:::: MENU ::::

5 de febrero de 2017

  • 5.2.17
Con rabia, coraje y tesón sacó el Cadete Apedem adelante su encuentro contra el Sporting Benamejí C.D. en el Estadio Municipal de Montilla, en una tarde desapacible que invitaba más a quedarse en el calor del hogar que a ver un partido de fútbol. Una inyección de moral de cara a los siguientes choques para poder seguir peleando por los puntos en la parte alta de la clasificación.



La decimonovena jornada de la Segunda Andaluza enfrentaba a dos equipos que necesitaban imperiosamente los puntos por diversos motivos: el local, para coger moral y no descolgarse de la cabeza; y los negrillos, porque, de perder, se colocarían en puestos de descenso a la Tercera Andaluza.

En el minuto 9 de la primera mitad un pase entre líneas de Álvaro hacia el interior del área benamejicense propició el fallo del central Casado, para dejar solo y libre de marca a Pablo Raya, quien golpeó, con más corazón que cabeza, saliendo el balón lamiendo el poste derecho del portero visitante.

Tímidos escarceos amarillos hacia el área visitante, teniendo en cuenta que los primeros 45 minutos el Cadete Apedem jugó contra dos rivales, el Benamejí y el aire –con picos de hasta 50 kilómetros por hora– hacían casi imposible poder controlar la bola de manera ordenada y darle sentido a los pases en largo.

Pese a todo, los auriverdes siguieron controlando el centro del campo, con Óscar muy activo en el juego de contención, Javi Feria muy atento en la línea de definición y Álvaro Ramírez muy activo en la banda con constantes subidas en jugadas individuales.

Por contra, el equipo de Benamejí enseñaba también los dientes en contadas ocasiones, como la que tuvo Raúl Ramírez en el minuto 14 después de un mal despeje de la zaga amarilla y que, de tiro cruzado, desvió el portero local con mucho acierto.

Los benamejicenses nunca perdieron la cara al partido, aún con los escasos efectivos que trajeron al municipal de Montilla en la tarde del sábado, ya que solo tenían a un jugador de refresco en el banquillo, por lo que las inclemencias del tiempo les pasarían factura de cansancio. Aún así, tuvieron oportunidades de gol en los minutos 16 y 21, ambas ocasiones en entradas por banda y disparo hacia la portería defendida por Dani Agudo.

El Cadete Apedem controlaba el partido en la medular pero las líneas de ataque se sentían incómodas y nerviosas, no pudiendo materializar las claras ocasiones de gol que ocasionaban. Con esta tesitura, llegó el final de los primeros cuarenta y cinco minutos, tiempo en el cual el señor colegiado Álvaro Gallardo pitó el final del primer acto y todos a la caseta a descansar.

La segunda mitad comenzó con cambios en el equipo local. El técnico montillano Yimi incorporó a Adrián de mediocentro, adelantando a Óscar a la mediapunta atacante que, junto con Javi Feria y Álvaro Ramírez le dieron mucha más mordiente, presión y vidilla al partido. Fruto de esa movilidad en la zona de recuperación, llegaron las ocasiones más claras del encuentro en jugadas trenzadas por la banda cuyos centros se perdían en las manos del portero visitante.

El primer gol de la desapacible tarde ventosa y lluviosa llegó de las botas de Óscar Alcaide quien aprovechó un pase en corto de Adrián en tres cuartas partes del campo para pegar un zapatazo, cuya potencia hizo imposible la estirada del guardameta, y entró pegado al palo derecho de su portería. Corría el minuto 71 de juego y alegría en la parroquia local por el gol, recompensa y fruto del trabajo de los chicos y el esfuerzo que estaban haciendo durante todo el partido.

Sin embargo, mucho pudo cambiar el signo del encuentro si el árbitro de la contienda llega a pitar un derribo de Nacho a Ramón Pérez dentro del área, acción muy protestada por los aficionados benamejicenses y que, finalmente, no llegó a más.

En el minuto 86 de juego llegó la tranquilidad a la parroquia local con el segundo gol de la tarde. José Antonio López aprovechó un córner sacado por Javi Feria para cabecear, libre de marca, al fondo de la red. Ésta fue la puntilla definitiva con la que los amarillos clavaron al equipo visitante que, escaso y desprovisto de cambios, vio como los últimos minutos pesaban como una losa en sus botas.

Finalmente, justo cuando se cumplían los noventa minutos reglamentarios del encuentro, el árbitro Álvaro Gallardo pitó el final del partido, dando la victoria a los jugadores del Cadete Apedem que resolvieron el partido ante un equipo aguerrido y señorial.

De nuevo los auriverdes cogieron la senda de la victoria para encarar el siguiente partido, que tendrá lugar el sábado 11 de febrero a las 19.15 de la tarde contra el C.D. Montalbeño, equipo que viene de empatar fuera de casa y que se mantiene en la zona media de la tabla. Partido a priori muy complicado el que afrontarán a domicilio los amarillos quienes, si siguen trabajando bien durante la semana, pueden llevarse los tres puntos del Nuevo Calvario Municipal.

Cadete Apedem 2--0 Sporting de Benamejí C.D.

Cadete Apedem: Dani Agudo, Miguel Mora, José Manuel Gil, José Manuel Cruz, José María Rubio, Óscar Alcaide, Juniel Herenas, Javier Feria, Pablo Raya, José Antonio López y Álvaro Ramírez. También jugaron Nacho Fernández, Ian Muñoz y Adrián Guijarro.

Sporting de Benamejí C.D.: Adrián Carnerero, Juan Vázquez, Raúl Ramírez, Antonio Casado, Javier Medina, Cristóbal Jiménez, Miguel Ramírez, Ramón Pérez, Néstor Guillén, Mario Velasco y Manuel Galindo. También jugaron Víctor Velasco

Goles: 1-0 Óscar Alcaide (m.71), 2-0 José Antonio López (m.86)

PACO ALCAIDE / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: C.D. APEDEM MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos