:::: MENU ::::
DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

15 de mayo de 2022

  • 15.5.22
La Agrupación Local de Protección Civil de Montilla ha concluido el proceso de renovación y refuerzo de su flota de vehículos con la adquisición de dos motocicletas eléctricas que mejorarán la capacidad de movilidad y respuesta por parte de los voluntarios que conforman los recursos humanos de este colectivo.


De esta forma, las dos nuevas motocicletas se suman al vehículo tipo pick-up adquirido por el Ayuntamiento de Montilla hace aproximadamente un año. En este caso, como destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, el Consistorio ha contado con una ayuda de 10.000 euros por parte de la Diputación de Córdoba para hacer frente a un desembolso que ha ascendido a 14.500 euros.

"Durante estos dos años de pandemia las instituciones han tomado conciencia de la importancia de los voluntarios y voluntarias de agrupaciones como Protección Civil y el enorme esfuerzo y trabajo que realizan, por ello se pusieron en marcha estas ayudas", explicó Rafael Llamas, que también es delegado de Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades en la Diputación de Córdoba.

Por su parte, la jefa de la Agrupación Local de Protección Civil, Alicia Fernández, destacó la versatilidad de este tipo de vehículos, para circular por el municipio, especialmente en las calles más estrechas y "en momentos puntuales como son festividades importantes".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 15.5.22
Bodegas Robles ha sumado dos nuevos reconocimientos a su apuesta por la elaboración de vinos de calidad, en el marco de la cata-concurso Ecovino 2022, que se ha celebrado en la sala de Análisis Sensorial del Complejo Científico-Tecnológico de la Universidad de La Rioja. En esta ocasión, el dulce Piedra Luenga Pedro Ximénez ha sido galardonado con la Medalla de Oro del certamen, mientras que el espumoso Robles Brut Nature 24 meses ha recibido una Medalla de Plata.


La cata-concurso Ecovino valora la calidad de vinos ecológicos procedentes de cualquier región del mundo y está organizado por la Consejería de Agricultura de La Rioja, en colaboración con el Consejo Regulador de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja (CPAER) y Cultura Permanente. En esta ocasión, se valoraron casi trescientas referencias procedentes de una treintena de regiones vitivinícolas.

Con estos galardones, el jurado de Ecovino reconoce el buen hacer de Bodegas Robles, una empresa familiar dedicada a la elaboración y crianza de vinos y pionera en la producción de vinos ecológicos amparados por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.

De marcado carácter internacional, ha sido además la primera bodega española en calcular su huella de carbono con el compromiso de reducir paulatinamente sus emisiones e impulsora del proyecto de apadrinamiento de vid Sigue tu cepa.

Una aventura que comenzó en 1927

La familia Robles se ha dedicado en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

En este sentido, desde finales del siglo XX, Bodegas Robles apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega dentro de una Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos y, desde 2009, desarrolla también alimentos artesanales a partir de sus vinos y vinagres ecológicos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 15.5.22
En la actualidad, cada metro cuadrado de construcción cuesta y si se quiere vivir en los centros poblados más cerca de las zonas comerciales, turísticas y de los sitios en los que se mueve la vida de las urbes, los pisos y casas son más pequeños y se requiere de muebles que sean cómodos, pero se adapten a los lugares reducidos en los que no tienen cabida los grandes muebles tradicionales.


Las sillas plegables son una brillante solución

Cuando se trata de ahorrar espacio las sillas son claves. En Sillalandia.com tienen sillas plegables que ocupan poco espacio, vienen en variados diseños y estilos para todas las necesidades y gustos. Son una opción perfecta para usar en el jardín, comedor, en la cocina, terraza y otros lugares.

Las sillas plegables son tan útiles como prácticas

La principal ventaja de las sillas plegables es su portabilidad. Son, en general, sillas agradables que pueden utilizarse a diario o de forma ocasional.

¿Quién puede olvidar una reunión familiar en casa en la que algunos invitados se sentaron en sillas plegables mientras otros se sentaban en sillas de comedor normales? Son imprescindibles en cualquier hogar, ya que proporcionan un asiento adicional.

Cuando se tiene visitas inesperadas o se necesita organizar grandes comidas o cenas con la familia o los amigos, las sillas plegables resultan muy útiles.

Las sillas plegables ahorran espacio y son fáciles de guardar

Las sillas plegables son las idóneas para los lugares pequeños. Son un elemento muy necesario para cocinas o comedores de tamaño reducido, ya que pueden utilizarse si se necesitan más asientos en caso de invitar a amigos o familiares a comer a casa.

Basta con desplegarlas, colocarlas donde se desee y sentarse. Pueden, además, recogerse fácil y rápidamente y guardarse en cualquier armario, despensa, almacén o garaje una vez que se hayan utilizado.

Esto hace posible liberar el espacio que ocupan y poder hacer en ese sitio otras actividades o, sencillamente, para que el lugar luzca despejado.

Las sillas plegables son fáciles de transportar

Las sillas plegables también tienen la ventaja de ser ligeras. Se pueden utilizar en casa o en cualquier escapada al campo, la montaña o la playa porque son ligeras, fáciles de recoger y ocupan poco espacio. ¿Es posible hacer una barbacoa en el campo con los amigos? Claro que sí, solo basta llevar las sillas plegables en el maletero o, también, en el asiento de atrás del coche.

Los materiales son diversos

Las sillas plegables están disponibles en una gran variedad de materiales, lo que permite seleccionar el modelo más adecuado para cada evento o situación. Hay sillas plegables de aluminio u otro metal, también de plástico, de madera o de acrílicos duraderos.

Las sillas plegables pueden utilizarse tanto en el interior como en el exterior

Las sillas plegables pueden utilizarse tanto en el interior como en el exterior gracias a la amplia gama de materiales empleados en su fabricación. Son prácticas en la cocina, en el patio, el comedor, patios, el salón, la terraza o el porche.

En definitiva, las sillas plegables son el complemento adecuado a los tradicionales conjuntos de sillas de jardín de verano, ya que combinan comodidad, funcionalidad e incluso diseño.

¿Qué otros muebles plegables son ideales para la casa?

No solo hay sillas plegables. También se pueden conseguir:
  • Mesas
  • Espejos
  • Consolas
  • Libreros
  • Repisas
  • Mesas de planchar
  • Cestas de ropa
  • Tendederos de ropa
  • Sofás
  • Escritorios
  • Percheros
Ventajas de usar muebles plegables
  • Son compactos: se guardan y colocan muy fácilmente.
  • Ayudan en toda ocasión cuando se necesita un espacio para varios propósitos.
  • Suelen ser más económicos que los muebles tradicionales.
  • Vienen en variedad de modelos, estilos, materiales y colores que combinan con todo tipo de decoración.
  • Son fáciles de lavar.
  • Se pueden transportar de un lugar a otro sin problemas.
  • Son funcionales y seguros.
  • Existen modelos tan estéticos y atractivos que parecen muebles de diseñador
  • Los hay para todas las estancias y necesidades.
  • Permiten disfrutar de cada rincón de la casa con comodidad y practicidad.

14 de mayo de 2022

  • 14.5.22
Silueta gris claro con aguas de seda, entremetió su atezada jeta un desenvuelto maduro, de buena hechura: al parecer, donaba por doquier la gentileza de su sonrisa y nos ofrecía una muestra: franca, confianzuda, fresca de lociones y aires marineros.


Vi cómo se le escapaba el mohín al señor Flores, que borró ipso facto.

–Señor académico… –cuello abotonado libre de corbata, y el ademán atlético, le asomaba por la bocamanga un peluco fuera de categoría cuando adelantó las manos, morenas, grandes como tenazas, dispuestas al apretón.

El señor Flores, presto a recibirlo, esquivó galante la amenaza con un efusivo sucedáneo de abrazo.

–¡Martiartu…!

Resonó como la caída por una escalera el recíproco palmeo por espalda y brazos.

–Nos dais una envidia… ¡Un logro como este! –pregonó, rumboso, el recién llegado.

–No exageres, ya quisiéramos, ya –rehusaba con recato el arqueólogo.

–Tenéis un potencial tremendo –abarcaba un espacio ilimitado el arco de sus brazos.

–Oh, tu loa, Martiartu, tu loa…–esponjaba su artificio el señor Flores.

–No, no… Soy completamente sincero. Y, fíjate, precisamente, dentro de Nuestro Plan de Iniciativa Social, motivo de la exposición Arquitectura y Paisaje, que tú bien conoces…

–La conozco, sí, sí, interesantísima, importante, muy importante… –enfatizó, manos en alto, el señor Flores.

–¿Verdad que sí? Ha sido un esfuerzo inaudito –aseveró frotándose los nudillos–. Pues, mira, y por cierto, quiero…

–¿Cuánto hace que no te veo? –se cogió la barbilla, muy interesado por la información el señor Flores.

–Oh –se despistó el otro–, pues no… –«¡Es dulce mirar a los ojos de un hombre amable!» –lo enmudeció con sonoro recitado y mucho arrobo la rubia–. ¡Martiartu, precioso! –irrumpió ella en un visto y no visto de almibarada simpatía, y apresó con celeste garfa la manga del guaperas–. Francis, no te enfades, pero este bellezón me lo quedo. –Si te pones así… –renunció presto, con deferencia versallesca, el presidente.

–Anda, saladín –lo arrebataba la rubia–, deja al presidente para luego. Como ves, está ocupado con aquí el señor…

–¡Oh, lo siento! –se fingió sorprendido–. No quería yo…

–…En cambio –la rubia sujetaba con esmero–, yo estoy interesadísima en ese término: Zeitgeist, que empleas tan a menudo en tus conferencias, porque yo no me las pierdo, ¿eh?, me tienes tan intrigada… ¿Me confesarás qué jauría de espíritus, que plagas terribles encierras en tu Zeitgeist, eh, monín? Porque, te lo advierto, yo conozco algo del origen filosófico…

–Oh… sí… claro… bien… –acertaba el otro a intercalar mientras se alejaban.

–¡Es maravillosa, maravillosa, maravillosa…! –salmodiaba el señor Flores con embeleso. Luego se ocupó de mí: mantenía congelada la sonrisa, y barrunté desazón–. Oiga, se me ocurre… A usted lo ha contratado Perals; pero nosotros, el resto… ¿También trabaja para nosotros?

–Su nombre, señor Flores, está en el contrato.

–¿Entonces…?

–Sí.

–Pregunta tonta, olvídelo. Es que me apetece hablar, con cierta confidencia, de lo que va a ocurrir aquí esta noche, quizá una experiencia nueva para usted.

No sé, tuve la duda, si aquella apetencia era farde o desahogo, o mera suposición mía: se mostraba tan campante y a la vez precavido…

–Yo estoy aquí por… –quise evadirme para volver a mi asunto. Intentaba ahuyentar los insufribles arrumacos de esa estúpida mascota: la impaciencia. Pero…

–Sí, sí, claro, claro, no lo olvido. De todos modos, antes, su actitud…–hizo el gesto de borrar del encerado un mal planteamiento–. Este caballero con aspecto tan… deportivo, ¡y es persistente como el tábano, se te agarra con halagos a la oreja, ¡buf!, es el enviado de su banco con el único propósito… –oteó la sala y me secreteó, mano en boca– de engullir nuestra Asociación. Si lo consiguen, yo quedaré en honorario de corta duración, y en mero artilugio vistoso –desplegó en anuncio ambas manos– todo lo demás. ¡La diosa Sekhmet lo impida! –se cachondeó, creo–. Y como antídoto al acoso, yo sostengo la opinión de todo un emperador: Juliano, quien aconseja mediante carta a Temistio no pasar desapercibido. La notoriedad nos permite ser útiles a nuestros semejantes, completa mi razón Plutarco. Y ¿no lo ha notado? Soy el héroe de la noche –se mofó–. Un héroe volandero y pesimista que le es infiel al propio pesar. Es decir, que soy un cínico o me lo hago, quién sabe. Cínico que procura no ascender a lo ridículo, privilegio fatal, cuando propinas más de un codazo para acomodarte en la henchida jerarquía de la ciudad. De este modo, colocada la punta del pie donde otros ya afirman la planta, la opinión alcanza a escucharse allí donde se debe, porque el principal instrumento de esta Asociación, que yo presido, no por mucho tiempo, mi salud se emperra en echarme –bromeó–, es la voz. Voz ponderada, en todo tiempo y ante cualquier circunstancia, y prudente, siempre prudente. Aunque a veces, cuando es inevitable, se alza en grito. Sí, y llega a lo abierto del patio y lo recóndito del salón. ¡Ah, cuán importante el ingrediente dramático para exponer el in flagrante delicto! –gesticuló teatrero.

El señor Flores, con síntomas de embeleso, consultó su reloj y mensuró atento los animados corrillos, donde ya se despendolaban, confianzudos, voces y gestos. Lamentó, por mí, voluble y dicharachero, que no se ofrecieran canapés ni se sirvieran bebidas. Yo lo agradecí.

–Otro ingrediente de la salsa es Cardenal –continuó–, el periodista que inició todo esto, muy beligerante, editor de 1 Por 365, un diario digital, que nos puso en la pista. Pues bien, le resumo: Cardenal entrevistó a un anticuario, depositario de un lote de documentos de gran valor histórico, y mediante una serie de indagaciones entró en el detalle del contenido, autores y soporte en el que estaban. La procedencia era confusa y sospechó, él es muy incisivo, que tal vez fuera robado, por eso se puso en contacto con un acreditado historiador, especialista en la historia local, que despejó sus dudas: los documentos fueron sustraídos hace no menos de setenta años del Archivo Histórico. El experto le sugirió nuestro Círculo por la Protección y Cuidado del Patrimonio, y a partir de ahí intervenimos, nos hicimos cargo: evaluamos, regateamos y compramos, luego interpusimos denuncia, intervino Perals, etcétera. Cardenal ni siquiera está aquí esta noche: no ha podido, según dice, o no ha querido, según digo; en cualquier caso, acapara nuestro agradecimiento. Nos hemos convertido en suscriptores de su periódico, acudimos regularmente a su televisión en línea, porque también nos conviene, y dispone con cierta antelación del pormenor de la historia, aunque dado su modesto alcance no se notará mucho; de los facsímiles, alguno se entregará esta noche, de las copias digitalizadas, etcétera, también se encarga él, con el visto bueno de Patrimonio. La suma no le reporta mucho, económicamente, me refiero, pero es publicidad de la buena, la que prestigia… ¿Comprende lo que quiero decir? –reclamó mi atención.

HG MANUEL

Entregas anteriores

La fotografía (I)
La fotografía (II)
La fotografía (III)
La fotografía (IV)
La fotografía (V)
La fotografía (VI)
La fotografía (VII)
La fotografía (VIII)
La fotografía (IX)
La fotografía (X)
La fotografía (XI)
La fotografía (XII)
La fotografía (XIII)
La fotografía (XIV)
La fotografía (XV)
La fotografía (XVI)
La fotografía (XVII)



  • 14.5.22
La estetización de la política viene siempre precedida por la cultura fanum, por la religación fanática de lo mismo, en una suerte de eterno retorno de las formas primitivas de socialización que hoy experimenta una nueva vuelta de tuerca.


Del olimpismo de la cultura de masas a la cultura fan se observa una radical transformación del universo de la mediación caracterizada por seguidores que son una suerte de híbrido entre fanáticos y suscriptores de un catálogo de Venca para idiotas, con la debida distancia, eso sí.

Y es que la absoluta desmitificación es una condición del universo Youtube, la pérdida del aura vindicada, paradójicamente, como aureola de la autenticidad. En este horizonte cultural prima el principio de diversión. La cultura gamificada se traduce en el dominio de arquetipos exitosos, descomplicados, lúdico-festivos, autónomos y cosméticos por ocurrentes.

En esta espiral del disimulo y los salones de espejos-pantalla, las redes proyectan el señuelo del principio de autonomía, la percepción documentada por el estudio Los youtubers: espejos influyentes en el proyecto de vida adolescente de que son ellos quienes dominan la red, seleccionan las fuentes y producen lo público como privado. Pero nada tan lejos de la realidad.

Como en la cultura pop, no hay fan sin mercificación, por abstracta que esta sea, como también toda lógica de mediación da pie a procesos creativos de reapropiación. Puede escuchar el lector el disco Fuerza Nueva de Los Planetas y El Niño de Elche, un proyecto en el que exploran esta hipótesis para hackear las nociones del universo fan.

Inversión plebeya de apropiación de la cultura pop, como ilustra Pedro G. Romero, que a partir de la remezcla permite una lectura otra del canon: de Ocaña a Rosalía, de Guy Debord a la posmodernidad caustica proyectando nueva luz sobre la refracción simbólica que nos inunda y alcanza.

No olvidemos que la Fan Fiction es, en términos de Foucault, una función clasificatoria, aunque abierta, como el Fan Mix, el hibridismo, la reapropiación y la multiplicidad de máscaras y roles, de funciones e imágenes propias de la cultura de la Triple R (reducir, reciclar y reutilizar) aunque, con frecuencia, se expanden imponiéndose frente al principio esperanza (Bloch) el principio de responsabilidad (Jones) que no es otra cosa que el culto al orden reinante. Un mar de contradicciones.

Estemos atentos en cualquier caso a la nueva generación, un cosplay puede dar lugar a cualquier cosa. Quién sabe cómo y dónde.

FRANCISCO SIERRA CABALLERO
  • 14.5.22
La candidatura cordobesa con la que Ciudadanos concurrirá a las elecciones autonómicas del próximo 19 de junio contará con la presencia de dos montillanos. Sergio Urbano Aguilar y Lucía Navarro López ocupan los puestos tercero y decimosegundo de una lista que encabeza Ángel Luis Pimentel, actual delegado territorial de Turismo de la Junta de Andalucía en Córdoba.


De este modo, tras Ángel Pimentel y Erika Nevado –representante de Ciudadanos en la Diputación y concejal en el Ayuntamiento de Villaviciosa de Córdoba– la lista de la formación naranja presenta a Sergio Urbano Aguilar, portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Montilla y miembro de la Comisión de Sociedad de la Información y Nuevas Tecnologías de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

Técnico en Gestión Administrativa, Sergio Urbano ha trabajado en el sector del Turismo y Hostelería y, en la actualidad, es técnico administrativo de una empresa pública en Córdoba. Además, es miembro desde el inicio de la agrupación de Ciudadanos Montilla.

Por su parte, Lucía Navarro López, que llegó a ser elegida en varias ocasiones coordinadora de Ciudadanos Montilla, ocupa el decimosegundo puesto de una lista cuya conformación no ha estado exenta de polémica. No en vano, la junta directiva de la agrupación de Ciudadanos en Córdoba presentó este jueves su "dimisión en bloque" debido a los "desacuerdos" con la lista que la formación naranja presentará a las próximas elecciones andaluzas del 19 de junio.

La decisión llegaba poco después de que el hasta ahora coordinador provincial de Ciudadanos, Fran Carrillo, comunicase a la presidenta nacional de la formación, Inés Arrimadas, así como al coordinador autonómico, Juan Marín, su dimisión "irrevocable" como coordinador provincial, así como "de cualquier responsabilidad para con el partido".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 14.5.22
La firma montillana Padillo Instalaciones Industriales se ha alzado con el premio del Concurso de Innovación y Transferencia Tecnológica que desde hace diecisiete años se desarrolla en el marco de la Feria del Olivo de Montoro y que, en su vigésimo primera edición, se consolida como eje vertebrador de tecnología y agricultura, digitalización y producción, transformación y elaiotecnia.


El jurado experto del certamen –compuesto por los ingenieros agrónomos Gregorio Blanco, Lorenzo León, José Mª Penco y el químico Francisco Alcántara– han visitado y analizado, desde la inauguración de la feria, los proyectos presentados al concurso. Tras deliberar todas las propuestas presentadas, se decidió otorgar el 'Premio a la Innovación' a Sistema de refrigeración de la aceituna en tolva a través de frío seco. OLIVEFRESH, desarrollado por la empresa PADILLO Instalaciones Industriales.

El jurado ha considerado que este sistema "es innovador y viene a resolver un problema de importancia creciente en los últimos tiempos, como es el calentamiento de la aceituna en la recepción de la almazara". Esta circunstancia, reconoció el jurado, se ve agravada tanto por el aumento de las temperaturas en los meses de molturación debido al cambio climático global, como por la propia política de calidad que está incentivando el adelanto de la recolección.

Asimismo, los miembros del jurado han valorado la sencillez de la solución técnica basada en la insuflación de aire frío seco en la tolva pulmón al molino, como la oportunidad de enfriar el fruto inmediatamente recepcionado, en el inicio del proceso, lo que evita problemas de fermentaciones indeseables y temperaturas excesivas.

De esta forma, esta nueva edición del concurso ha puesto de relieve como el sector olivarero, y agroindustrial en general, están experimentando un giro espectacular en todos los aspectos, desde las distintas técnicas de cultivo hasta los métodos de producción, entre otros, gracias al uso de la tecnología y la innovación.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN



GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

AGUAS DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos