:::: MENU ::::

22 de junio de 2016

  • 22.6.16
El Estadio Municipal de Fútbol de Montilla es, desde ayer, "espacio cardioseguro", gracias a la aportación de un desfibrilador por parte de la empresa Monsecor, adjudicataria del servicio de asistencia sanitaria de este recinto deportivo. Con la puesta en marcha de este nuevo dispositivo, la totalidad de instalaciones municipales dedicadas a la práctica deportiva en la localidad cuentan con el material necesario para atender un accidente cardiovascular.



"Es una medida muy importante para cualquier instalación deportiva, ya que permite dar seguridad a los deportistas", destacó el teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, durante la presentación del nuevo desfibrilador que será instalado en el Estadio Municipal de Fútbol de la localidad.

Por su parte, Aurora Requena, gerente de Monsecor, destacó la importancia de contar con este tipo de dispositivos en instalaciones deportivas "porque permite ofrecer garantía y seguridad" ante un accidente cardiovascular, en el que las probabilidades de sobrevivir disminuyen un 10 por ciento por cada minuto que pasa sin una intervención adecuada.

La puesta en marcha del nuevo desfibrilador se produce de forma paralela al desarrollo de un plan formativo para trabajadores y monitores municipales, en el que también ha tomado parte empleados de Monsecor y un representante del Club Deportivo Montilla-Córdoba Triatlón y que ha sido desarrollado por el médico de la Unidad de Cuidados Críticos y Urgencias de Montoro, Javier Fonseca.



"Los tres primeros eslabones de la cadena que aseguran la supervivencia ante un accidente cardiaco necesita de la población, por eso es tan importante la formación, para que sepan identificar un accidente cardiovascular, realizar las compresiones y usar el desfibrilador", destacó Fonseca sobre los objetivos del plan de formación que está acreditado por la Asociación Española de Medicina General y Familiar.

Junto al plan formativo y el registro del desfibrilador, la catalogación de "espacio cardioasegurdo" requiere, según explicó Fonseca, del desarrollo de un plan de mantenimiento del mismo. "De esta forma se asegura que se pueda salvar a las personas hasta la llegada de los servicios sanitarios", puntualizó Fonseca, quien señaló que el objetivo es asegurar que el 75 por ciento de las personas que acudan al campo de fútbol estén en un radio de acción de tres minutos del desfibrilador.



Además del nuevo desfibrilador, las instalaciones deportivas montillanas cuentan con otros dos dispostivos para accidentes cardiovasculares, ambos en régimen de alquiler. El primero funciona durante la temporada de verano, en las piscinas municipales; y el segundo presta servicio permanente en la piscina cubierta. No obstante, tal y como avanzó Francisco Lucena, la intención del equipo de gobierno es que el Ayuntamiento de Montilla pueda adquirir uno de estos elementos de cara al próximo año.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos