:::: MENU ::::

3 de octubre de 2016

  • 3.10.16
El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, hizo público la pasada semana el balance del año hidrológico, que finalizó el 30 de septiembre, y resaltó que la explotación de las tres demarcaciones hidrográficas que gestiona la Junta de Andalucía se ha desarrollado dentro de la normalidad, a pesar de que se está atravesando en algunos ámbitos un periodo seco.



En este sentido, se han atendido con "absoluta normalidad" las demandas de abastecimiento y se han llevado a cabo todas las campañas de riego, según José Fiscal, que recordó que "ha habido puntualmente algunos problemas" en municipios que se abastecen de recursos subterráneos propios que no dependen de los sistemas que gestiona la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El titular de Medio Ambiente resaltó que las características del clima en Andalucía es "muy irregular", y se debe de ser "consciente" de esta realidad para gestionar y hacer un uso responsable de este "preciado recurso". "Un uso adecuado del que todos debemos concienciarnos no solo en los meses de verano, sino a lo largo de todo el año", defendió Fiscal.

En lo que respecta a los datos de pluviometría, el conjunto del año hidro-meteorológico 2015-2016 acumuló un total de 451 litros por metro cuadrado como valor promedio regional y puede calificarse de seco en cuanto a lo que precipitaciones se refiere.

El índice estandarizado de Sequía Pluviométrica indica, en términos globales de toda Andalucía, valores negativos durante el 2015 y 2016. Las precipitaciones han supuesto sólo el 79,4 por ciento de la media histórica, con una distribución variable.

Las precipitaciones en el área atlántica se han mantenido en la media, mientras que en el área mediterránea han estado significativamente por debajo. En lo que respecta al estado de los embalses, las reservas hídricas con las que empezó el nuevo año hidrológico han disminuido en 369,08 hectómetros cúbicos, lo que supone un descenso de 9,39 por ciento con respecto al año anterior.

Por demarcaciones, la del Tinto-Odiel-Piedras, que almacena un total de 771,52 hectómetros cúbicos, es la que con un 70 por ciento se encuentra con un mayor grado de llenado. La del Guadalete y Barbate almacena 901,34 hectómetros cúbicos y se encuentra al 55 por ciento de su capacidad, mientras que las cuencas Mediterráneas se encuentran al 35,6 por ciento de su capacidad con un almacenamiento de 417,72 hectómetros cúbicos.

Esta cuenca, en particular, encadena tres años seguidos de precipitaciones por debajo de la media, por lo que la Consejería ha adoptado en ellas medidas coyunturales para adaptarse a la situación hidrológica. Entre ellas, destaca la suspensión de envíos de agua desde el embalse del Guadarranque a la Costa del Sol occidental, la intensificación del uso del agua desalada, y varias medidas de ahorro en toda la zona.

José Fiscal insistió en que especialmente en algunos sistemas de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas, es necesario gestionar "con mucha prudencia y estar especialmente vigilantes y atentos a la evolución del primer tercio del año hidrológico que comienza, y si fuera necesario, tomar las medidas oportunas de carácter preventivo y en su caso, correctivo".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos