:::: MENU ::::

11 de abril de 2017

  • 11.4.17
El Estadio Municipal de Montilla acogió el pasado sábado la antepenúltima jornada del Juvenil Apedem, un encuentro que terminó en empate ante el Deportivo Córdoba C.F. Viendo el resto de equipos al finalizar la vigésimo octava jornada de liga, se puede deducir que el Juvenil Apedem conservará su quinta plaza en la clasificación, puesto más que merecido y muy difícil de superar a estas alturas de competición.



El partido disputado, lejos de resultar aburrido por carecer de goles, resultó muy entretenido ya que se sucedieron muchas ocasiones de gol que ambos equipos estuvieron negados a materializar. El adversario, con un plantel serio y compacto, se plantó en el municipal montillano para intentar conservar una racha de 6 partidos invicto, siendo los primeros 35 minutos superiores a los vinícolas.

Por la parte montillana, destacó el debut del canterano y exsenequista Paco Pino, que no tuvo su día porque recayó de unas molestias en el abductor. Equipo con experiencia el que sacó de inicio el preparador amarillo y que le costó hacerse con el control del juego.

Las primeras ocasiones fueron por parte cordobesa, concretamente en un disparo que pasó rozando la escuadra del hoy meta local Luija, oportunidad que sembró el silencio en la grada. El equipo local, sin llegar con claridad durante toda la primera parte, tuvo que esperar a la recta final para que Raúl Melgarejo mandara por alto el balón en la más clara ocasión de gol de los amarillos. Final de la primera parte y partido abierto por parte de ambas escuadras.

Comenzó el segundo acto y los acercamientos a portería fueron constantes por parte de ambos equipos. Las fuerzas se igualaron y cualquiera de los dos equipos podía inaugurar el luminoso, incluso los auriverdes se iban haciendo más con el juego. De nuevo Raúl tuvo la más clara ocasión de la tarde cuando, algo más listo y atento que el rival, se aprovechó de una mala entrega del central, haciéndose con el balón para introducirse dentro del área, escorándose en exceso para disparar fuera lo que la grada cantaba ya el gol.

En los últimos minutos del partido se cumplió el refranero futbolístico que dice que si no se puede ganar un partido, por lo menos intenta no perderlo. Precaución en ambos conjuntos que veían un buen resultado el empate y arriesgaron poco en los momentos finales.

El partido, durante la gran mayoría de su juego, fue limpio y sin jugadas que lo pudieran afear. En los últimos compases del encuentro, el colegiado Rodríguez Gómez dejaba a los montillanos con un hombre menos al sacar la segunda amarilla a Alex Hierro que, aparentemente, tuvo un intercambio de palabras con el defensor cordobés, fruto del nerviosismo del encuentro. Camino fácil que tomó el colegiado amonestando a ambos jugadores, con desventaja del 10 auriverde que vería la segunda amarilla y, por consiguiente, la roja y expulsión.

Sin tiempo para más, se caldearon un poco los ánimos y el técnico montillano fue expulsado en la jugada siguiente por referirse al colegiado manifestándole el trato diferencial para los dos equipos. Nueva expulsión que afearía un encuentro que en ningún momento fue propicio para el conflicto.



Llegaron los minutos de descuento donde no se llegó a nada ya que el miedo de poder perder el balón en zonas delicadas estuvo presente en ambos equipos. Mal sabor de boca que quedó en el seno del equipo juvenil con tanta tarjeta cuando el partido no tuvo nada. Lo positivo, el punto obtenido que vale para conservar la quinta plaza y estar algo más tranquilos en estos días de Semana Santa y que paraliza la competición durante dos semanas.

En lo que se refiere el resto de la competición que toca ya su fin, por la parte de arriba, tanto Califas como Don Bosco ganaron sus encuentros y siguen los cinco puntos de ventaja de los colegiales frente a los del califato, cuando restan seis por jugar. Por tanto, y tras el parón de la Semana de Pasión, los de Noreña pueden proclamarse campeones si se imponen al Puente Genil.

Por la parte baja de la clasificación, a los ya descendidos Villa del Río y Peñarroya, queda una plaza de descenso por definir. Plaza que ocupa precisamente la Rambla F.B., próximo rival del Juvenil Apedem, que se desplazará a tierras alfareras con los locales jugándose el todo por el todo para llegar a la última jornada vivos y con posibilidades en partido que, se presupone, tendrá horario unificado por la Federación y pendiente de determinar.

Juvenil Apedem 0 -- 0 Deportivo Córdoba C.F.

Juvenil Apedem: Luija Robles, Francisco Jiménez, Mario Albornoz, Ezequiel Sojo, Adrián Villegas, Miguel Ángel Naranjo, Jaime Ruiz, Francisco Espejo, Raúl Melgarejo, Alejandro Hierro y Paco Pino. También jugaron Carlos Repiso, Rafa Algaba, Manuel Castro, Juan Sánchez y Francisco Espejo Velasco.

Deportivo Córdoba C.F.: Sergio Hinojosa, Juan Padilla, Daniel Mindan, Óscar Carmona, Agustín Hernández, Jaime Lozano, David de la Mata, Javier Arévalo, José Ruiz, Daniel Frías y Antonio Leal. También jugaron Manuel Alfaro y Nicolás González.

Goles: No hubo.


PACO ALCAIDE / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: C.D. APEDEM MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos