:::: MENU ::::

20 de noviembre de 2020

  • 20.11.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una respuesta colectiva, suscrita por ocho personas, a algunas de las declaraciones que manifestó Miguel Mora Hidalgo en este mismo periódico, durante el transcurso de la entrevista que le concedió al periodista montillano Manuel Bellido Mora (y cuya tercera y última parte puede leerse pulsando sobre este enlace). Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


No pongo en duda la libertad que cualquier persona tiene para opinar sobre los más variados temas pero si, haciendo uso de esa libertad, se vierten juicios que pudieran ser vejatorios para personas o instituciones, también deberá aceptar las réplicas que esas opiniones susciten. La libertad de expresión conlleva la responsabilidad por lo expresado y ambos conceptos son inseparables.

No hay nada más patético y bochornoso que resultar gracioso sin pretenderlo. Leer esta entrevista me ha arrancado muchas sonrisas, porque no todos tenemos, como Miguel, los dones de la soberbia y la falta de humildad. De poseerlos, me hubiese enfadado.

Es curioso cómo, la mayoría de las veces, los extremos se tocan. Por eso confiesa haberse sentido a gusto en un colegio religioso. Todos sabemos que la doctrina cristiana dice “todo lo mío es tuyo” y la comunista, “todo lo tuyo es mío”. Solo se diferencian en el orden de las palabras pero, según ambos, el objetivo es el necesitado. Aun así, Miguel, para el Colegio Salesiano, es un fracaso, pues ha aprovechado pocas de sus enseñanzas y, mucho menos, las religiosas.

Mientras escribo me siento seguro de no ofender, puesto que en una de sus refutaciones dice que somos un país muy poco dado a la autocrítica y que la recibimos mal, que siempre hablamos de los que atacan mucho. “Tonterías”, continúa diciendo, “lo que ocurre es que son inútiles y un inútil siempre se queja de los demás”. Justo lo que él hace en la mayor parte de la entrevista. Me alegra que sepa encajar las críticas mejor que la media. 

En cuanto a su afición por Unamuno, algo universal, debió quedarse en la lectura de su Vida de don Quijote y Sancho y pasar por alto muchas de sus intervenciones, algunas proféticas, como la entrevista que le hicieron en La Voz en 1931, donde dijo:

¡Qué majaderos son los separatistas! Cualquier aldehuela nos demandará el mejor día su estatuto. Son los separatistas una cuadrilla de literatos fracasados compuesta de locos y de vanidosos. No saben lo que piden. La única petición clara es que quieren ser guapos. Y la majeza es una endemia muy española. Y el comunismo es la enfermedad de moda. 

Si a la majeza del separatismo le llamamos endemia, llamémosle epidemia a la de esos señoritos denominados comunistas españoles. Estos últimos aún son más locos, más vanidosos, más ignorantes y más literatos fracasados que los primeros. A unos y a otros se les puede aplicar exactamente la terminación de uno de los pensamientos de Maquiavelo: Doy la vida por la vanidad”. Don Miguel parecía describir a Miguel.

Cuando se refiere a El Gran Capitán y a Isabel la Católica reitera que esos “gilis” no han hecho nada por España. Si, para él, parirte no es hacer nada por ti es porque no entiende el significado de un parto: acto doloroso, sagrado y lleno de increíbles emociones como lo fue la unidad de España. 

Isabel y Fernando son los creadores de nuestra nación y, El Gran Capitán, un Montillano al que estudian en West Point, posiblemente el más universal. ¿No debería un señor de izquierdas respetar a una mujer que fue un ejemplo de capacidad política? 

La suya es también una gran mujer, montillana, que estuvo y está siempre a su lado. En cambio, para él solo merece un leve asentimiento cuando el entrevistador la ensalza y pregunta por ella. Tiene mucha prisa en volver a hablar en primera persona.

Parece ser que antes del comunismo existe poco aprovechable en la historia: sólo San Francisco Solano y según el día y el medio de comunicación que le otorguen. El Inca Garcilaso tampoco es de su agrado: un mestizo valedor de los indios, incluso de su independencia. Me defrauda Miguel. ¡A ver si no va a ser comunista del todo! Eso explicaría que su partido no apostase por él... 

Por lo que se desprende de las afirmaciones del señor Mora, parece ser que la Montilla de finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta era un páramo cultural, con la excepción de dos o tres “intelectuales”, entre los cuales, él el primero. 

No sé si el señor Mora sabe que, por esos años, se publicaban varias revistas en Montilla, que se hicieron algunas exposiciones regionales con notable éxito y que había –además del inolvidable Pepe Cobos– varios escritores más en nuestra ciudad. 

Que a uno no le agrade el ambiente cultural no quiere decir que no exista. Por otro lado, presumir de culto y decir que recitaba “El Piyayo” (como si de una hazaña intelectual se tratase) no deja de ser chocante. Si hubiese recitado a Brecht o a Evtuchenco (cuyos libros ya estaban publicados en los sesenta) todavía podría presumir, pero “El Piyayo” solía recitarse en las cenas gremiales en el momento de las copas.

Presume Miguel de ser soberbio y no tener nada de humildad. Decía San Agustín que la soberbia no es grandeza, sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande pero no está sano. No repara Miguel en lo insalubre que habrá sido para muchos su grandeza. “Humildemente” le recomiendo la lectura de su maestro, don Miguel de Unamuno, en su excelente ensayo Sobre la Soberbia, de 1904.

Se define como un predicador y, aunque el término es extensible a ámbitos no religiosos, debería buscar una palabra que no admita dudas sobre su laicismo: le recomiendo “charlatán”. Dice que los tíos listos no creen en nada, refiriéndose a la religión, porque sí está permitida la fe en dogmas políticos, a veces anacrónicos. 

Posiblemente hizo un mal aprovechamiento de la lectura de Don Miguel, San Manuel Bueno Mártir. Hasta su maestro se lo planteaba internamente en sus obras y, si bien él no creía, entendía la fe como algo positivo para el ser humano. Su maestro valoraba el deseo de que Dios exista tanto como su propia existencia. ¿Quién sabe? A lo mejor el más inteligente es el que es capaz de engañarse a sí mismo y no a los demás.

Según él, siempre lo estaban investigando. Vilarasau, director general en el Ministerio, lo defendió apasionadamente ante los investigadores, en 1975. Francamente, creo que solamente tuvo que mencionar a su, por él denostado, pariente, el jefe de los dos. La misma deducción nos lleva a Yagüe, “el torturador” que, o no lo era tanto, o no le dijo nada, o su inmunidad parental se impuso. 

Lo mismo sucedería más tarde, cuando fue “preso por cinco horas”; en realidad fue detenido, y no preso –él debería conocer la diferencia–, justo lo que tardó en enterarse un teniente coronel del Ejército, también “pariente político” suyo. De nuevo sonrío pensando en las connotaciones semánticas de la palabra “político”. 

Vuelvo a citar a Miguel: “Siempre estamos diciendo que ese fulano ataca mucho… ¡Tonterías! Lo que pasa es que son inútiles, y un inútil siempre se queja de los demás”. Cierto, ya sean Rosa Aguilar o Carrillo, los responsables de que, pese a su soberbia y determinación, no llegase a ser diputado.

A ver, que me pierdo... Se retira de Mapfre porque no quería ganar dinero para el capital y, en cambio, oposita para servir en una Administración franquista. Al mismo tiempo, critica a todos los que sirvieron en ella, ¿Qué más da ser ministro que funcionario? ¿Por qué era él mejor servidor de su país que su jefe en el mismo Ministerio? ¿Por qué un antisistema, de los restos de su partido, es ahora vicepresidente del “sistema”? ¿No podían otros intentar un cambio desde dentro?

Le recomiendo el artículo que Cambio 16 dedica a Rafael Cabello de Alba, bastantes meses antes de la muerte de Franco. En él, el único ministro que ha tenido Montilla apuesta decididamente por el cambio. Miguel solo quiere ver lo que ocurrió, ajeno a su voluntad, mientras era ministro; obvia lo que evitó, desde dentro, con sus gestiones.

Explicamos con detalle su distorsionada visión sobre Rafael Cabello de Alba del que, literalmente, dice:   “Era un franquista, reaccionario profundo, se plegó a todo lo que quería Franco hasta intervenir como miembro del Gobierno en las sentencias de muerte en la últimas etapas de Franco. Se lo tragó todo. No tuvo ninguna valentía, también hay que decir que era una persona educada, amable y saludaba a la gente, y está bien eso, pero él era franquista, fascista”. 

Sobre que era franquista no hay ninguna duda: en 1936, Rafael tenía diez años, pero todo el mundo en esa época lo era. El señor Mora seguro que sabe que existe el fascista de derechas y el fascista de izquierdas, pero tenemos la osadía de dar unas breves definiciones:

Fascismo de derechas: el fascismo era un movimiento político. La oposición al socialismo internacional y al comunismo es el que ha originado a un tipo de Estado, autoritario, antiliberal, antimarxista y antidemocrático.

Fascismo de izquierdas: es un término utilizado para categorizar aquellas tendencias en las políticas de izquierda que suelen ser comúnmente atribuidas a la ideología del fascismo. Utilizado por primera vez por Víctor Klemperer, cuando describe las similitudes cercanas entre el régimen nacionalista alemán y la Republica Democrática Alemana. Otros autores hablan del fascismo y del comunismo y sostienen que son reacciones totalitarias ante el liberalismo y la democracia. 

Quiere el señor Mora ofender a Rafael Cabello de Alba llamándole fascista. Si lo fuese, él no podría haber protagonizado tantos actos heroicos ante el “Régimen”, como nos cuenta en la entrevista. Sobre el Juicio de Burgos, tras el que se ejecutaron las últimas sentencias de muerte, sabe perfectamente Miguel que fueron una mera coincidencia con el Ministerio de Rafael Cabello de Alba y con su propio funcionariado en el mismo. Es como si imputamos al señor Mora las malas intervenciones del Ministerio de Hacienda. 

En este enlace se puede leer la entrevista de Manuel Bellido a Rafael Cabello de Alba Gracia, en Nuestro Ambiente, de septiembre de 1993, donde se entiende perfectamente la actitud e intercesión del ministro por los acusados.

Para Miguel, Rafael Cabello de Alba “no hizo nada por su pueblo”: ni un ambulatorio, ni un polideportivo, ni una residencia de ancianos… Solo La Unión ha sido útil para todos los montillanos, una entidad de la que fue cofundador, con rédito político, mientras los otros solo buscaban el pan de sus familias. Como atenuante, podemos decir que este doble rasero es normal en su partido, un partido que no fundó Miguel, porque no había nacido. Pero casi.

Cuenta el señor Mora que Pepe Luque, servidor del franquismo y requeté, “era más de izquierdas que nadie”. Perteneció a la Corporación que dedicó una calle en honor a Rafael Cabello de Alba. Él mismo, cuando fue alcalde, le quitó el nombre tras su transfuguismo idealista, por el que cambió el himno de las “Boinas Rojas” por La Internacional.

La verdad es que la Casa de los Luques era incomparable: gente abierta, tolerante y acogedora. Creo que nadie se podrá quejar del trato recibido. Al ser tantos hijos, en su casa se reunían todas las charpas de los diferentes hermanos. Pocos jóvenes de aquella época no consideran esta casa como algo suyo. 

De política se hablaba poco en los años sesenta. Recuerdo oír palabras como “carlismo” y “requeté”. El Carlista (Comunión tradicionalista) fue un partido político que luchó en la Guerra Civil junto a Franco. El requeté fue el cuerpo armado del carlismo. Esto no es una anécdota como quiere que la veamos el señor Mora: es un hecho histórico, con pruebas documentales bibliográficas y fotográficas.

José Luque Naranjo tuvo presencia de forma continuada en las Corporaciones municipales del Ayuntamiento de Montilla en el régimen de Franco: desde el 5 de febrero de 1961 al 2 de febrero de 1974. A Rafael Cabello de Alba y Gracia lo homenajearon otorgando su nombre a una avenida montillana, en el Pleno municipal del 15 de septiembre de 1969, siendo alcalde Mónico Pérez-Olivares Fuentes y, segundo teniente de alcalde, José Luque Naranjo.

En 1979, José Luque Naranjo sabía que nadie había quitado el nombre de Avenida de Las Mercedes por la fuerza, puesto que él estaba entre los agradecidos votantes del pleno que, por unanimidad, concedieron el nombre a la Avenida Rafael Cabello de Alba. Ahora, en 1979, en su primer mandato comunista, era el momento de quitarle su nombre.


En una entrevista a José Luque Naranjo, realizada en agosto de 2017 por Raúl Cantero y otros para La Taberna Local, intenta argumentar con infinidad de contradicciones la decisión tomada. Lo reproducimos textualmente: “Nosotros argumentamos en el Pleno que tampoco veíamos correcto poner el nombre de una persona viva a una calle, Porque una persona hasta que se muere, nunca se sabe qué trayectoria puede tomar su vida, y puede acabar siendo un granuja o un ladrón. Y una vez muerto, pues ya podemos ver toda su trayectoria y considerar si se debe poner o no su nombre a una calle”. 

La argumentación utilizada por el alcalde en el Pleno era falsa y, en la entrevista del 2017, también. Los motivos por los que quitaron el nombre a la calle los expuso en el Pleno, muy claritos, el teniente de alcalde, José García Romero:

Consideramos que una calle en Montilla no debe llamarse con el nombre de una persona que fue ministro de Franco y que colaboró con el régimen en un período que fue uno de los más duros del régimen”.

La dedicatoria de la avenida es resultado de un pleno del 15 de septiembre de 1969. La moción fue defendida por el concejal Jesús Calleja Moreno, argumentando todo lo que Cabello de Alba había hecho por Montilla. La moción fue aprobada por unanimidad, en vida del homenajeado, que aún no era ministro y con su voto favorable. 

Claro, en aquellos días, ser franquista no podía ser un argumento: hasta el “bueno” de Pepe lo era. José Luque Naranjo colaboró en el Régimen de Franco asumiendo varios cargos en las Corporaciones municipales del Ayuntamiento de Montilla. No es nada extraño pues, en esa época, todo el que ejercía una profesión u ostentaba un cargo tenía que estar, o aparentar estar, de acuerdo con los principios del Movimiento Nacional. Sí Miguel, sí: hasta Pepe Luque, el que era “más de izquierdas que nadie”, era franquista y monárquico. De don Carlos, pero monárquico.

Hay personas que se sitúan más allá del bien y del mal, que se creen investidos de una autoridad moral (que no viene de “mora”) que les permite juzgar y condenar a quien les viene en gana. Tal vez, muchas de las opiniones vertidas en esa entrevista no tienen otro objeto que provocar, sacar los pies del plato, porque eso da que hablar y se considera como una travesura inocente. 

Pero lo dicho, dicho queda y no estaría de más reflexionar antes de hablar. Incluso nos atrevemos a proponerle un tema de reflexión: el pecado que más se parece a la soberbia (de la que se declara adepto el señor Mora) es la envidia. En fin, ante tanto delirio, solo viene a mi cabeza algo que gustaba a Miguel, el estribillo de El Piyayo: 

¡A chufla lo toma la gente!
¡A mí me da pena 
y me causa un respeto imponente!”  

Nuestra opinión sobre la figura de Rafael Cabello de Alba y Gracia

Políticamente queremos dejar muy claro que Rafael Cabello de Alba y Gracia fue un hombre que sacrificó toda su posible carrera política por el bien de España. Nadie duda de su inteligencia, por lo que sabía que ser ministro en los últimos días del Régimen de Franco suponía renunciar a una posible carrera política y a una serie de emolumentos, como consejos de administración, direcciones de empresas, etcétera.

¿Por qué lo hizo? Pues, simplemente, por amor a su país, para luchar desde dentro, para que fuese posible una transición a la democracia y descartar una segunda Guerra Civil. Rafael se consideraba ministro de España, no de Franco. En definitiva, se inmoló políticamente por el bien común de los españoles.

Nos dan pena los que siempre están impartiendo doctrina, consistente en descalificaciones continuas al trabajo de casi todos los demás. Eso sí, con el vaso de whisky en la mano y renunciando, a priori, a la responsabilidad que lleva consigo gobernar. Es muy cómodo estar de por vida en la oposición, poner reparos a la conducta de los demás y siempre para destruir.

¿No es mejor para la sociedad que los nuevos talentos acepten cargos de responsabilidad para, desde ellos, influir en sus superiores? Así puede hacerse una política donde se produzca más y se reparta mejor. Pues eso es lo que hizo Rafael Cabello de Alba, junto a otros compañeros, desde dentro del Régimen: facilitar la transición a la democracia. 

Si no existieran hombres como éstos, luchando dialécticamente con altos cargos civiles y militares de aquella época, ¿dónde estaríamos hoy? No habrían dado la posibilidad a Suárez, Fraga, Felipe González y Carrillo de ser tolerantes y pactar para que España haya tenido el mayor periodo de paz y prosperidad de su historia.

La mayoría de las cosas que Rafael Cabello de Alba hizo, desde dentro, nunca las sabremos. Vamos a contar una minucia que le sucedió en 1971, cuando era procurador en Cortes por el tercio familiar, votado por los cordobeses. Entonces polemizó con el exministro del Ejército, el señor Barroso Sánchez Guerra, y debatió modificar la ley sobre objetores de conciencia.

Tal y como puede leerse en Acotaciones a la sesión, publicadas por el periódico YA el 3 de julio de 1971, en su página 15, el exministro decía: “Yo dormiré tranquilo si hoy me levanto a batirme contra una ley que no me convence. Rotundamente no a esta ley, no a los objetores de conciencia” El otro señor que no iba a dormir esa noche, el alférez de complemento, señor Cabello de Alba, anunció: (...) si no resolvemos este problema yo no podré dormir tranquilo (...). La enmienda a la totalidad naufragó. No sabemos si el teniente general Barroso durmió, pero sí sabemos que lo hizo el alférez de complemento, el señor Cabello de Alba”.

MANUEL CABELLO DE ALBA MOYANO
JOSÉ ANTONIO CEREZO ARANDA
MANUEL GUISADO MORENO
MIGUEL NAVARRO REQUENA
JAVIER NIETO-MÁRQUEZ CAMACHO
PRUDENCIO OSTOS DOMÍNGUEZ
JULIAN RAMÍREZ PONFERRADA
CRISTÓBAL SÁNCHEZ SÁNCHEZ DE IBARGÜEN

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


  • 20.11.20
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 235 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 21.491. La provincia registra además 380 fallecidos por covid-19 (once más que ayer) y cuenta ya con 10.287 personas que habrían superado la infección.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace. 

Sin embargo, tal y como han confirmado fuentes del Centro de Salud de Montilla y el propio Ayuntamiento de La Rambla, los datos que aporta el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía acumulan un retraso de hasta 72 horas y, por tanto, "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos".

Esta situación viene generando desde hace semanas un gran desconcierto entre numerosos vecinos y entre las autoridades municipales de varios municipios de la Campiña Sur, que exigen conocer con detalle cuántas personas hay afectadas por coronavirus en la actualidad.

De este modo, Baena contabiliza 41 casos positivos por covid-19 en la última semana (cinco más que ayer), y 115 en los últimos catorce días (once menos). En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 450 vecinos afectados (doce más que ayer) y siete fallecidos (uno menos que ayer). A su vez, según la Junta de Andalucía, 111 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado cuatro casos positivos en la última semana (uno menos que ayer), y 19 en los últimos catorce días (cinco menos). De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 161 personas afectadas (igual que ayer), con 56 curados y cuatro fallecidos (igual que ayer).

En Montalbán de Córdoba, se han registrado ocho nuevos positivos en la última semana (dos menos que ayer), y 19 si se extiende el margen temporal a dos semanas (dos más). Con todo, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa 243 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (do más que ayer) y ha elevado a 199 las personas recuperadas. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus (igual que ayer).

En Montemayor, hoy registra seis positivos en la última semana (uno menos que ayer), cifra que eleva a 14 en los últimos catorce días (uno menos). En total, el municipio ha alcanzado los 97 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (igual que ayer), con 29 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican hoy 26 pruebas positivas en la última semana (una menos que ayer). La cifra se eleva a 53 si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días (cuatro menos). En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde el pasado mes de marzo a un total de 573 vecinos afectados por el covid-19 (cuatro más que ayer), con  263 personas curadas y doce fallecidos, tras sumarse una nueva víctima a los 11 fallecidos registrados en la primera ola en la Residencia-Hogar para Mayores San Rafael.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla dos personas afectadas por coronavirus en los últimos siete días (dos más que ayer), y tres en las últimas dos semanas (igual). La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 211 vecinos infectados por covid-19 (dos más que ayer), de los que 165 ya han superado la enfermedad. A su vez, el municipio contabiliza un fallecido.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica recoge dos positivos por covid-19 en la última semana (igual que ayer), y once en las dos últimas semanas (uno menos). De esta forma, en Santaella se elevan a 34 los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2, mientras que se registra un fallecido y diez vecinos que han superado la enfermedad.

Un sistema "caótico"

Tal y como avanzó este periódico, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) denunció el "caos" que está provocando la metodología por la que se dan a conocer los datos oficiales sobre la incidencia real del coronavirus, lo que a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

En ese sentido, el CPPA instó a la Consejería de Salud y Familias a "poner el máximo celo en la transmisión de unos datos de absoluta relevancia pública que, por lo general, no coinciden con los que aportan otros organismos o instituciones públicas como distritos sanitarios, centros de salud o ayuntamientos, generando confusión entre la ciudadanía y una alarma social innecesaria".

De igual manera, el CPPA reclamó al Gobierno andaluz una "mayor diligencia" a la hora de hacer públicos los datos sobre la incidencia real del coronavirus que, según fuentes sanitarias, acumulan hasta 72 horas de retraso, un "margen temporal excesivo en una realidad tan cambiante como la actual", según defendió la entidad.

Por otro lado, y con respecto a las tablas que gestiona el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el CPPA reclamó que se añada "en un lugar visible" la fecha y hora de actualización de los últimos datos disponibles para que, de este modo, "se puedan evitar errores en un futuro".

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
  • 20.11.20
La Guardia Civil ha detenido en Montilla, a dos jóvenes, un hombre y una mujer conocidos por sus amplios antecedentes policiales, como supuestos autores de un delito de robo con violencia cometido en un supermercado de la localidad, donde los ladrones llegaron a sustraer cerca de 1.000 euros de una caja registradora aprovechando un descuido por parte de los empleados del establecimiento.


Las investigaciones se iniciaron a raíz de la denuncia presentada por parte de los responsables del supermercado por un robo con violencia por parte de dos personas que, tras acceder al establecimiento, aprovecharon un momento de "descuido" de los empleados para apropiarse de unos 1.000 euros de una caja registradora.

Una trabajadora del supermecado, al percatarse de lo ocurrido, intentó impedir que los ladrones se marchasen con el dinero sustraído, llegando incluso a forcejear con ellos hasta que cayó al suelo, momento que los autores aprovecharon para abandonar el establecimiento con el dinero sustraído.

La Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio en la localidad, orientado a la identificación, localización y detención de los supuestos autores de los hechos. Gracias a los datos obtenidos en la investigación, unidos a los obtenidos en la inspección practicada en el supermercado, los agentes determinaron que los posibles autores del robo podrían ser dos jóvenes, un varón y una mujer, vecinos de la localidad y conocidos por sus amplios antecedentes policiales.

Así, tras obtener indicios suficientes de su implicación en el robo investigado, se procedió a su localización y detención como supuestos autores de un delito de robo con violencia. Tanto los detenidos, como las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL




  • 20.11.20
La Cooperativa Agrícola La Aurora de Montilla presentó ayer la última apuesta por ofrecer al consumidor productos de primera calidad: la gama de aceites frescos monovarietales Molino del Duque, un producto "de excelencia" que pretende abrir nuevos mercados. Elaborados a partir de aceitunas picual, hojiblanca y picudo, la producción de estos aceites frescos ha marcado una nueva forma de trabajo en la cooperativa montillana, que este año inició mucho antes de lo habitual la molturación de aceitunas.


"Esta nueva gama de aceites es fruto del esfuerzo de nuestros socios por aportar cosechas de calidad que permitan obtener este tipo de productos, y fruto del esfuerzo del personal de la cooperativa para su elaboración, así como del consejo rector por impulsar este proyecto", destacó el presidente de La Aurora, Antonio López Pérez-Barquero, quien destacó que se trata de aceites "premium" dirigidos a un mercado "que sabe apreciar la calidad de este tipo de productos".

En este sentido, López señaló que Molino del Duque se caracteriza por utilizar las aceitunas de mayor calidad aportadas por los 700 socios que conforman la Cooperativa La Aurora, un arduo trabajo que ha permitido obtener unos aceites en los que se aprecian perfectamente las características de cada una de las variedades utilizadas.

"La nueva junta rectora ha apostado por este nuevo producto que significa dos aspectos fundamentales, por un lado, el valor añadido que aportan las cooperativas locales al aceite; y, por otro, que se trata de una cooperativa dinámica", destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, en la presentación de esta nueva gama de aceites, a la vez que subrayó que el esfuerzo por poner en valor los aceites de Montilla "no sólo debe centrarse en la producción, sino también en la comercialización, porque esto beneficiará a los agricultores".

En la misma línea, la delegada de Agricultura, Araceli Cabello, destacó la valentía de la Cooperativa La Aurora y sus socios "porque en las circunstancias en las que estamos siguen remando e impulsado proyectos que permiten seguir para adelante gracias a ese esfuerzo extra, y esa apuesta por la calidad, con unos productos que se caracterizan por su excelencia".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 20.11.20
El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha solicitado a la Dirección del Área de Gestión Sur de Córdoba que se faciliten mascarillas FFP2 a todos los profesionales del distrito, a la vez que han reclamado que se instalen dispositivos de purificación de aire con filtro HEPA en sus unidades asistenciales. Unas medidas con las que SATSE persigue reducir el número de sanitarios afectados por el covid-19 que, según los datos aportados por la Administración, se ha visto incrementado en el último mes y ya afecta a más de 60 trabajadores de este área sanitaria.


En concreto, según apunta el sindicato, sus demandas radican en la dificultad para ventilar, en los momentos actuales, las habitaciones de los pacientes y los espacios de los profesionales, lo que no ayuda a la ventilación y renovación del aire como recomiendan científicos y la propia OMS.

"Por esto, y por los brotes producidos en distintas unidades del Hospital de Cabra y los centros de Atención Primaria del Área Sur, solicitamos la instalación de estos dispositivos HEPA que filtran el 99,9 por ciento de partículas y aerosoles, medida que junto a la dotación de mascarillas FFP2 a todo el personal, busca facilitar un espacio de trabajo seguro desde el punto de vista de la seguridad y la higiene", apuntan desde el sindicato.

Asimismo, desde SATSE se ha trasladado a la Dirección la necesidad de incrementar la dotación material, insistiendo que “los profesionales sanitarios que están en primera línea covid necesitan disponer de material suficiente". "Las enfermeras de las unidades Covid demandan pulsioxímetros, al menos uno por cada habitación, y tensiómetros digitales para facilitar su labor", aseguran.

En esta línea, SATSE insiste en la necesidad de reforzar los recursos humanos y materiales de las diferentes unidades asistenciales, "dos claves para salir adelante de la actual contienda a corto plazo contra el coronavirus". "Es fundamental disponer de recursos humanos suficientes para tener dotadas las unidades adicionales, más camas UCI requieren un número adicional de profesionales; y recursos para facilitar el trabajo", subraya el sindicato.

Unas demandas a las que se une un llamamiento a la población en general para que contribuyan a la desescalada asistencial con una conducta responsables en la que restrinjan los contactos sociales y utilizando la mascarilla, el aseo de manos y la distancia de seguridad. "Estas son las herramientas que hoy disponemos y que tenemos que utilizar sin duda alguna", concluyen.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN




19 de noviembre de 2020

  • 19.11.20
Un año después de la presentación de su primer EP, Introspección, los componentes del grupo montillano Mr. Mackenzie –Paco García Ariza, Miguel Ángel Castro Rey, Matías Puelma y Fran Espejo Raya– vuelven a ser actualidad gracias al lanzamiento de su sencillo ¿Para Qué?, que tendrá lugar el próximo viernes 27 de noviembre. Adelanto de su próximo trabajo de larga duración, Miscelánea, el single desvela un sonido renovado y plasma de buena forma el contexto actual y los cambios que ha experimentado la banda el último año.


¿Para Qué? es sin duda la propuesta más rockera del cuarteto hasta la fecha, cargada con un sonido duro que ofrece una inyección de energía y adrenalina en sus 5.58 minutos de duración, donde cada instrumento tiene sitio para destacar y a la vez complementarse entre sí.

Con esta canción, el grupo montillano adelanta lo que es su último trabajo, Miscelánea, un proyecto que cuenta con un total de cinco canciones originales que ofrecen un sonido renovado, que van desde la potencia y el peso que emanan canciones como ¿Para Qué? o Todos Contra Todos, hasta la sutileza y la melodía instrumental de El Puerto o Memorias de Fuego, siempre manteniendo las raíces del indie, el pop electrónico y el rock alternativo que caracterizan a la banda.

El trabajo –grabado en Paco Loco Recording Studios, en el Puerto de Santa María, Cádiz, en diciembre de 2019; y masterizado en el también gaditano estudio Kadifornia, por Mario Alberni– lo completa Halo, bonus track grabado y autoproducido por la banda, donde la voz y la letra juegan un papel fundamental en la atmósfera de la canción.

Mr. Mackenzie es una banda que surge en junio de 2017 de las inquietudes de cuatro músicos con distintas influencias y un objetivo común: experimentar y dar rienda suelta a sus propias creaciones. Los miembros de Mr. Mackenzie, oriundos de Montilla, residen en distintas ciudades claves de la escena musical andaluza.

En mayo de 2019 Mr. Mackenzie lanzó su primer EP llamado Introspección, compuesto por cinco canciones que pueden catalogarse dentro del pop-rock independiente. Este trabajo le permitió girar por las principales capitales andaluzas resaltando su participación en el Festival de la Guitarra 2019 de Córdoba y el festival de música emergente Día de la Marmota 2020 en Sevilla. Como principal hito consiguieron ser ganadores, dentro del género indie, del concurso Playlist Andalucía organizado por la Junta de Andalucía y actuando en Fitur 2020.



I. TÉLLEZ / REDACCIÓN




  • 19.11.20
La Concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Montilla organiza un año más la Semana de la Infancia, una iniciativa que busca conmemorar el Día Universal del Niño, que se celebra cada 20 de noviembre, y que en este 2020, por motivo de las limitaciones y medidas sanitarias ocasiones a raíz del covid-19, se desarrollará de manera online. De este modo, a lo largo de este fin de semana tendrán lugar dos talleres sobre ciencia divertida dirigidos a la población infantil.


Valeriano Rosales, concejal de Juventud, ha explicado que “por los motivos de la pandemia, y las últimas recomendaciones, se ha entendido que se deben aplazar los plenos y suspender las otras actividades” que tradicionalmente han formado parte de la celebración de la Semana de la Infancia.

"Esta concejalía ve fundamental celebrar el día de la infancia y, aunque sea con premura, hemos seguido adelante y hemos programado dos talleres online para el fin de semana”, puesto que “pese a las circunstancias actuales, hay motivos para celebrar este día y seguir poniendo el foco en los niños y niñas que son los más vulnerables en las crisis del mundo"; ha indicado Rosales.

Así, este viernes 20 de noviembre tendrá lugar el Taller Ciencia Divertida, mediante el que se llevarán a cabo experimentos que ofrecen una perspectiva de entretenimiento de todas las áreas de la ciencia, y diseñados para que los niños descubran cómo cuidar el medio ambiente en relación con el reciclaje, las energías alternativas, la conservación del agua, la sostenibilidad y el calentamiento global, entre otros.

Este taller, que además busca promover el desarrollo de las habilidades y los conocimientos adecuados para crear la tecnología y pinceladas de ingeniería sobre la solución creativa y continua de problemas, estará dirigido a jóvenes a partir de 8 años y tendrá lugar desde las 19.00 de la tarde.

Por su parte, durante la jornada del sábado tendrá lugar la Gymkhana Ciencia Divertida desde casa, que se desarrollará a partir de las 17.00 de la tarde, y que está dirigida a niños y niñas de entre 10 y 14 años. Esta actividad, como viene siendo habitual, ha sido desarrollada por los niños que conforman el Conselo Local de Infancia y Adolescencia de Montilla.

Las inscripciones podrán realizarse a partir de este mismo viernes a las 14.00 de la tarde a través de este formulario, y ambos talleres se podrán seguir en directo a través del canal que el Ayuntamiento de Montilla ha puesto en marcha en la plataforma Youtube.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



  • 19.11.20
El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha puesto en marcha una campaña informativa para trasladar a las familias cordobesas, especialmente a aquellas con menores de edad, una serie de consejos y recomendaciones sobre cómo afrontar la convivencia en el hogar tras los confinamientos y las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia.


El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, explicó que “esta campaña nace de una situación que hemos ido constatando estos meses, y es que las limitaciones de movilidad y en el ocio, así como los confinamientos domiciliarios, han hecho que muchas personas experimenten cambios en su estado de ánimo, ansiedad e irritabilidad, circunstancias que pueden causar problemas de convivencia dentro y fuera de los hogares”.

“Este hecho nos ha llevado a poner en marcha esta campaña que, a través de folletos y dípticos, traslada a las familias una serie de recomendaciones con especial incidencia en la relación con los hijos adolescentes y en el uso que hacen de las tecnologías”, destacó Sánchez.

En concreto, el IPBS ha elaborado dos dípticos con pautas para garantizar una mejor convivencia con los miembros más jóvenes del hogar. El primero de ellos pretende aportar las claves para mejorar la relación con los y las adolescentes, “que están en una etapa de la vida en la que priorizan la relación con sus amistades y reivindican su intimidad”, señaló el diputado provincial.

Por ello, prosiguió Sánchez, “desde el IPBS se recomienda a padres y madres respetar sus espacios y sus silencios, así como establecer normas pero con cierta flexibilidad y desde el consenso”. Del mismo modo, el material aconseja a padres y madres aprovechar la situación para reconstruir la relación y comunicación con los hijos, realizando actividades juntos, compartiendo gustos y afinidades pero también preocupaciones y emociones.

El segundo de los dípticos, destacó el presidente del IPBS, “pretende establecer pautas sobre la utilización de la tecnología y los dispositivos electrónicos, que en situaciones de aislamiento pueden contribuir a suplir la carencia de relaciones sociales que tienen niños, niñas y adolescentes. En concreto, recomienda establecer medidas de control sobre el tiempo y la forma en que se les permite hacer uso de ellos, siempre desde el diálogo y la negociación y no a través de imposiciones”.

Además, la campaña insiste en que “los mayores de la casa deben también educar desde el ejemplo, así como crear un clima de confianza que les permita ser partícipes de las páginas que visitan en la red, las personas con las que se relacionan o los videojuegos con los que se entretienen”.

Sánchez recordó que “determinadas conductas relacionadas con el uso de dispositivos electrónicos pueden derivar en problemas de adicciones, por lo que es importante supervisarlas”. En este sentido, el presidente del IPBS recuerda que “la Unidad de Adicciones cuenta con recursos específicos para menores y familias a través de su Programa de Intervención Psicoeducativa, con el que se puede contactar en el teléfono 957 76 86 98”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL




  • 19.11.20
Estamos enredados en los tentáculos de un pulpo maléfico llamado Coronavirus. Dicen que si se pudieran reunir todos los que pululan actualmente por el mundo cabrían en una cucharita y sobraría espacio para muchos más de la misma rama. El desastre es atroz.


Son muchas las personas que han caído en sus tentáculos. Desde que nos declaró la guerra, unas personas han muerto y otras luchan con dicho virus y están padeciendo los efectos y posibles secuelas que puedan quedar. El número de contagios parece hasta irreal. La confusión se une al miedo que podamos tener frente a esta amenaza. Digamos que nuestro mundo está patas arriba, que el miedo nos paraliza, que no se vislumbra la salida de este laberinto.

Las consecuencias son fatales. Muertos e infectados nos agobian. El entramado laboral hace aguas por los cuatro costados. Como consecuencia de dicho panorama, el número de personas sin trabajo aumenta día tras día. Las “colas del hambre” aumentan a buen paso y hacen temblar a muchas familias que, de la noche a la mañana, se han encontrado a las puertas de la miseria, sin saber hacia dónde vamos.

La información oficial sobre el tema confunde cada día más. El Gobierno va a la suya, jugando con las pocas esperanzas que pueda tener el pueblo. Ahora nos dicen que aumentarán el sueldo por aquí y mañana subiremos los impuestos. Como detalle penoso, a una familia con cuatro miembros las mascarillas –no olvidemos que son obligatorias por el bien de todos– suponen un buen puñado de euros a cuenta de un ERTE que se demora en pagarse o del paro cuando se cobre.

Hasta ahora tales (mas)carillas estaban gravadas con el 21 por ciento de IVA, lo que hacía que tal material protector y obligatorio fuera mucho más caro que lo soportable para una familia. Luego prometieron reducir el susodicho impuesto, algo que se terminó aprobando el pasado martes.

Por otro lado, el negocio de estos protectores suponemos que debe estar aportando pingües ganancias para los listillos de turno que trafican con ellas y les importa poco que sean falsas o no. Aquí me acojo a aquello de “piensa mal y acertarás”.

El personal aumenta a buen paso en las llamadas “colas del hambre y el Gobierno calla y sigue su deambular. Es más, las malas lenguas dicen que se ha incrementado el presupuesto de altos cargos y asesores. Eso está bien, que no pasen hambre (¿¡?).

Si miramos una foto, solo del personal de Gobierno, la vista parece titubear ante la gran cantidad de ministros dentro de sus correspondientes ministerios, lo cual hace que también haya crecido el número de directores generales, asesores, coches oficiales, servicios de seguridad (guardaespaldas se les llama) y un largo etcétera.

Los pasillos del nepotismo favorecedor están repletos. Quienes antes denunciaban las puertas giratorias del enchufismo ahora parecen que están suplantando a las oficinas del desempleo. Eso sí, los gastos oficiales están bajo secreto porque no hay que airear los favores que se tengan que hacer o la fidelidad que conviene asegurar. Cuando se mira a la caterva de políticos da la impresión de que solo se miran el ombligo y pasan de los problemas reales del personal.

Sigo con las colas del hambre. Tampoco es tan grave que algún día se queden sin comer (pensarán): así puede que disminuya un poco esa amplia obesidad que presentan muchos ciudadanos, tanto hombres como mujeres y menores. La comida basura ceba y mucho.

Sin trabajo no como, pero tampoco puedo pagar el alquiler que, dicho sea de paso, parece que ha subido últimamente algo más del 10 por ciento de precio. Se habla de que el número de personas sin hogar ha crecido bastante impulsado por los zarpazos que está dando la situación pandémica.

Varias ONG, Cáritas, Cruz Roja e iniciativas privadas están desbordadas por la endémica situación. A más contagios, más paro por el cierre de negocios varios y, como consecuencia, más pobreza. Estamos hablando de familias que hasta ahora vivían dentro de una cierta seguridad. En la lista aparecen tanto adultos, hombres o mujeres, como críos. El hambre no sabe de género ni de edad. Digamos que “la actitud solidaria con el sufrimiento ajeno”, llamada “caridad”, no ha muerto. 

Pero si en líneas anteriores dudaba del negocio de las mascarillas, ahora hay que alertar de los listillos que ofrecen falsos cupones de ayuda a familias necesitadas. Suplantando organizaciones benéficas o instituciones, buscan hacerse con los datos para, luego, sacar partido de ellos. Corren timos mil como los falsos inspectores de Hacienda, el timo del bitcoin que te hará rico, ofertas de trabajo inexistentes… y muchas más falacias.

Según Cáritas, las personas sin hogar han aumentado en España durante la pandemia un 35 por ciento. Miles de personas buscan refugio y comida en los diversos bancos de alimentos. Decenas de ONG dicen estar desbordadas por la crisis provocada por el coronavirus.

En la España de los años 1953 a 1963 y como consecuencia del llamado “Pacto de Madrid” firmado con EEUU en 1953, digamos que fueron los americanos quienes nos aportaron alimentos, como la leche en polvo, mantequilla y queso, para acallar un poco a las revoltosas y descontentas tripas de las familias más pobres del país. Por cierto, dicho pacto no fue gratis.

La siguiente información es de un surrealismo inexplicable. Parece ser que gente de VOX se dedicó en Almendralejo a recoger alimentos para los necesitados, acción que ha sido criticada por socialistas del pueblo. Y creo que la polarización política “confunde el culo con las témporas”. Las colas del hambre existen porque ha aumentado la pobreza entre nosotros. ¿Se puede echar una mano para mitigar dicha penuria? ¡Adelante, pues, sea quien sea el samaritano que ayuda!




Dichas colas están integradas por personas que hasta ahora podían pasar el mes más o menos apretados, pero pasaban. Ahora han caído en un vacío total. Para paliar el hambre están surgiendo iniciativas privadas cuyo interés es exclusivamente ayudar. Por cierto: “no tengo nada que ver con VOX”.

Contrapartida. Ante las colas del hambre desfilan 36.000 coches oficiales con chofer, depósito lleno de combustible, guardaespaldas... El despilfarro y el gasto sin sentido en determinados ministerios es una de sus prioridades… ¿No preocupa lo mal que lo esté pasando parte del pueblo? ¿El cáncer de la democracia son los políticos y adláteres?

Los responsables de esta esquizofrénica situación están más preocupados por dedicar el tiempo que les pagan a casi todo, menos a intentar ayudar a los que más lo necesitan… Y el número de pobres aumenta día tras día. Mientras Moncloa blinda como “secreto oficial” algún tipo de gastos que entran en la bolsa de lo oficial.

Me cachis en la mar. No seamos tan duros y tengamos un poco de comprensión con esas decenas de políticos que, a cambio de su sacrificio diario, solo reciben incomprensión, acosos domiciliarios y ataques en las redes sociales.

Cuando oigo o leo la palabra “hambre tiemblo recordando tiempos pasados. Quienes nacimos entre los años cuarenta a sesenta del siglo pasado, dicha palabra nos roe la mente y hace que las tripas rujan por el vacío alimenticio que nos dejaron. Malos recuerdos pasean por el huerto de la memoria.

PEPE CANTILLO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos