Esta última cantidad supone un aumento del 31 por ciento con respecto al mismo período de la campaña anterior. Sánchez Haro apuntó además que este “récord histórico” es “una muestra del dinamismo de nuestras empresas y cooperativas, que están haciendo las cosas bien”.

Rodrigo Sánchez valoró el liderazgo mundial del aceite de oliva andaluz, “nuestro producto más emblemático, que cuenta con un futuro prometedor si sabemos aprovechar las oportunidades” y que se posiciona como el alimento de la región con mayor valor exportado. Actualmente, dos de cada cinco litros de aceite de oliva que se consumen en el mundo proceden de Andalucía.

El consejero apostó por aprovechar esta buena marcha de las exportaciones como una oportunidad “para fortalecer las estrategias comerciales y consolidar nuestro liderazgo en los mercados exteriores”. Para el representante del Gobierno andaluz, es importante que los ciudadanos asocien “al verdadero origen” el aceite de oliva que consumen, utilizando para ello “marcas que reflejen lo mejor de nuestra tierra y sobre las cuales vayamos construyendo valor”.

Andalucía es la región española con más denominaciones de calidad de productos agroalimentarios, 12 de las cuales amparan aceites de oliva virgen extra. El consejero se refirió a estas menciones como una diferenciación que, “unida a una buena estrategia comercial, va a ser necesaria para mantener el crecimiento de nuestras ventas fuera de la Unión Europea”.

Entre las posibilidades de expansión de este sector, Sánchez Haro resaltó, por ejemplo, los países asiáticos u otros mercados como Canadá, un territorio con alto poder adquisitivo y unas importaciones de más de 30.000 toneladas de aceite de oliva. “Hay mucho potencial de crecimiento, pues el aceite de oliva apenas supone el 4 por ciento del consumo mundial de grasas vegetales y cada vez más industrias lo incorporan como ingrediente en sus productos”, afirmó el consejero.

Respaldo público

Rodrigo Sánchez hizo hincapié en la importancia de “aunar esfuerzos y, sobre todo, invertir en promoción para que el público conozca nuestros aceites y los diferencie por su calidad”, y explicó que desde la Junta de Andalucía se apoya esa labor a través de diversas líneas de ayudas.

Entre otras subvenciones, el consejero se refirió a los incentivos destinados a la promoción de alimentos de calidad diferenciada, cuya dotación asciende a 3,7 millones de euros hasta 2020 sólo para el sector olivarero. De este montante global ya se han concedido 282.000 euros a un total de nueve Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen y la convocatoria de 2017 de estas ayudas, con un presupuesto que roza los 803.600 euros, continúa abierta hasta el próximo 7 de septiembre.

Además, la Consejería de Agricultura gestiona también incentivos cuyo objetivo es “lograr un olivar más competitivo y sostenible, modernizar las industrias y mejorar la comercialización”, “importantes instrumentos de apoyo” que, en su mayoría, se incluyen en el Plan Director del Olivar.

Esta planificación se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía y cuenta con un presupuesto que supera los 300 millones de euros dedicados en exclusiva a este cultivo, montante que se ha puesto ya a disposición del sector en más de un 75 por ciento (más de 230 millones de euros).

Sector olivarero y denominaciones

El olivar es el cultivo más importante de Andalucía, con 1,5 millones de hectáreas y un aporte de 3.344 millones de euros (28%) a la producción agraria andaluza. En cuanto a empleo, este sector supone el 40 por ciento de los jornales agrarios de la región.

En total, la Comunidad Autónoma cuenta con 12 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) que amparan aceite de oliva de las 29 menciones de este sector que existen en España. En 2015, estas DOP andaluzas comercializaron alrededor de 17.500 toneladas de aceite de oliva virgen extra valoradas en casi 86 millones de euros, de los cuales cerca de 29 millones de euros se correspondían con ventas en el exterior.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos