:::: MENU ::::

15 de junio de 2016

  • 15.6.16
El índice de precios de consumo (IPC) ascendió un 0,6 por ciento durante el pasado mes de mayo en Andalucía con respecto a abril, una décima más que en el conjunto de España (0,5%). Con este dato, la tasa de inflación de la comunidad se sitúa en el -1 por ciento, igual que la media nacional y que la del mes anterior.



En la evolución mensual del coste de la vida en Andalucía, todos los grupos presentan aumentos o crecimiento nulo. Destacan con las mayores subidas el vestido y calzado (2,6%), por la temporada de primavera-verano; transporte (1,5%), consecuencia del alza de los costes de los carburantes y combustibles (2,7%); alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3%), especialmente por las frutas frescas (9,1%); y menaje (0,3%), principalmente por el aumento en textiles para el hogar (1,6%).

En términos interanuales, y como viene sucediendo todo el año, sólo tres de los doce grupos de bienes y servicios que conforman el IPC ofrecen tasas negativas: vivienda (-6,9%), por la bajada de la electricidad, el gas y otros combustibles (-16,3%); transporte (-4,9%), a causa de los carburantes y combustibles (-13,5%); y ocio y cultura (-1,8%), debido principalmente a los equipos y soportes audiovisuales, fotográficos e informáticos (-6,8%) y al viaje organizado (-6,1%).

En el lado opuesto, sobresalen los aumentos de precios de las comunicaciones (1,8%), por la subida en los servicios telefónicos; de los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,7%), sobre todo por los aceites y grasas (14,9%), las patatas y sus preparados (13,6%) y las frutas frescas (11,6%); y de otros bienes y servicios (1,4%), principalmente por los seguros (3%).

La Consejería de Economía y Conocimiento considera que la tasa de inflación de Andalucía en el mes de mayo (-1%), igual a la media española y en un contexto de inflación ligeramente negativa también en la Zona Euro (-0,1%, según el indicador adelantado), sigue derivando de los precios de los productos energéticos.

La bajada de precios de los carburantes y combustibles (-13,5% interanual), consecuencia de la caída del precio del petróleo, cuya cotización media del barril de Brent fue en mayo un 26,6 por ciento inferior a la registrada en el mismo mes de 2015, se une un descenso de los precios de la electricidad, el gas y otros combustibles (-16,3%), determinando un descenso del precio de los productos energéticos (14,1% interanual). Frente a ello, los precios de los productos no energéticos crecen un 0,9 por ciento interanual.

La inflación subyacente, que no incluye los componentes más volátiles del IPC general (alimentos no elaborados y productos energéticos), se sitúa en mayo en el 0,7 por ciento en Andalucía, al igual que en España, siguiendo la trayectoria positiva aunque moderada que viene mostrando a lo largo de todo el año.

Un comportamiento que es reflejo del impulso que mantiene la demanda interna, con un crecimiento del consumo de los hogares del 3,7 por ciento interanual en el primer trimestre del año, dos décimas por encima del registrado en el conjunto del año 2015 (3,5%).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos