:::: MENU ::::
clínica parejo y cañero - único hospital de día del centro de andalucía

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

26 de noviembre de 2021

  • 26.11.21
El Ayuntamiento de Montilla celebró anoche un pleno extraordinario con motivo de la conmemoración del Día Internacional por la Erradicación de la Violencia de Género, que sirvió para renovar el compromiso de la Institución y los ciudadanos de Montilla contra esta lacra que, como señaló el Consejo Local de la Mujer en la moción presentada, se ha visto incrementada como consecuencia de la crisis sanitaria, económica y social generada por la Covid-19.


El pleno, que se celebró tras la concentración celebrada en la Plaza de la Rosa y que se trasladó hasta las puertas del Ayuntamiento, sirvió para poner reiterar el compromiso del Consistorio en la lucha por la erradicación de esta lacra social, un trabajo que le ha valido uno de los premio Menina 2021.

Carmen Carmona Cardeñosa, presidenta de la Asociación de Mujeres "Amas de Casa Ana Ximénez", fue la encargada de dar lectura a la moción del Consejo Local de la Mujer en la que se alertó de las consecuencias que la pandemia ha supuesto para las mujeres víctimas de género y, especialmente, como las nuevas tecnologías han provocado que la violencia patriarcal se ejerza sobre niñas y adolescentes.

"El uso continuado de las nuevas tecnologías ha supuesto un aumento considerable de la violencia 'online' contra las niñas y adolescentes, y el aumento del visionado de páginas web con contenido pornográfico es una conducta comportamental cada vez más habitual entre nuestra juventud, lo que conlleva adquirir prácticas denigrantes", alertó el Consejo Local de la Mujer, a la vez que recordó que la pandemia ha supuesto un incremento de la violencia tanto física como psicológica entre la población femenina.


Una situación de desigualdad que, como recordó la moción, favorecen la lacra de la violencia de género, un problema que, en lo que va de año, en España deja 37 mujeres asesinadas dejando, 24 menores huérfanos y cinco menores muertos. "El cuestionamiento, que se hace, desde algunos sectores políticos y sociales más conservadores, de la existencia de la violencia machista, provoca que muchas mujeres tengan miedo a no ser creídas y dificulta que muchas de ellas puedan dar el primer paso para salir del círculo de la violencia", lamentaron desde el Consejo Local.

Por todo ello, recogiendo las demandas expuestas por el Consejo Local de la Mujer, el Ayuntamiento de Montilla acordó por unanimidad el desarrollo de una educación afectivo sexual que incluya las diversidades sexuales sin estereotipos y las identidades y/o expresiones de género; la formación continuada y obligatoria sobre diversidad sexual para el personal judicial, policial y de Servicios Sociales; o ampliar los programas y recursos de apoyo a la formación y al empleo de mujeres víctimas de violencia de género, de cara a favorecer su autonomía económica y personal.

Además, se acordó instar al Gobierno Central a que cumpla con las Medidas Urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y estipule fondos vía transferencia finalista y directa a los Ayuntamientos para programas dirigidos a la erradicación de la Violencia de Género, así como al Ministerio de Igualdad para que desarrolle políticas de supervivencia; de redistribución de la riqueza, el tiempo y los cuidados; y de cuidado de la diversidad.



I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

25 de noviembre de 2021

  • 25.11.21
La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba) ha criticado que la Junta de Andalucía "induzca a error" a los agricultores y les crea "falsas esperanzas" a la hora de publicar la resolución de las ayudas para la modernización agraria. Por ello, exige que resuelva el “caos” en el que han sumido a los miles de expedientes de los agricultores que las han solicitado.


Asaja recuerda que estas ayudas están dirigidas a subvencionar inversiones en maquinaria, riegos, o nuevas plantaciones, que se financian al 75 por ciento con fondos europeos y que, actualmente, "son la única alternativa de ayudas para hacer más rentable las explotaciones agrarias andaluzas, no convocándose desde el año 2016".

Por ello, la organización agraria señala que la Junta, encargada de resolver las solicitudes y gestionar esta subvención, “ningunea a los agricultores y a las organizaciones agrarias encargadas de tramitar los expedientes” teniendo en cuenta que, pese al convenio de colaboración firmado con las organizaciones profesionales agraria (OPAS), la Junta ha publicado esta semana una resolución "plagada de errores" y "sin previo aviso".

"Se trata de una resolución con incidencias sin argumentar y con falta de atención de la Administración para su resolución", han lamentado desde Asaja, a la vez que apuntan que de las 10.428 solicitudes presentadas, solo se han admitido 1.455 y el resto, un más de un 86 por ciento, han sido denegadas.

Así, Asaja señala que entre los expedientes que concurren a estas ayudas, destacan las comunidades de bienes y sociedades civiles, "que en su práctica mayoría están excluidas". "Y no es la primera ocasión en la que esto ocurre: ya fueron excluidas en la convocatoria de 2016, aunque en aquella ocasión se rectificó el desatino", puntualizan.

Por ello, ante esta "falta de rigor", Asaja ha solicitado a la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía que “se aclare y ofrezca una solución rápida y eficiente porque, en caso contrario, habría que exigir dimisiones ante esta falta de gestión”.

Para la organización agraria esta situación supone un “abuso” de la Administración autonómica en la resolución de estas ayudas que son "una de las pocas herramientas con las que cuenta el sector agrario para invertir". Por ello, tras la gran cantidad de errores detectados y con un presupuesto "raquítico", la organización pide responsabilidades dentro de la Administración "por la incompetencia de la Junta de Andalucía y falta de rigor en la gestión, ya que los agricultores están perdiendo tanto tiempo, dinero y están siendo ninguneados".

"Desde Asaja, hemos estado expectantes para ver si, de buen grado, se publicaba la resolución correctamente, aun con meses de retraso, pero de nuevo asistimos a más de lo mismo por parte de la Junta", ha lamentado la organización agraria.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 25.11.21
El director espiritual del Seminario Mayor San Pelagio de la Diócesis de Córdoba, el montillano Carlos J. Gallardo, ofreció la conferencia de clausura del seminario San Juan de Ávila y Montilla, organizado por el Aula de Religión y Humanismo. El conferenciante ha ofrecido una exposición titulada ‘La espiritualidad de San Juan de Ávila’ en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras.


Al acto acudieron la coordinadora del Aula de Religión y Humanismo, María Dolores Muñoz Dueñas; la vicedecana de Calidad y Comunicación de la Facultad de Filosofía y Letras, María Martínez-Atienza; la directora del Museo y Biblioteca Diocesana, María José Muñoz; el catedrático jubilado de Ingeniería Gráfica y Geomática, Francisco Montes Tubío; y el arcediano de la Catedral, Fernando Cruz-Conde.

La profesora María Martínez-Atienza se congratuló del regreso de la actividad del Aula de Religión y Humanismo a la Facultad de Filosofía y Letras. La vicedecana de Calidad y Comunicación animó a María Dolores Muñoz Dueñas a retomar el ciclo La memoria de Europa, que ha venido organizando el Aula desde 2004 hasta la llegada de la pandemia de la covid-19 en 2020.

Carlos J. Gallardo, que fue por Fernando Cruz-Conde, disertó a partir de lo que llama los “cinco puntos neurálgicos” de la vida interior de San Juan de Ávila (1499 ó 1500-1569): Dios amor trino y uno, el misterio de Cristo, la Santísima Virgen María, la Iglesia y los pobres. “Estos puntos manifiestan que la vida espiritual en Ávila es la unión con Dios que mueve siempre el amor, pues la espiritualidad no es otra cosa que estar enamorado de Dios y de la humanidad en Cristo”, señaló.

El ponente resumió la vida del santo, quien era hijo de conversos. Se trata de un escritor ascético que tenía una especial sensibilidad hacia la mujer de su tiempo. San Juan de Ávila fue reconocido como Santo en 1970 y nombrado doctor de la Iglesia por el papa Benedicto XVI el 7 de octubre de 2012, junto a la mística alemana Hildegarda von Binge. Aquí reside el valor europeísta y universal de San Juan de Ávila que ha despertado el interés del Aula de Religión y Humanismo para llevar a cabo el seminario.

El seminario tiene su origen en 2019, cuando el Obispado de Córdoba y las autoridades locales proyectaron conjuntamente un programa denominado Vitis Dei para conmemorar el 450 aniversario del fallecimiento de San Juan de Ávila, proclamado como Año Jubilar en Montilla. Debido a la pandemia, se aparcó el proyecto, retomado como iniciativa de Francisco Montes Tubío y María José Muñoz.

En Montilla, donde falleció, el escritor ascético es celebrado como un bien de interés cultural por su dimensión religiosa. Precisamente, la localidad montillana acogió las dos primeras jornadas del seminario, que contó con la conferencia San Juan de Ávila y el vino de Montilla, por Francisco Montes Tubío; y Montilla en el siglo XIV, el esplendor de una época en el Marquesado de Priego, por la directora de la Biblioteca de la Fundación Manuel Ruiz Luque, Elena Bellido Vela. Esas dos primeras charlas tuvieron lugar en el Casino Montillano, que este año celebra su 125 aniversario.

Para el Aula de Religión y Humanismo, el seminario prosigue en su línea de colaboración institucional en la promoción del patrimonio religioso, espiritual y humanista de interés cultural a escala del mundo, de Europa, además de en la propia provincia de Córdoba.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 25.11.21
La Diputación de Córdoba ha celebrado hoy un Pleno Extraordinario con el que se suma, un año más, al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y en el que ha participado también profesorado y alumnado del colegio Ferroviario y representantes de la Plataforma contra la Violencia a las Mujeres. El acto ha comenzado con un minuto de silencio en solidaridad con las víctimas del covid-19.


Durante el acto, el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, ha leído el habitual Manifiesto suscrito por las diputaciones andaluzas, y que ha sido respaldado por los grupos políticos con representación en la institución provincial, con la excepción de Vox.

Concluido el Pleno, los miembros de la Corporación provincial, además de trabajadores y trabajadoras del Palacio de la Merced han participado en un parón de cinco minutos en la puerta principal del edificio. En la atención a los distintos medios de comunicación, el presidente de la Diputación ha insistido en que “no podremos avanzar en una sociedad libre, igualitaria y democrática mientras no acabemos con esta lacra social”.

“Las cifras de víctimas siguen siendo duras y brutales, y detrás de esas cifras hay personas, dramas, víctimas y vidas sesgadas. La celebración de un día como este sirve para visibilizar esta realidad y mostrar el rechazo firme y absoluto a la violencia machista”. “La sociedad entera debe involucrarse en este cometido, todos tenemos la responsabilidad de erradicar esta auténtica vergüenza social”.

Asimismo, ha añadido Ruiz, “desde la esfera pública, las distintas administraciones tenemos que llevar a cabo este compromiso, de manera transversal y todos los días del año, porque esta injusticia no puede perdurar”.

“Es fundamental incidir en la formación y la educación entre los más jóvenes para conseguir este objetivo; visibilizando, asimismo, el trabajo que se hace desde los centros educativos, como el que hoy expone el alumnado del colegio Ferroviario”, ha recalcado el máximo representante de la institución provincial.

Manifiesto del 25 de noviembre

El Manifiesto recoge que en lo que va de año se han contabilizado 36 asesinatos de mujeres y cinco menores han sido víctimas mortales directas de esta violencia. Según datos de la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género, desde que se empezaron a contabilizar en 2003 estos asesinatos hasta la fecha, 1.117 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. El año 2020 cerró con 46 mujeres asesinadas, de las que un 20 por ciento tuvieron lugar en Andalucía.

El Pacto de Estado en materia de Violencia de Género surgió en respuesta a esta grave situación y recogía un conjunto de propuestas para mejorar la lucha contra la violencia de género, así como la protección y atención a las víctimas. Con carácter particular ponía el foco sobre colectivos de mujeres especialmente vulnerables, entre ellas las mujeres que residen en el ámbito rural.

En comparación con las mujeres urbanas, las mujeres de áreas rurales tienen un menor acceso al mercado de trabajo formal, y permanecen en situaciones de mayor precariedad. Se siguen invisibilizando sus roles en el ámbito público y su actividad en las explotaciones agrarias familiares son menos igualitarias, los hombres no se involucran en la corresponsabilidad y apenas hay recursos para la conciliación.

Entre los compromisos establecidos en el Manifiesto, está el de reforzar e implementar políticas públicas de empleo destinadas a mujeres víctimas del medio rural, favoreciendo la implicación del empresariado local en su inserción socio laboral.

Del mismo modo, se compromenten a fomentar la formación especializada de profesionales de los diferentes ámbitos de actuación en el medio rural y procurar respuestas innovadoras ante situaciones especialmente complejas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 25.11.21
La denuncia social está tan manoseada por los partidos políticos y abarca tantas cuestiones que, quizá, sea cierto que estamos insensibilizándonos. Sin embargo, tan cierto es eso como que el extremo contrario tampoco es deseable.


La escasez de crítica social fue un continuo en el pasado, teniendo terribles consecuencias en la población. El período mal conocido como ‘Siglo de Oro’ es un buen ejemplo. Apenas hay impresos críticos o de denuncia en ámbito del gaceterismo. Uno de estos textos excepcionales ya lo revisamos en El relato de un pintor salmantino.

Vale la pena conocer otro ejemplo vinculado con Andalucía. En concreto, la Cárcel Real de Sevilla: Relación verdadera que trata de todos los sucesos y tratos de la Cárcel Real de Sevilla (disponible aquí). Por su íntima vinculación, esta denuncia será contrastada con el manuscrito Compendio de algunas experiencias en los ministerios de que usa la Compañía de Jesús con que prácticamente se muestra con algunos acontecimientos y documentos el buen acierto en ellos. Tomo Primero. Año de 1619 del jesuita Pedro de León (1544-1632), que se conserva en el Hospital Real de Granada y está disponible aquí. Previo contraste, usaremos una transcripción parcial realizada por Pedro Herrera Puga.

Relación verdadera... fue escrita por el “Licenciado Martín Pérez, preso en la dicha cárcel” [castellano modernizado, como todas las transcripciones que le siguen] y fue impresa en 1607 en una imprenta desconocida. Para la denuncia se utiliza el verso, que es la modalidad más popular del período.

La Cárcel Real de Sevilla es una de las cárceles más famosas del Siglo de Oro por la presencia en ella de Miguel de Cervantes. Una cárcel que fue inmortalizada por el ‘Príncipe de los Ingenios’ en su propia obra y que fue referida o descrita con prolijidad por otros intelectuales de la época

Debido a lo común de su nombre, es imposible identificar al personaje histórico que hay detrás de la mención de responsabilidad. Tan tentador es vincularlo con el librero salmantino Martín Pérez como con algún indiano. Ni siquiera podemos confirmar que fuera sevillano, a pesar de que el texto remarque este extremo en la narración y que el reo estuviera en esa prisión concreta. En cambio, su conocimiento de la cárcel es preciso y contrastable. Tampoco hay indicios sólidos que nos permitan ubicar la pieza, salvo la insuficiente mención a Sevilla, “flor de las demás Ciudades”. El texto solo indica que se imprimió con licencia, lo que nos hace albergar dudas, incluso, sobre la veracidad de tal afirmación.

Esta edición cuenta con ilustraciones. En la primera página, dos personas enfrentadas y de perfil, quizá ilustrando el diálogo con que se inicia la obra. En la última, el motivo de una batalla que nada tiene que ver con el texto. La obra se divide en dos romances, más una pieza final añadida a la que nos referiremos más adelante. En ambas se realiza una cruda denuncia de las condiciones de vida de la cárcel, capaz de volver ‘malos’ a los ‘buenos’.

Ilustración de la primera página. Fuente: Catálogo y Biblioteca Digital de Relaciones de Sucesos

En la introducción, un individuo que ha recorrido “del mundo la mayor parte” llega a la Ciudad del Betis y pide a un señor con el que se encuentra: “Decláreme por su vida de esta Ciudad lo que sabe que siendo natural de ella podrá mejor informarme”. El desconocido, “compuesto y arrogante”, realiza un breve elogio de la urbe, para pasar a relatar “cuanto pasa en su cárcel”. Un relato que ya no tendrá pausa.

La descripción de la entrada en la cárcel por parte de los presos es una denuncia a la crueldad y a la corrupción de los carceleros. Tras pasar una primera puerta, el reo queda parado frente a otra donde comienza la extorsión.

Para una mayor comprensión, recomendamos seguir la siguiente tabla de equivalencias. Si hablamos de reales y euros, los datos pueden ser insuficientes. En cambio, es más fácil si lo comparamos con productos de consumo habitual.


En la segunda puerta, se le ponen grilletes al reo y se le invita a pagar 4 reales bajo amenaza de que “quedará entre rejas si no quieren que le estafen”. Por quitarle los grilletes, otros dos reales. Sin embargo, esto no era todo. Una vez que pasaba a la tercera puerta, cuatro vigilantes paran al reo y le exigen “seis cuartos”. En caso de no pagar, “llévanlo a fuego y sangre la capa [,] cuello, o sombrero, hasta que el dinero pogue [sic]. Sea por mal o por bien seis cuartos tienen de darles que es premática debida / y entre ellos contino vale”.

Acaba aquí la segunda parte del primer romance, donde hacen su aparición los “Guzmanes”, o sea, los pícaros. Ellos exigen un par de azumbres de vino a cambio de evitar agravios y, en caso de que no se puedan pagar, obligan al reo a empeñarse. Llegados a este punto, se apunta que al que es “un poco blando” le acaban quitando hasta el sombrero.

Vale la pena recapitular. Pagado todo, si nos apoyamos en los datos de la tabla, nos damos cuenta de que el reo puede acabar dejándose alrededor de 9,06 reales, o sea, alrededor de 30,8 euros actuales, con los que se podían pagar alrededor de 23,28 litros de vino.

Pedro de León hace una descripción similar, aunque con ligeras diferencias con respecto a las cantidades. En cualquier caso, confirma en este compendio la corrupción de los carceleros:

Tiene esta cárcel tres puertas. A la primera llaman de oro, porque lo ha de tener, y no poco, el que ha de quedarse en la casa pública o aposentos del alcaide, que están antes de la primera reja de arriba a mano derecha como subimos por la escalera; porque para contentar al alcaide y porteros de la puerta de la calle es menester todo eso. y más.

A la segunda puerta, que es la primera reja de hierro al cabo de la escalera, llaman de Hierro, o de cobre, porque basta a los que entran por allí que tengan dineros de cobre y vellón. A la tercera reja también de hierro, que es la tercera puerta que sale a los corredores, llaman de plata porque ha menester tener plata el que ha de quedar allí sin grillos, o mucho favor que no le cueste menos, sino mucho más (como a los que el otro fingido inquisidor favorecía para que no le echasen grillos, que todo lo allana, y hace fácil la plata y el favor [sic].

Volviendo al texto informativo, una vez entrado en la cárcel, el reo debe sufrir las pendencias propias de la cárcel. El juego de naipes ocupa el primer lugar. En caso de que el reo tenga suerte le toca pagar un tributo al baratero, así como nueve cuartos (2,25 reales; 7,65€; 5,78 l. aprox. de vino) en concepto de limpieza y guardia, “que es tributo de la cárcel”.

Fragmento del primer tomo de Compendio de algunas experiencias… Fuente: Universidad de Granada. Biblioteca Universitaria.

Continúan las pendencias en esta escuela de Montoros y Monteros, señalando los peligros de las diferentes zonas de la cárcel. Hace referencia a “la galera nueva y la cámara del hierro”, así como a la “galera vieja”. Pedro de León los describe así:

Los aposentos de más consideración en esta cárcel son la Sala Vieja y los aposentos medianos adonde están los Guzmanes y gente de mala estofa.

Luego está la Galera Vieja, en la cual está el rancho que llaman Traidor, porque está oculto y escondido a la entrada a mano derecha, y desde allí hacen sus traiciones. Más adentro en la misma galera hay otros tres ranchos divididos con mantas viejas. El primero es de los Bravos; el segundo la Tragedia, adonde está la crujía; el tercero llaman Venta adonde pagan el escote todos los presos nuevos.

A la mano izquierda de la reja que dijimos arriba, que sale a los corredores, están los entresuelos adonde hay cuatro ranchos. Al primero llaman Pestilencia, y al que está a su lado Miserable, y al tercero llaman Ginebra, y al cuarto llaman Lima Sorda o Chupadera, y antes de entrar a estos ranchos hay un aposentillo pequeño que llaman Casa de Meca.

Debajo de estos entresuelos está la gran Cámara de Hierro, tan nombrada e insigne así por los moradores, como por el sitio y disposición de ella. En esta cámara están los bravos (3) y tres ranchos. El primero es de Matantes, adonde echan mil por vidas, y todo su trato es de cuestiones y no de metafísica, ni de moral, sino contra todas buenas costumbres, de heridas y resistencias, del otro que huyó con estoque y rodela, del que hizo mil buenas suertes, alabándose cada uno de lo que no ha hecho. El segundo rancho es de Delitos; el tercero de Malas Lenguas adonde no hay honra inhiesta.

Los motines parecen ser frecuentes y dejar numerosos heridos. Martín Pérez nos cuenta que el castigo al instigador consiste en ponerlo de pie en una reja de hierro con grilletes. Si bien, “no está mucho tiempo”.

La alimentación es una parte importante de la vida del reo. Tras describir su alimentación, Martín Pérez denuncia que el alimento se convierte en objeto de conflictos entre los presos sin que los guardias de la prisión actúen de forma alguna. La descripción de las ratas, “hay rata mayor que un perro”, y de otros “animalillos” nos señala las malas condiciones de la prisión.

Sin embargo, la parte más curiosa de la relación se encuentra en la descripción de las personas que están vinculadas con la cárcel, aparte de las familias. Tabernas y tiendas dentro de la prisión, “como en plaza”. Una fauna a la que se suman un pregonero, “que en pública y alta voz anda las prendas vendiendo”; una enfermería, con doctor, cirujano y “piadoso” enfermero; cuatro veladores nocturnos, procuradores y otros individuos, del que destaca el capellán.

“Un piadoso capellán que es buen cristiano y honesto un hombre de santa vida pacífico y limosnero”, señala Martín Pérez. Un “ángel del cielo”, que no es otro que nuestro jesuita Pedro de León, capellán de la cárcel entre 1578 y 1616.

El testimonio del capellán no puede ser más crítico con aquellos que se aprovechan de los presos:

Y más, si nos espaciásemos por esa plaza de San Francisco entre los escribanos, procuradores y solicitadores: no bastaría papel, ni tinta, ni tiempo para decir los muchos males y traiciones de que usan con los desdichados presos hasta dejarlos en cueros vivos. Dios les ayude que no sé yo cuánto les aprovechará su enmienda y corrección y el haberse hecho la Congregación de los escribanos, letrados y justicia en la casa Profesa, que yo mucho temor me tengo de que no sea verdad lo que comúnmente se dice allá fuera y aun entre los maestros, que hurtan ahora más a lo disimulado y con palabritas más mansas, y diciendo que ellos no los han de pelar como otros; y deben de querer decir, que no tan al descubierto como los otros, y conciertan en tanto más tanto, vendiendo la justicia y robando en poblado para si y para los jueces, como ellos lo dicen muy claramente.

Martín Pérez concluye con una breve exhortación a evitar “tal casa que es otro segundo infierno”. Y hasta aquí llega el texto original. La edición de 1607 incluye un tercer romance en el que “se satiriza a las damas”. Con mucha probabilidad, este añadido es una táctica para rebajar el tono de la denuncia y hacer más pasable el texto.

La obra del preso Martín Pérez tuvo que ser popular, porque siguió reeditándose muchos años después. De hecho, ni siquiera tenemos la seguridad de que la edición de 1607 fuera la primera. Se conoce una publicación de 1627, veinte años después, impreso en Madrid por Diego Flamenco. Sin embargo, el texto viene acompañado por una pieza picaresca, la “victoria de los Guzmanes”, en vez de la sátira de las damas. Conocemos también una edición, conservada en Dinamarca, de 1639, más similar a la edición de Diego Flamenco.

Esta popularidad coincide con un momento en el que la Cárcel Real se convierte en escaparate de la picaresca patria. De hecho, desde el siglo XIX se ha vinculado el texto con la literatura picaresca. Una vinculación que la edición de Flamenco promueve.

Sin embargo, no podemos discrepar más de esta idea. No hay antihéroe, ni hay una narración. La crítica social no es implícita, no es el fondo de la historia narrada. La relación en verso de Martín Pérez es una denuncia social que tiene como objetivo alcanzar a un público amplio a través de la oralidad. Este texto estaba destinado a ser recitado en público, como era costumbre en un momento en el que el analfabetismo era la norma. Quizá, por ello, el impresor de la edición más antigua se vio en la necesidad de relajar el tono añadiendo esa sátira de “las damas”.

Sin duda, tanto la relación de Martín Pérez como el compendio de Pedro de León son testimonios de los abusos y desigualdades de la Sevilla barroca. Unas denuncias sociales que merecen ser divulgadas y conocidas para mayor conocimiento de nuestra propia historia y patrimonio.

Haereticus dixit.

RAFAEL SOTO
  • 25.11.21
El Festival de Microcine de Montilla inició ayer por la tarde el grueso de su programación para esta tercera edición con la celebración de un encuentro con la Asociación RECORD de Córdoba, una iniciativa puesta en marcha hace aproximadamente un año con el objetivo de dar voz a los profesionales del sector en la provincia de Córdoba y fomentar el desarrollo de esta industria como fuente para la creación de empleo y riqueza.


La Taberna Bolero sirvió de escenario para este encuentro que, como indicaron Edgar Burgos y Álvaro G. Márquez –presidente y vicepresidente del colectivo, respectivamente–, pretende favorecer la "profesionalización del sector" para que pueda dar el salto al exterior, y de convertir a la provincia de Córdoba en un gran plató".

"RECORD comenzó como una plataforma y, posteriormente, decidimos constituirnos como asociación porque la provincia de Córdoba se merece la oportunidad de hacer cosas grandes en este sector y cambiar la cultura", destacó Burgos. Un objetivo para el que, según apuntaron, los municipios tienen mucho que decir "pues ahora mismo son los pueblos de la provincia y a través de iniciativas individuales, quienes están apostando por el sector".

En este sentido, Márquez señaló que, mientras que municipios como Montilla tiene un Festival de Microcine gracias a la iniciativa del productor local Dany Ruz y el apoyo del Ayuntamiento de Montilla, "en la capital no se celebra un festival desde hace años". "Son proyectos que salen de la pasión y talento de los profesionales del sector que existen en la provincia, por eso es necesario que allá una apuesta por esta industria y que exista una reversión en la sociedad con la creación de cultura y empleo", aseveró el vicepresidente de RECORD.

"El sector audiovisual es una oportunidad de desarrollo económico y creación de oportunidades para el municipio", defendió, por su parte, el teniente de alcalde de Desarrollo Local de Montilla, Manuel Carmona, quien adelantó que desde el Consistorio se prevé desarrollar nuevos encuentros de la mano de RECORD en el marco de la Semana del Cine que proyecta el colectivo provincial.

III Festival de Microcine de Montilla

Tras la celebración del encuentro con los representantes de la Asociación RECORD y el Taller de Edición de Video celebrado en días pasados, el III Festival de Microcine de Montilla continua hoy con la celebración de una proyección de distintos trabajos audiovisuales en el Teatro Garnelo, y la actividad Cine y Ciencia, a cargo del científico Miguel Pita, que tendrá lugar a partir de las 19.00 de la tarde en el castillo de la ciudad.

Por su parte, en la noche del viernes se desarrollará en las instalaciones de Bodegas Robles su particular maridaje de cine y vino entre botas, mientras que la gala de clausura tendrá lugar a partir de las 19.30 de la tarde del domingo en el Teatro Garnelo. Una gala en la que se reconocerá la trayectoria de la cordobesa Josefina Molina, directora de cine y teatro, así como las iniciativas audiovisuales puestas en marcha por la productora Diffferent Entertainment.



I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos