:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

25 de noviembre de 2021

  • 25.11.21
La Guardia Civil ha detenido en La Rambla a un vecino de la localidad como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas. La Guardia Civil dentro del marco de los servicios que viene realizando contra el consumo y venta de drogas en la provincia, sorprendió al detenido cuando presuntamente realizaba un “trapicheo” de droga.


En el registro superficial practicado al sospechoso, los guardias civiles localizaron hasta 14 dosis de cocaína, preparadas y dispuestas para su venta y dinero supuestamente producto de la venta de la droga. Ante ello, se procedió a la detención de esta persona, la cual en el momento de su detención se encontraba acompañada por un familiar menor de edad.

En los registros practicados en los inmuebles habitualmente utilizados por el detenido, los cuales se encontraban ubicados en lugares poco transitados de la localidad, la Guardia Civil localizó otros 13 gramos de cocaína en roca para su distribución y venta en papelinas, así como cuatro básculas de precisión, 470 euros en billetes fraccionados, teléfonos móviles y otros útiles para facilitar la distribución y tráfico de las drogas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 25.11.21
Un total de 39 egresados de la Universidad de Córdoba (UCO) han entrado este año en el ránking de los estudiantes más sobresalientes del España, según los datos facilitados por la Sociedad Española De Excelencia Académica (SEDEA), entre los que se encuentran los jóvenes montillanos Mariano Núñez Flores y Alberto Doncel Pedrosa. De esta forma, la UCO mejora así su posicionamiento frente a los datos del pasado año, en el que fueron 22 los alumnos seleccionados.


En el caso de Mariano Núñez Flores, la Soeidad Española de Excelencia Académica lo destaca como el segundo mejor expediente a nivel nacional en el Grado de Educación Primaria, mientras que Alberto Doncel Pedrosa lo hace como quinto mejor egresado en el Grado de Derecho.

Junto a los montillanos, los estudiantes de la UCO están presentes dentro de este ránking de excelencia académica, con especial relevancia, Maximiliano Moreno, en el Grado de Administración y Dirección de Empresas; María Isabel Velasco, en el Grado de Ciencia y Tecnología de los Alimentos; Isabel Jiménez, en el Grado de Filología Inglesa; Paula García; en el Grado de Educación Infantil; Lucía Valladares, en el Grado de Veterinaria; y Fernando Sánchez, en el Grado de Ingeniería Agraria y Agroalimentaria; quienes encabezan la lista de sus respectivos grados.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

  • 25.11.21
El Ayuntamiento de Montilla ha dado por concluidos los trabajos dirigidos a mejorar el acerado, así como diferentes espacios urbanos, de la barriada de la Vereda del Cerro Macho. Las actuaciones, desarrolladas con cargo al Plan de Aldeas de la Diputación de Córdoba, han contado con una inversión total de 60.000 euros y han permitido finalizar algunas de las intervenciones puestas en marcha en los últimos años para mejorar los equipamientos de este diseminado montillano.

En concreto, según detalló la teniente de alcalde de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente, Raquel Casado, estos fondos del Plan Aldea han permitido finalizar el acerado de la barriada "hasta el extremo donde la normativa urbanística permite", a la vez que se han creado espacios de juegos biosaludables en una zona bastante concurrida por jóvenes, niños y mayores.

"La instalación de estos juegos era muy demanda por la población. Además, se ha recuperado un espacio que estaba bastante deteriorado y que acumulaba residuos, con la construcción de una zona de recreo y merenderos", puntualizó la edil, quien señaló que este tipo de actuaciones se pretende fijar la población rural gracias a la existencia de unos servicios "atractivos".

Así, la nueva zona de descanso cuenta con 220 metros cuadros de extensión y se desarrolla sobre una plataforma con pavimento terrizo de jabre, con bordillos de granito, pavimentación de la zona y la instalación de bancos de madera y papeleras en el mismo material, además de una talanquera de rollizo de madera que conforma la plataforma de descanso. Por su parte, el área biosaludable, ubicada junto a las escuelas, está también compuesta por pavimento de jabre y adoquín de hormigón, bordillo de granito y seis juegos biosaludables para niños.

A estas dos acciones se suma el acerado junto a la zona del Bar de la Pacheca, que cuenta con una superficie de 175 metros cuadrados, en los que se ha actuado, asimismo, en la sustitución del cableado del alumbrado público y se ha prolongado la red de abastecimiento de agua.
I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ (ARCHIVO)

24 de noviembre de 2021

  • 24.11.21
El arquitecto extremeño Aureliano Sáinz, doctor en Pedagogía y catedrático de Didáctica de la Expresión Plástica en la Universidad de Córdoba, será el encargado de presentar mañana en Córdoba la obra Días contados, el primer libro conjunto de Antonio López Hidalgo y Jes Jiménez, columnistas y miembros del Consejo Editorial de Andalucía Digital.


El acto, que tendrá lugar a partir de las 19.30 de la tarde en la sede del Ateneo de Córdoba, en el antiguo edificio de las Hermandades del Trabajo, permitirá conocer los detalles de este libro de la mano de Aureliano Sáinz que, al igual que los autores de Días contados, también es columnista y miembro del Consejo Editorial de Andalucía Digital.

Editada por el Ayuntamiento de Montilla, la obra "deja constancia de un trozo de tiempo que ha marcado profundamente la estabilidad social de los pueblos", tal y como destaca en el colofón el bibliófilo Manuel Ruiz Luque, Medalla de Oro de Andalucía.

A lo largo de 23 textos de Antonio López Hidalgo, acompañados por otras tantas fotografías de Jes Jiménez, Días contados ofrece las sensaciones que ambos autores vivieron a lo largo del año 2020, tras desatarse la alarma sanitaria a causa del coronavirus.

"Ahora ya casi se nos han olvidado el vacío de las calles y el sinsentido de la vida que nos atrapó aquellos meses", apunta Antonio López Hidalgo quien, en los primeros días de confinamiento, entendió como buen periodista la necesidad de dejar constancia de lo que estaba pasando en el mundo. "Quise contar qué nos ocurría entonces y no qué rastro quedó en nuestra memoria de aquella experiencia", afirma.

Fue en aquellos días cuando el escritor montillano, catedrático de Redacción Periodística de la Universidad de Sevilla,  propuso a Jes Jiménez la posibilidad de publicar un libro que maridara algunos de los artículos que habían ido viendo la luz en la sección de Firmas de Andalucía Digital con fotografías que "no se limitaran a ser simples ilustraciones de los textos, sino una interpretación gráfica de un momento tan dramático".

Dicho y hecho. El autor de la columna Mirando lo invisible se puso manos a la obra para "fotografiar hacia adentro", aunque utilizando siempre como materia prima objetos, figuras o luces externas. "No he partido exactamente de los textos de Antonio López Hidalgo sino de las emociones que me evocaban esos textos", explica Jes Jiménez, que ofrece en el libro una selección de imágenes que "representan lo vivido y los sentimientos inseparables de lo que nos ha acontecido" con la crisis sanitaria del covid-19.


"Me gustan las fotos de Jes Jiménez porque en ellas escruto mis propias palabras, me identifico con la filosofía de sus propuestas y con la belleza de unas imágenes que no son comunes ver cualquier día", confiesa López Hidalgo, para quien Días contados representa "la huella palpable de que cualquier tiempo venidero puede ser mejor".

Jes Jiménez Segura

Jes Jiménez es, hoy por hoy, uno de los investigadores españoles más respetados en el ámbito de la Comunicación Audiovisual. Licenciado en Ciencias de la Imagen por la Universidad Complutense de Madrid, el coautor de Días contados cursó los estudios de doctorado en Bellas Artes en la Universidad del País Vasco y, en esa misma universidad, se doctoró en Periodismo.

Profesor Titular de Comunicación Audiovisual de la Universidad del País Vasco y de la Universidad de Sevilla, Jes Jiménez ha impartido clase también en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Barcelona y atesora una extraordinaria experiencia profesional en ámbitos como la fotografía, el cine, la televisión o Internet.

Además de trabajar para los Servicios Informativos de RTVE, Jes Jiménez ha participado en el rodaje de anuncios publicitarios y de documentales industriales, colaborando además en varios largometrajes cinematográficos producidos por Arturo González Producciones Cinematográficas, Ópalo Films o Gaurko Filmeak, entre otras.

Director de programas de vídeo didáctico y de programas multimedia educativos para el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el autor de la columna Mirando lo invisible fue miembro del Comité de Dirección del Instituto Cervantes y director del Centro de Investigación y Documentación del Instituto Cervantes (CIDIC) entre 2008 y 2012.

Asimismo, ha formado en infografía forense a los miembros del Colegio de Abogados de Sevilla y en técnicas de comunicación a agentes de la Guardia Civil, además de haber participado en foros internacionales de la importancia del IV Internet Governance Forum de Naciones Unidas, celebrado en Sharm El Sheikh (Egipto) o el VI Internet Governance Forum de Naciones Unidas, que tuvo lugar en Nairobi (Kenya).

Antonio López Hidalgo

Catedrático de Redacción Periodística en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Antonio López Hidalgo (Montilla, 1957) publicó su primer libro en 1990, El sindicato clandestino de la Guardia Civil, una obra realizada al alimón junto a Juan Emilio Ballesteros, por la que fueron procesados y absueltos posteriormente.

Autor de más de 40 obras, entre libros literarios, periodístico y académicos. En la editorial Comunicación Social, Antonio López Hidalgo también ha publicado El periodista en su soledad; De la vida y otras anécdotas; El Titular. Manual de titulación periodística; Géneros periodísticos complementarios. Una aproximación crítica a los formatos del periodismo visual; y La Columna. Periodismo y literatura en un género plural. Entre otras obras, es autor de La exactitud de la nostalgia, Tratado sobre el corazón de las cosas, El privilegio del olvido, La belleza de las pequeñas cosas o Escrito en Brasil.

Profesor invitado en varias universidades iberoamericanas, es Premio de Narrativa de la Asociación Cultural "Marquesado de Priego", además de miembro de la Cofradía de la Viña y el Vino, para la que concibió en septiembre de 1992 la primera Exaltación del Vino de Montilla. De igual manera, Antonio López Hidalgo es miembro del Patronato de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque y miembro del Consejo Editorial de Andalucía Digital, donde semanalmente ofrece una columna bajo el título genérico de Agua llovida.

En febrero de 2018, la Asociación de la Prensa de Sevilla le reconoció con una Mención Especial su doble trayectoria profesional periodística y académica, y haber sido el primer periodista andaluz en obtener una cátedra de Periodismo. El 15 de noviembre de 2019 fue nombrado padrino y fue autor de la laudatio con motivo del nombramiento del periodista Iñaki Gabilondo como doctor honoris causa por la Universidad de Sevilla.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: J.P. BELLIDO / JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 24.11.21
En el anterior artículo vimos cómo la actitud ante la propia muerte es muy diversa en diferentes contextos sociales. La forma en que abordamos la idea de nuestro final suele estar claramente determinada por las concepciones religiosas y/o filosóficas de la sociedad en la que hemos sido criados.


La religión católica fija su atención en una supuesta renovación de la vida tras la muerte, considerando la existencia que todos experimentamos como una vivencia meramente transitoria y sin mayor importancia que la de hacer los correspondientes méritos para poder disfrutar de la “verdadera” vida eterna.

Como dice un personaje de uno de los Cuentos de vacaciones de Santiago Ramón y Cajal: “Parecíame que la mayoría de los filósofos y moralistas cristianos amaban poco la vida y el mundo y miraban con cierto aristocrático menosprecio los hechos y conclusiones de las ciencias físicas y naturales”.

En la religión judía el tema no está nada claro e, incluso, hay una cierta tradición de evitar especulaciones al respecto. El hinduismo, el jainismo y la religión sij sostienen el principio de la reencarnación de las almas. Incluso algunos monjes taoístas han pretendido alcanzar la inmortalidad momificándose en vida.

El mismo personaje creado por Ramón y Cajal, que he mencionado antes, reflexiona críticamente sobre esa generalización de los anhelos humanos por una conciencia eterna: “¡Pobre humanidad, que no puede vivir en paz sino a condición de esperar la inmortalidad, ni soportar las acritudes del mundo sino soñando con los deliquios de un mundo mejor!” y reacciona ante ellos de una manera curiosa: “…acabé por hallar en esos grandes espejismos de la religión y de la filosofía cierta lógica profunda, la lógica del error necesario, del error educador”.

Cuando cambiamos de punto de vista y pasamos de reflexionar sobre nuestro final singular (y único) y nos ponemos a considerar la muerte de los otros, la perspectiva es muy diferente. Aquí no se detiene el tiempo, ni la vida; de hecho, observamos cómo, constantemente, la vida nace y es alimentada por la muerte de otros seres que terminaron su ciclo. Podemos observar cómo los cuerpos se corrompen, se descomponen, en un proceso dinámico ininterrumpido que genera nuevas formas de vida.

Hay una distinción básica, fundamental, en la consideración que nos merecen los muertos: la relación que tienen con nosotros. Puede tratarse de seres queridos o de personas totalmente desconocidas. Incluso pueden ser enemigos que han caído en un enfrentamiento armado.

También pueden ser animales de otras especies que son cazados o se ajustician sumariamente en un matadero (sin ninguna duda, una palabra contundente, clara, precisa; no es, desde luego, una denominación que nos pueda llevar a engaño sobre lo que allí se hace).

En la naturaleza, los depredadores matan para sobrevivir, los carroñeros olfatean ávidamente la muerte para alcanzar los restos que les permitan alimentarse tanto a ellos como a sus crías. Para todos ellos, de una manera perentoria, la muerte de sus presas es vida. No hay vida sin la muerte de los otros. No tienen elección posible: sus formas de alimentarse están determinadas genéticamente, ya que no podrían sobrevivir comiendo vegetales.

Pero es diferente cuando los muertos son individuos de la manada, del grupo social. Por ejemplo, jirafas y elefantes no parece que dispongan de elaboradas concepciones metafísicas pero, de alguna manera, se ven afectados por la muerte de sus congéneres. He visto (asombrado) en un documental televisivo cómo unas jirafas “se despiden” de los restos de una de ellas que había sido matada por unos leones que la habían devorado; ordenadamente, se iban acercando a los despojos que yacían esparcidos en el suelo, los olfateaban, los tocaban y tras su despedida, se alejaban.

Las formas en que los humanos tratamos y hemos tratado a nuestros muertos son enormemente variadas e ilustrativas de nuestros valores, pero ahora entrar en ello sería alargarnos demasiado y creo más conveniente dedicarle algún artículo más adelante.

En todo caso, la cruda realidad, claramente constatable, es que la muerte de uno mismo es el final de la vida: es la paralización total del movimiento; es lo contrario de la animación (que ya vimos lo importante que era en el teatro de títeres). La Muerte (así, con mayúsculas) es la paradoja en la que se funden la nada y la eternidad; es el diluirse en el vacío absoluto: vacío de tiempo, de espacio, de movimiento. Es el final irreversible e inevitable de la conciencia.

Por lo tanto, creo que la forma más juiciosa y práctica de afrontar el tema de la muerte no es la filosófica ni la religiosa. Lo verdaderamente importante es preservar la vida (en la medida de lo biológicamente posible, desde luego). Y, para ello, es fundamental contar con un sistema sanitario adecuado que nos proteja de una muerte prematura. Cuidemos más a nuestros médicos y a nuestro personal sanitario y no perdamos el tiempo (la vida) en divagaciones sobre lo improbable.

JES JIMÉNEZ
FOTOGRAFÍA: JES JIMÉNEZ
  • 24.11.21
El Ayuntamiento de Montilla ha sido reconocido hoy con uno de los premios Menina que el Ministerio de Igualdad, a propuesta de la Delegación y Subdelegaciones del Gobierno en Andalucía, entrega a diferentes personas y entidades por su lucha contra la violencia de género. Una edición, cuya entrega de premios ha tenido lugar esta mañana en los Museos de la Atalaya de Jerez de la Frontera, que también ha reconocido a la ex vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y ha concedido una mención honorífica al IES Trassierra de la capital cordobesa.


Un reconocimiento que, como destacan desde el equipo de gobierno montillano, pone en valor el trabajo desarrollado desde la Administración, pero también la sensibilidad de toda la ciudadanía por erradicar esta lacra y concienciar a las nuevas generaciones. 

“Este premio que se da al Ayuntamiento reconoce la implicación de la ciudadanía en la educación por la igualdad y reconoce el trabajo que se viene haciendo en pro de la igualdad y en esa lucha contra una violencia que es real y que convive con nosotros”, aseveró el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

En este sentido, el alcalde de Montilla insistió en la necesidad de seguir trabajando "de forma directa" contra una violencia "que es real y que aún existe en nuestra sociedad". Para ello, Llamas puso el foco en la educación porque "la mejor lucha contra la violencia de género es la prevención, por eso es tan importante todo el trabajo se desarrollan en los centros escolares".

De este modo, el Ministerio ha reconocido al Consitorio por su contribución a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus formas y a la atención, asistencia, protección y recuperación de las víctimas, a través de actividades formativas dirigidas por profesionales del ámbito local en materia de igualdad.

Asimismo, el Ayuntamiento desarrolla campañas de sensibilización y prevención, y ha publicado la guía Cómo evitar relaciones tóxicas y protegerse de otras violencias, publicada en 2019, contribuyendo a la concienciación y sensibilización del conjunto de la población.

Por otro lado, durante la entrega de premios, se destacó su colaboración con la Entidad EMET ARCOIRIS en la lucha contra la violencia de género y protección ante la trata, desde la que se inició el Programa ODOS, una iniciativa piloto en España para proteger a mujeres, niñas y niños en situación de especial vulnerabilidad, en su mayoría procedentes de países subsaharianos.

Premios Menina

Estos galardones, que reconocen y apoyan la labor de entidades, asociaciones, instituciones y particulares andaluces en la erradicación de cualquier forma de violencia sobre la mujer. Las estatuillas, que reproducen la imagen de una Menina de Velázquez y que han sido elaboradas por internas en centros penitenciarios, se otorgan a propuesta de un jurado presidido por el delegado del Gobierno en Andalucía e integrado por los ocho subdelegados y subdelegadas provinciales, la Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Andalucía y sus unidades provinciales de coordinación, así como la Fundación Cajasol.

En esta nueva edición la galardonada con el Reconocimiento Menina de la Delegación del Gobierno en Andalucía ha sido Carmen Calvo; la magistrada Soledad Balaguer, los ayuntamientos de Jerez de la Frontera y de Montilla; la Asociación de Mujeres Amefa de Albolote, la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña Guerrero; el equipo técnico del Servicio Integral de Atención y acogida a Mujeres víctimas de violencia en Jaén; la presidenta de la Audiencia Provincial de Málaga, Lourdes García Ortiz; y la abogada laboralista Aurora León. 

Asimismo, durante el acto también se han hecho entrega de ocho menciones especiales, a través de diplomas honoríficos, a instituciones o personas representativas en la lucha contra la violencia machista, entre las que figuran Miguel Ángel Ontiveros, inspector de la Policía Nacional; Jorge de Las Heras Rivas, Policía Nacional; IES Trassierra; municipios VioGen en la provincia de Granada; Formador@s Plan Director para la mejora de la convivencia y la seguridad en los centros educativos en Huelva; centro El Corte Inglés de Jaén; el Ayuntamiento de Casabermeja y el Centro Penitenciario Sevilla I y CIS.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos