:::: MENU ::::

24 de junio de 2016

  • 24.6.16
La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, informó ayer que la Junta de Andalucía va a proponer en la Conferencia Sectorial para revisar las ayudas asociadas de la Política Agrícola Común (PAC), que se celebrará el próximo 30 de junio, la creación de un grupo de trabajo entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las comunidades autónomas para valorar las diferentes propuesta económicas que, en el caso de Andalucía, pasa por un reparto por módulos.



Ortiz, que asistía al acto de entrega de los XXIII Premios a la Calidad de la Denominación de Origen Protegida Baena, explicó que así lo trasladaron el secretario general de Agricultura y Alimentación, Rafael Peral, y la secretaria general de Fondos Europeos Agrarios, Concepción Cobo, en la reunión preparatoria de la Conferencia Sectorial que se celebró el pasado miércoles en Madrid.

Según la consejera, en este encuentro se dejó claro que la propuesta que hace Andalucía "no va contra ningún territorio ni contra ningún sector, por lo que creemos importante que se constituya un grupo de trabajo, que debe acordarlo la Conferencia Sectorial".

Asimismo, Ortiz anunció que en la reunión se explicó también que el criterio que propone Andalucía para la revisión de las ayudas asociadas es el de la modulación, es decir "que se apoye más a las primeras hectáreas y que se reduzca ese apoyo en función del incremento de la dimensión de la explotación", de manera que se dé más apoyo a las explotaciones más pequeñas.

Ortiz considera que la propuesta andaluza podría financiarse sin excluir a ninguno de los sectores que ahora reciben ayudas, ya que hay mecanismos como la modulación que mejoran la eficacia de las ayudas agrarias, reduciendo el nivel de ayuda conforme aumente el tamaño de la explotación, de manera que los importes de las ayudas sean mayores en las primeras hectáreas o cabezas de ganado y se vayan reduciendo según se incremente la dimensión de la explotación. Esta alternativa se establece de forma explícita en el reglamento comunitario.

El objetivo de la Consejería es que el Gobierno de España corrija el error de 2014 de no haber incluido al olivar en pendiente, la uva pasa y el trigo duro en el régimen de las ayudas asociadas, que apoyan a cultivos que afrontan especiales dificultades y cuyo mantenimiento se considera estratégico por motivos económicos, sociales y medioambientales.

Respecto a los sectores para los que se establecieron ayuda asociadas, la Junta considera que el diseño se ha hecho sin tener en cuenta las necesidades de producciones andaluzas como la remolacha, los frutos de cáscara, el caprino y el vacuno de leche. Por este motivo, la revisión que ha planteado el Gobierno andaluz incluye también mejoras para ellas.


REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos