:::: MENU ::::

10 de mayo de 2017

  • 10.5.17
El cardenal guineano Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se encuentra hoy en Montilla para presidir los actos litúrgicos en honor de San Juan de Ávila, una figura que, como ha defendido, "es un ejemplo a imitar por todo el mundo" y una referencia para todos los sacerdotes.



El cardenal Sarah, que a primera hora se ha acercado al Ayuntamiento de Montilla para agradecer a la Corporación Municipal su acogida antes de realizar una visita a la casa del Doctor de la Iglesia universal, ha mostrado su agradecimiento por esta oportunidad para acercarse a la vida y obra de San Juan de Ávila, pero también para conocer la figura de San Francisco Solano.

"Es un honor ser invitado para estar en una ciudad donde han vivido tantos santos, poder conocerlos para imitar su vida y darlos a conocer al mundo entero, porque hoy tenemos necesidad de estos santos", ha señalado el cardenal Sarah, quien ha insistido en que figuras como San Juan de Ávila "recuerdan esa riqueza que existe en Dios".

Por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha agradecido los actos organizados por la Diócesis de Córdoba con motivo de esta efeméride en Montilla, donde se han reunido más de 200 sacerdotes de la provincia en la Basílica Pontificia de la calle Corredera, así como varios obispos españoles, encabezados por el sucesor de Osio, Demetrio Fernández.

"San Juan de Ávila es un referente para todos los montillanos, por lo que agradecemos que desde el Obispado y desde la Diócesis se tenga cada 10 de mayo en cuenta para venir a Montilla y hacerlo un día grande a nivel nacional e internacional", ha destacado el primer edil, quien ha recordado que dentro de dos años se celebrará el 450.º aniversario de la muerte del santo, "por lo que será un año muy importante para la ciudad".

Por su parte, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha puesto de relieve el importante apoyo que para la difusión de la figura y obra de San Juan de Ávila supone la presencia del cardenal Sarah en Montilla. "La tarea de la Diócesis de Córdoba es dar a conocer a San Juan de Ávila al mundo entero y tener un colaborador cercanísimo del Papa Francisco, como es el cardenal Sarah, es muy importante", ha destacado.



De este modo, la jornada ha comenzado en el antiguo templo de La Encarnación con el rezo de la Hora Menor y unos puntos de reflexión a cargo del obispo de Córdoba. Posteriormente, ha tenido lugar la celebración de la misa presidida conjuntamente por el cardenal Sarah, responsable de la congregación de la Curia Romana que está encargada de la mayoría de los asuntos relacionados con la liturgia de la Iglesia católica y el ritual de los sacramentos.

Tras la misa, en la que se ha homenajeado a los presbíteros que celebran sus bodas de oro y de plata –aprovechando que San Juan de Ávila es, además de Doctor de la Iglesia, patrono del clero secular español–, los sacerdotes y sus acompañantes se han trasladado hasta el Teatro Garnelo, donde el cardenal Sarah ha ofrecido una conferencia centrada en su último libro, La importancia del silencio.

El cardenal Sarah fue presidente del Pontificio Consejo "Cor Unum" para la promoción humana y cristiana entre 2010 y 2014 y, desde hace años, mantiene vínculos con Montilla gracias a su relación con José Cárdenas Zafra, el misionero montillano que fue secuestrado en 1998 por la guerrilla de Sierra Leona y se refugió en la casa del propio Robert Sarah, que por aquel entonces era arzobispo metropolitano de Conakri.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos