:::: MENU ::::

14 de septiembre de 2020

  • 14.9.20
Las clases presenciales son “de gran importancia para la formación de las habilidades cognitivas, físicas y sociales de los niños, crea oportunidades y equilibra las desigualdades sociales, pues no sólo se basan en la instrucción, sino en la socialización y gestión de conflictos”. Así lo ha destacado Alba Jurado, psicóloga infantil del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha añadido que el aprendizaje en la escuela es una actividad esencialmente social y compartida, en la que surgen relaciones y juegan un papel importante los afectos.


Alba Jurado ha señalado que los centros educativos son espacios donde se fomenta la autonomía, tanto intelectual como afectiva, y dota de oportunidades y posibilidades para un desarrollo individual fuera del núcleo familiar. Así, la vuelta a la presencialidad busca promover la salud y el bienestar, además de los objetivos académicos. Además, la escuela adquiere otra función, enseñar los nuevos hábitos y normas de convivencia que requiere nuestra sociedad hoy en día, y que servirán a los pequeños para adaptarse a estos cambios.

En este sentido, ha destacado que los padres y docentes son los encargados de dar una adecuada información y proteger a la población infantil “del estrés de noticias alarmistas”. Así los retos de los profesionales de la educación en esta reincorporación a la presencialidad son, entre otros, formar en conductas higiénicas, vigilar el uso de las mascarillas, asegurar la correcta ventilación y limpieza de las aulas y controlar la distancia física entre los alumnos, todo ello evitando actitudes fóbicas y obsesivas entre los pequeños.

Creatividad para favorecer la cercanía afectiva

La psicóloga infantil ha indicado que con el fin de volver a poner en valor el papel de las emociones y los afectos, es preciso asegurar la salud y el bienestar siendo disciplinados con la distancia física, a la vez que “buscamos la creatividad para favorecer la cercanía afectiva, enseñando estrategias para suplir el contacto físico y seguir promoviendo la expresión de los sentimientos mediante gestos que configuren un nuevo código de comportamiento en el grupo”.

Otro reto al que se enfrentan los docentes son las labores de autocuidado. La pandemia de Covid-19 sigue provocando ansiedad y estrés por los riesgos que supone para la salud y, en el caso de los docentes, estos sentimientos pueden verse agravados por la percepción de sobrecarga de trabajo al tener que incorporar nuevos métodos y protocolos.

Efectos de la educación online

Alba Jurado ha resaltado que la falta de presencialidad no ha afectado de igual manera a todos los niños. Factores como el nivel sociocultural de la familia, el entorno físico, las dificultades de aprendizaje o trastornos del desarrollo influyen en la magnitud de los efectos que la educación online puede tener.

La percepción de sobrecarga de tareas y trabajos escolares ha aumentado, así como la sensación de no cumplir con los plazos de entrega o con los objetivos marcados. Asimismo, el seguimiento de los alumnos con alto riesgo de absentismo escolar o con una situación desfavorable en el hogar resulta más difícil al no contar estas familias con los medios tecnológicos adecuados.

Sobre Quirónsalud

Quirónsalud es el grupo hospitalario líder en España y, junto con su matriz Fresenius-Helios, también en Europa. Cuenta con más de 40.000 profesionales en más de 125 centros sanitarios, entre los que se encuentran 50 hospitales que ofrecen cerca de 7.000 camas hospitalarias. Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional. 

Entre sus centros, se encuentran el Centro Médico Teknon, Ruber Internacional, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Fundación Jiménez Díaz, Hospital Quirónsalud Barcelona, Hospital Universitario Dexeus, Policlínica de Gipuzkoa, etc. El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (ocho de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación). 

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros y la traslación clínica de sus investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando multitud de proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como oncología, cardiología, endocrinología, ginecología y neurología, entre otras.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 14.9.20
Ante los últimos acontecimientos de índole racista que están produciéndose en los Estados Unidos de América (EEUU), y que brotan como guindas que extienden su virulencia a gran parte del país, no puede uno dejar de preguntarse qué es lo que hace resurgir un fenómeno que parecía estar superado en aquella sociedad desde hacía tiempo.



No es necesario recordar que se trata del mismo país que hace apenas cuatro años estaba gobernado por el primer presidente afroamericano de su historia y que a punto estuvo de elegir a la que hubiera sido, también por primera vez, la única mandataria femenina en ocupar la Casa Blanca.

En una sociedad tan plural, diversa y moderna como la estadounidense, que no parecía tener prejuicios raciales o sexuales a la hora de elegir a sus gobernantes, ofreciendo una lección al mundo de igualdad social y política, causa relativa sorpresa que ahora emerjan actitudes tan deplorables de racismo, xenofobia, sectarismo e intolerancia, que son, en el fondo, las mechas que encienden esas protestas, la violencia policial, los disturbios y las manifestaciones multitudinarias que actualmente se extienden por toda la geografía estadounidense. Y que hacen que, por su intensidad y extensión, constituyan la reacción racial más grave de la historia de EEUU, como la califica el experto en movimientos sociales Neal Caren, profesor de Sociología de la Universidad de Carolina del Norte.

¿Cómo se explica esto? En primer lugar, no hay que olvidar que, desde su fundación, ha existido racismo en EEUU. Se trata de una sociedad construida por sucesivas oleadas de inmigrantes que, para su arraigo y prosperidad, siempre han procurado imponer sus valores e intereses sobre los demás. Tanto es así que, al poco de establecerse el primer asentamiento de ingleses en Norteamérica, ya se descubren documentos que evidencian la existencia de esclavitud negra en la construcción de la nueva nación.

Y durante la conquista, hacia el oeste, de aquel amplio territorio, esos primeros colonos no dudaron en arrebatar terrenos y expulsar a sus nativos, eliminándolos o confinándolos en reservas, en lo que se asemeja a un auténtico genocidio de los indios nativos norteamericanos.

Que lo que queda de la cultura y rituales de esas comunidades nativas sea la versión edulcorada que los blancos ofrecen como espectáculo al mundo, con John Wayne como un icono del supremacismo blanco, es la evidencia palpable del exterminio de un pueblo y su aniquilación cultural por motivos raciales. La única identificación del ciudadano actual con los nativos norteamericanos es la industria cinematográfica del Far West. Un cliché.

Y, en segundo lugar, en la expansión de la colonización de EEUU, los terratenientes anglosajones necesitaron de la esclavitud para laborar y explotar aquellas tierras, ya libres de nativos. Desde un primer momento, comenzaron a traer y comprar prisioneros africanos para esclavizarlos y someterlos a trabajos pesados. La explicación es sencilla: la esclavitud les resultaba más rentable y “productiva” que contratar a trabajadores blancos.

A partir de entonces, la “marginación” de los nativos americanos, la esclavitud de los africanos y sus descendientes y la segregación racial de los negros siempre han estado presente, de manera más o menos latente, en la sociedad de EEUU.

Y, a pesar de los esfuerzos que ha llevado a cabo para combatir este racismo, como la abolición de la esclavitud (Lincoln, 1865) y la derogación de la segregación racial (Ley de Derechos Civiles, 1964), lo cierto es que perduran en EEUU ramalazos racistas entre la mayoritaria blanca protestante, que aún desconfía del crecimiento e influencia de las minorías étnicas de su población.

Como afirma el escritor Colson Whitehead, ganador de los premios National Book Award y Pulitzer, “ha habido supremacistas blancos, racistas y corruptos en la historia estadounidense durante 400 años. Lo que sucede es que ahora uno ha sido elegido presidente…”.

Es incuestionable que el “comburente” del incendio racista de la actualidad en EEUU lo proporciona en cantidades ingentes un presidente que no es reacio a utilizar la xenofobia y el racismo por intereses electorales, exacerbando a la supremacía blanca, “comprendiendo” la violencia policial, amparando la posesión y el uso de armas de fuego y discriminando a las minorías negras, hispanas o musulmanas, entre otras, a las que criminaliza de todos los males que padece la sociedad norteamericana. Un presidente así no está exento de responsabilidad por el resurgir del fenómeno de racismo que parece estructural de la sociedad norteamericana, incapaz de erradicarlo definitivamente.

Al agitar ese racismo larvado cada vez que cree le favorece, como, de hecho, hace cuando propaga la duda sobre la nacionalidad de Barack Obama, anteriormente, y de Kamala Harris, hace poco, por el color de su piel y no por el lugar de nacimiento, y cuando no cuestiona, alineándose con los que deshonran el uniforme, los casos de violencia policial contra la población negra que se multiplican por toda la nación, no puede resultar extraño que los manifestantes y los movimientos sociales de derechos civiles personalicen en Donald Trump su ira y descontento.

Hasta uno de cada diez estadounidenses han participado en alguna de esas manifestaciones. Se trata, bajo el lema Black Lives Matter (las vidas negras importan), del movimiento de protestas sociales más relevante desde los tiempos de Martin Luther King, que por desgracia coincide con los meses decisivos de la campaña electoral en la que Trump busca su reelección.

Desde que resultó elegido, el presidente no ha dejado de sembrar la cizaña del odio racial, “comprendiendo”, en unos casos, las agresiones racistas de Charlottesville, o siendo “equidistante” en todos los actos de violencia policial contra los afroamericanos acaecidos durante su mandato, como el que generó las actuales protestas por la muerte por asfixia del ciudadano George Floyd. No sería la última víctima ni la primera.

Antes y después se han producido otros episodios de abusos policiales, como el de Ahmaud Arbery, disparado por un expolicía, Breonna Taylor, muerta en el asalto de su casa por la policía, y Jacob Blake, tiroteado por la espalda al ser arrestado, entre otros.

La gravedad de este racismo sistémico contra los negros en EEUU es evidente con un dato: el 24 por ciento de los muertos a manos de la policía son personas afroamericanas, a pesar de que su población no representa más del 13 por ciento del total. Es decir, un ciudadano negro tiene más del doble de posibilidades de morir en un enfrentamiento con la policía que uno blanco, según datos de la oenegé Mapping Police Violence. Trump lo sabe y no le importa utilizarlo a su favor.

La realidad es que Donald Trump es el representante de los supremacistas blancos y de los poderes económicos de las industrias de armas, las farmacéuticas y las petroquímicas del país. También lo es de los nostálgicos del Ku Klux Klan, de los populistas del ultranacionalismo que aspiran a un aislacionismo endogámico en la economía y el comercio, y de todos los reaccionarios del ultraliberalismo que desprecian el multiculturalismo y la multilateralidad en las relaciones internacionales.

Con semejante mentalidad racista, negacionista, misógina, ultraconservadora y neofascista con que Trump ha “desbaratado” el orden mundial, ha emprendido “guerras” comerciales, ha “deshecho” consensos internacionales, ha “torpedeado” organismos mundiales y ha “polarizado” la sociedad norteamericana, exacerbando el odio y el sectarismo racial, no resulta descabellado que medio país se levante para protestar contra un resurgir del racismo y la violencia que achacan a su particular gestión como presidente.

Aunque condicionado por ella, la historia no lo explica todo. Mucho de lo que pasa en la actualidad, en un país que favoreció las libertades, los derechos civiles, la democracia, el libre comercio, la igualdad de oportunidades, los organismos de regulación y control internacional, y la globalización, entre otros avances, es debido a la mediocridad e ignorancia de dirigentes contemporáneos y a la irresponsabilidad de sus decisiones. A populistas sin escrúpulos que no dudan en mentir y revivir fantasmas de la discordia con tal ganar un puñado de votos.

Gente que, en vez de hacer pedagogía de valores cívicos que unan a los ciudadanos en una convivencia pacífica, superando lacras históricas, se dedican a profundizar la división y el enfrentamiento entre ellos. Y a falsear a su conveniencia la realidad y sus retos. A valerse de la “posverdad” (mentira emotiva) para conseguir fines que sólo buscan la propaganda mediática en vez de la solución de los problemas. Y a plantear falsas disyuntivas, como cuando se contrapone seguridad frente a libertades para tratar el fenómeno de la migración, o ley y orden frente a anarquía para describir unas manifestaciones públicas que en más del 93 por ciento son pacíficas.

El racismo y la intolerancia social que convulsionan EEUU hoy en día son fruto de la demagogia y la manipulación malintencionada de gobernantes del presente y no, exclusivamente, de herencias del pasado. Pero serán los propios norteamericanos los que paguen, como se está viendo, las consecuencias incendiarias de quienes avivan las llamas del odio y el racismo en su país. Aunque el resto del mundo también salga chamuscado.

DANIEL GUERRERO
  • 14.9.20
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 134 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 4.158. La provincia registra además 128 fallecidos por covid-19 (tres más que ayer) y cuenta ya con 1.983 personas que habrían superado la infección.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

Sin embargo, tal y como han confirmado fuentes del Centro de Salud de Montilla y el propio Ayuntamiento de La Rambla, los datos que aporta el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía acumulan un retraso de hasta 72 horas y, por tanto, "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos".

Esta situación viene generando desde hace semanas un gran desconcierto entre numerosos vecinos y entre las autoridades municipales de varios municipios de la Campiña Sur, que exigen conocer con detalle cuántas personas hay afectadas por coronavirus en la actualidad.

De este modo, Baena contabiliza 13 personas infectadas por covid-19 en la última semana (once más que el pasado viernes) y 21 en los últimos catorce días. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 82 vecinos afectados (trece más que el viernes) y tres fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 49 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado tres casos positivos en la última semana, situándose en doce los positivos en los últimos catorce días (cinco más que el viernes). De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 35 personas afectadas (seis más que el pasado viernes), con  22 curados y tres fallecidos.

En Montalbán de Córdoba, no se han registrado nuevos positivos en la última semana y siete si se extiende el margen temporal a dos semanas (ocho menos que el viernes). Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía Vuelve mantiene en 195 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (nueve menos que el viernes) y, aunque no ha registrado ninguna muerte a causa del coronavirus, continúa declarando solamente siete personas recuperadas en estos momentos.

En Montemayor, no se ha registrado ningún positivo en la última semana, mientras que la cifra asciende a cuatro en los últimos catorce días (uno menos que el viernes). En total, el municipio ha alcanzado los 26 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (cuatro más que el viernes), con 16 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican hoy cuatro personas infectadas en la última semana (una más que el viernes). La cifra se eleva a siete si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde el pasado mes de marzo a un total de 189 vecinos afectados por el covid-19 (siete más que el viernes), con 80 personas curadas y once fallecidos, todos ellos en la Residencia-Hogar para Mayores San Rafael.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla no se registra ninguna personas afectadas por coronavirus en los últimos siete días y a cuatro en las últimas dos semanas (doce menos que el viernes). La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 160 vecinos infectados por covid-19, de los que ocho ya han superado la enfermedad. A su vez, el municipio contabiliza un fallecido.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica sigue sin registrar hoy ningún infectado por covid-19 en la última semana, al igual que en los últimos catorce días. En total, en Santaella han sido ocho los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia (los mismos que ayer), de los que cinco ya habrían superado la enfermedad. Además, se ha registrado un fallecimiento a causa del SARS-CoV-2.

Un sistema "caótico"

Tal y como avanzó este periódico, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) denunció el "caos" que está provocando la metodología por la que se dan a conocer los datos oficiales sobre la incidencia real del coronavirus, lo que a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

En ese sentido, el CPPA instó a la Consejería de Salud y Familias a "poner el máximo celo en la transmisión de unos datos de absoluta relevancia pública que, por lo general, no coinciden con los que aportan otros organismos o instituciones públicas como distritos sanitarios, centros de salud o ayuntamientos, generando confusión entre la ciudadanía y una alarma social innecesaria".

De igual manera, el CPPA reclamó al Gobierno andaluz una "mayor diligencia" a la hora de hacer públicos los datos sobre la incidencia real del coronavirus que, según fuentes sanitarias, acumulan hasta 72 horas de retraso, un "margen temporal excesivo en una realidad tan cambiante como la actual", según defendió la entidad.

Por otro lado, y con respecto a las tablas que gestiona el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el CPPA reclamó que se añada "en un lugar visible" la fecha y hora de actualización de los últimos datos disponibles para que, de este modo, "se puedan evitar errores en un futuro".

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 14.9.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una queja remitida por un vecino de la calle Miguel de Barrios, una vía que discurre paralela a la calle Córdoba y que conecta con las calles Padre Miguel Molina y Hermanos Garnelo, a escasos metros de la Plaza de la Rosa. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Me dirijo a Montilla Digital para denunciar la otra cara de la vuelta al cole que vivimos los vecinos del centro urbano y, en especial, los que residimos en la calle Miguel de Barrios. Como padre que soy, entiendo que hay que organizar la vuelta al cole con sus correspondientes protocolos y con la máxima seguridad posible, pero nadie ha pensado en el daño que causa también esta situación.

Y es que el Ayuntamiento de Montilla no ha contado con los vecinos de esta calle para cerrarla al tráfico de lunes a viernes, prohibiendo la entrada a los vehículos de 8.30 a 9.30 de la mañana y de 13.30 a 14.30 de la tarde. ¿Puede alguien decirme qué hacemos las personas que tenemos que trabajar y que solo disponemos de una hora para poder almorzar?

Aparte de lo que ya soportamos los fines de semana con los aparcamientos indebidos en esta zona, ahora, para más inri, tenemos que aguantar esto, cuando el parking subterráneo de la Plaza de la Rosa sigue muerto de risa.

Me pregunto si antes de haber adoptado esta decisión, la Policía Local o el Ayuntamiento no podía haber contado con los vecinos para valorar nuestra situación. Sea como fuere, espero que estas palabras lleguen a la persona encargada y pueda darle una solución lo más pronto posible.

JAVIER GARCÍA RAYA
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

  • 14.9.20
La Junta de Andalucía, a través de las Consejerías de Salud y Familias, Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, y Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en coordinación con los departamentos competentes en materia de sanidad y agricultura del Gobierno de España, siguen implementando actuaciones y recursos para conseguir un campo más seguro ante la situación de pandemia por el covid-19 y el inicio de las campañas agrícolas de recolección, con especial atención a las cuadrillas de temporeros.


El delegado del Gobierno en Córdoba, Antonio Repullo, que recientemente mantenía un encuentro con los socios de la Cooperativa Vitivinícola San Acacio de Montemayor junto a la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello, destacó que "ante el riesgo constatado en las zonas agrícolas, las administraciones central y autonómica nos hemos coordinado para dotar de mayores recursos a esta actividad y aumentar la seguridad".

"Es fundamental que todos vayamos en el mismo barco con actuaciones que permitan evitar los riesgos. Tenemos que conseguir que los niveles de seguridad en las campañas agrícolas sean los máximos y que, en el caso de que se detecten contagios de covid-19, todos los protocolos estén activados para facilitar la mejor reacción y rastreo", apuntó Repullo.

La Guía de los trabajadores del campo ha sido consensuada primero con el Gobierno de España y luego con las organizaciones agrarias, y ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). En ella se especifican la pautas a seguir por los temporeros para garantizar que el covid-19 no se propague.

Plan de Acción de las explotaciones

Araceli Cabello informó a los cooperativistas de San Acacio sobre la guía, que está dirigida a los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas andaluzas que contratan personas trabajadoras temporales para la realización de las distintas campañas agrícolas y ganaderas.

“Son recomendaciones que también pueden ser utilizadas en muchos casos por el resto de trabajadores de la explotación. Entre ellas están los principios básicos de prevención frente al covid-19, es decir, la prevención personal, la limitación de contactos, la limpieza y ventilación y, por último, la gestión de los casos", indicó.

Al tiempo, explicó la delegada, se recomienda que cada explotación elabore un Plan de Actuación Especifico frente al covid-19. Este Plan contemplará todas las medidas que deban ser tomadas en los diferentes escenarios posibles y deberá prever la existencia continua de los materiales necesarios para su ejecución. Además, establecerá la coordinación con los responsables de los alojamientos comunes, de albergues o de residencias temporales y con las administraciones locales o empresas de contratación de trabajo temporal.

“Hay que tener en cuenta que una parte importante de la mano de obra que se emplea en las campañas tiene un carácter multicultural y migrante y que son personas que necesitan alojamientos en los territorios donde se desarrolla la campaña agraria. Son cuestiones que se han tenido muy en cuenta, además de la propia actividad laboral y de los contactos interpersonales”, afirmó la responsable de Agricultura.

Creación de cuadrillas estables


Como medida primordial establecida en la guía, se incluye un seguimiento de los temporeros entre provincias y comunidades autónomas para garantizar un movimiento seguro, estableciendo, si es preciso, periodos de cuarentena. También se fija la utilización de guantes y mascarillas en la recolección o en caso de que no sea factible el distanciamiento interpersonal y tratar en la medida de las posibilidades de fijar cuadrillas encargadas de seguir en todo momento las pautas marcadas por la Consejería de Salud.

A la hora de elaborar las medidas preventivas, entre otros puntos, el titular de la explotación debe limitar las cadenas de transmisión. Por ello, es necesario partir de las 'cuadrillas' como un grupo de trabajo estable sobre las que pivotarían las medidas preventivas. Sus integrantes deben estar físicamente separados tanto como sea posible y los grupos no deben mezclarse entre sí. Sobre estas cuadrillas pivotarán las medidas preventivas. Las plantillas no deben mezclarse entre sí y además serán coincidentes con grupos estables de alojamiento durante la campaña.

Además de todo ello, la guía pone especial atención en los desplazamientos, en las entradas y salidas de la explotación, en el desarrollo del trabajo y en los alojamientos. Fijación de turnos, restricción de visitas, limpieza y desinfección, cartelería informativa etc. son también importantes medidas a tener en cuenta.

Cuando se sospeche o se detecten casos de covid-19, la guía recomienda que el titular de la explotación incluya en el Plan un registro con la relación de trabajadores contratados y la cuadrilla a la que pertenece así como su unidad de alojamiento. También que se facilite la solicitud de atención sanitaria como desplazados.

En el plan de actuación de la explotación se definirán los protocolos para iniciar el proceso de detección, aislamiento y control sin demora en el caso de que un trabajador presente síntomas. El propietario tendrá un registro con la relación de trabajadores y es importante que se recomiende y facilite la solicitud de atención sanitaria como desplazados, tanto si se proviene de otra provincia de Andalucía, de otra comunidad o de otro país, para tener un centro de salud asignado y un acceso a atención primaria.

Si una persona presenta síntomas de covid-19 en los alojamientos no acudirá a la explotación hasta no contar con una valoración médica que lo permita, permaneciendo en todo momento aislada. Tampoco acudirán los trabajadores en cuarentena o que sean casos confirmados, que también se aislarán. Finalmente, se recomienda que una vez valorado como caso sospechoso se inicie la identificación de las personas con las que han convivido.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

13 de septiembre de 2020

  • 13.9.20
El diputado nacional del Partido Popular, Andrés Lorite, visitó recientemente Montilla para, junto a la portavoz del partido en el Consistorio de la localidad, Inmaculada Luque, reclamar medidas de apoyo a los agricultores y ganaderos por parte de todas las administraciones, especialmente "por el Gobierno central que ni está, ni se le espera en el apoyo a este sector".



Luque recordó que la agricultura "representa el 10 por ciento de los puestos de trabajo de Andalucía y es el sector principal de Montilla". "Gracias a que es un sector muy tradicional, como es el del vino y donde el existe un gran trabajo manual en las paseras, la agricultura genera muchos puestos de trabajo", indicó la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Montilla, quien reclamó el desarrollo de medidas desde el ayuntamiento "que beneficien al agricultor por encima de todo".

Unas medidas de apoyo que, según Lorite, choca con "el ataque permanente del Gobierno de España a los intereses de nuestra agricultura y ganadería". "El Gobierno es incapaz de reducir el IRPF como consecuencia de la última sequía, como solicitaba el PP; y frente a ello vemos una subida diesel o se pretende volver a imponer el impuesto de sucesiones, medidas que hacen inviable la economía de los agricultores", denunció.

Asimismo el diputado nacional del PP lamentó el papel jugado por el ministro de Agricultura, Luis Planas, en negociaciones como el Brexit, los aranceles de EE.UU. o la Política Agraria Común (PAC). En este sentido Lorite lamentó la ausencia de "condiciones razonables" para comercialización los productos españoles en Gran Bretaña tras el Brexit, o los aranceles de Trump "que penalizan nuestros productos del campo en más del 24 por ciento, lo que hace inviable la comercialización internacional.

"El Gobierno ni está, ni se le espera en la defensa de los intereses de la agricultura española", manifestó Lorite, quien apuntó que con el PSOE en el Gobierno "los agricultores siempre salen perdiendo". Muestra de ello, señaló, es que "España pierde 10 por ciento de los fondos de la PAC, lo que significaría que de 47.000 millones de euros del anterior marco, 2016-2020, bajaríamos hasta 5.000 millones", aseguró.

Finalmente, Lorite quiso agradecer el papel jugado por el sector durante los momentos más duros de la crisis sanitaria del covid-19 donde "a pesar dificultades, se han de manera excepcional y desinteresadamente, sacando el tractor a las calles para desinfectar nuestras calles, o han estado día tras día en el tajo para abastecer a la población".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 13.9.20
Las explotaciones geológicas en el entorno del Parque Natural de las Sierras Subbéticas recobran actualidad. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está investigando la actividad que se viene desarrollando desde hace casi una década en la cantera San Jorge, situada en el paraje de La Dehesilla, en el término municipal de Luque, a unos cinco kilómetros en línea recta de la popular Cueva de los Murciélagos de Zuheros.



Según ha podido saber Andalucía Digital, el proyecto autorizado por la Junta de Andalucía preveía que la explotación de la cantera, a cargo de una empresa con sede social en Córdoba, se realizara por el «sistema de bancos», esto es, comenzando desde la cota más alta para, progresivamente, ir bajando en altura hasta la denominada «cota cero», donde se instalaría la plaza de cantera.

«La explotación en forma de bancos es más ordenada y la visibilidad desde la carretera que une Baena con Alcaudete sería nula, ya que justo en la cota más alta se inicia la explotación descendente, con lo cual, la cantera quedaría siempre escondida», resaltan fuentes conocedoras de la investigación, que añaden que este sistema permite simultanear las labores de explotación con las de restauración del entorno, ya que los bancos que se van explotando y abandonando se pueden ir perfilando y reforestando.

Sin embargo, agentes del Seprona están investigando las diferencias que podrían existir entre las prescripciones aprobadas por las autoridades competentes –en este caso, la Junta de Andalucía– y el modo en que se está llevando a cabo la explotación de la cantera San Jorge.

Además de hacer uso de un camino de acceso diferente y a más de un kilómetro de distancia del autorizado por la Administración, vecinos de Luque vienen alertando del «importantísimo impacto visual» que genera la construcción de una planta de machaqueo en una zona distinta a la que se autorizó y que, a su juicio, «es visible desde la carretera».

De igual modo, la Guardia Civil tratará de verificar si la empresa explotadora de la cantera pretende atacar el macizo calizo por su parte inferior, escalando con bancos hasta la cota máxima. «Con este método aumentaría considerablemente el riesgo de aludes, con el peligro que entraña para los propios operarios que trabajan en la cantera», sostienen las mismas fuentes, a la vez que advierten de que este método de trabajo provocaría un «fuerte impacto visual» que «no solo se mantendrá durante la vida de la cantera» sino «muchos años después de su clausura».

En el caso de que la investigación del Seprona verificara los hechos que se han denunciado, la Junta de Andalucía podría acordar la resolución inmediata del contrato de concesión si se demuestra que la empresa encargada de la explotación de la cantera ha desatendido «de manera notoria» las condiciones técnicas en las que las autoridades basaron la concesión pública.

Una concesión "bajo la lupa"

La investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil se inició tras varias denuncias en las que se solicitaba la apertura de un expediente de comprobación de los hechos que, según fuentes consultadas por este periódico, «podría desembocar en una declaración de caducidad de la concesión que permite la explotación de la cantera».

«No solo han habilitado un acceso distinto al autorizado, con incidencia sobre parcelas de terceros, sino que han instalado una planta de machaqueo y están desarrollando métodos de trituración y de clasificación diferentes a los que contempla la autorización», aseguran fuentes próximas a la investigación.

Mientras tanto, vecinos de Luque temen que se esté provocando un «daño irreversible» en un entorno próximo a un parque natural, por lo que han instado a las autoridades a «intervenir de inmediato».

El Parque Natural de las Sierras Subbéticas se extiende sobre algo más de 31.500 hectáreas de terreno repartido entre los municipios de Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros. Aunque su declaración oficial como parque natural se remonta a 1988, ya en 1927 fue catalogado como “Sitio de Interés Natural” por la Junta Central de Parques nacionales, tras una visita que cursaron los participantes en el XIV Congreso Internacional de Geología, celebrado un año antes en la capital de España.

Ya en 2004, el propio Plan de Ordenación de Recursos Naturales que hizo público la Junta de Andalucía alertaba de que «la explotación de canteras en el parque natural y la alta erosión de los suelos se convierten en dos de los riesgos ambientales más importantes de las Sierras Subbéticas».

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 13.9.20
El 3 de noviembre de este 2020 se celebrarán las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Como bien sabemos, competirán Joe Biden, por el partido Demócrata, y Donald Trump, por el partido Republicano. Todo el mundo estará expectante de los resultados, teniendo en cuenta que este proceso electoral es de tipo indirecto, en el sentido de que los ciudadanos depositan sus votos por una lista de delegados de los partidos políticos para la Cámara de Representantes, que serán quienes posteriormente apoyen al nominado para presidente de su propio partido.



Para quienes vivimos fuera de este país, la cuestión no tendría excesiva relevancia si no fuera porque Estados Unidos es la primera potencia mundial y como tal condiciona de alguna manera al resto de los países del mundo.

Del primero de los dos aspirantes, por ahora, sabemos bien poco (ya nos irán dando información para que nos hagamos una idea de quién es); sin embargo, del segundo conocemos lo suficiente para entender que es un personaje bastante peligroso, no solo por su ideología racista, xenófoba y machista, sino porque, tal como han apuntado antiguos colaboradores suyos y diferentes psiquiatras, nos encontramos ante un auténtico ególatra, es decir, alguien que sufre un trastorno de la personalidad de tipo narcisista.

Esto conviene tenerlo muy en cuenta, porque puede ser elegido de nuevo Donald Trump, con lo que conlleva de fuerte inestabilidad social no solo en el propio país, sino en el ámbito de las relaciones internacionales, ya de por sí bastante conflictivas.

A tenor de lo indicado, creo que sería interesante echar una mirada sobre el fenómeno de la egolatría o del narcisismo acentuado, ya que forma parte de la personalidad de muchos de los políticos más nefastos y crueles que la historia de la humanidad ha conocido.

Brevemente, apuntaré que el término narcisismo proviene de Narciso, joven de la mitología griega al que se le consideraba de una extraordinaria belleza. Dado enorme su engreimiento, rechazaba los favores de la ninfa Eco que se había quedado prendada de él.

Conocido el caso por Némesis, diosa de la venganza, lo castigó haciéndole que se enamorara de su propia imagen cada vez que fuera a verla reflejada en una fuente. Durante una de esas absortas contemplaciones, acabó cayendo a las aguas y ahogándose en ellas. Siguiendo la imaginativa mitología griega, en ese lugar creció una hermosa flor que lleva su propio nombre: el narciso.



El mito de Narciso, como muchos otros de la Antigüedad, atravesó los siglos, de modo que no solamente se hablaba o escribía acerca de él, sino que también fue plasmado en imágenes por distintos pintores del Renacimiento. En este caso del cuadro que nos muestra a Narciso mirándose en las aguas perteneciente al artista italiano Caravaggio, el iniciador del tenebrismo dentro de la pintura.

Una vez que conocemos el origen y el significado del término, podemos preguntarnos: “¿Cuáles son los rasgos que definen a los ególatras o los individuos con una personalidad de tipo narcisista? ¿Es una peculiaridad de los políticos o todos podemos estar afectados por esta característica? ¿Puede llegar a convertirse en un trastorno de tipo patológico?”

Los psicólogos apuntan que como naturaleza del carácter humano cualquier persona presenta ciertos rasgos narcisistas y que puede convertirse en una patología en casos de acentuación del narcisismo. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, ya habló de ella en 1914 en su ensayo Introducción al narcisismo, en el que explicaba que partiendo de una característica de todo individuo puede llegar a formar del carácter.

Esto es más frecuente en aquellos que tienen y ejercen poder sobre otros, sea por el rango adquirido o heredado, por el lugar ocupado en el organigrama del trabajo o en los cargos políticos, en el seno de la propia familia, etc.

A la pregunta acerca de los rasgos más destacados del narcisista habría que destacar los siguientes:

a) Claras manifestaciones de prepotencia, acompañadas de la necesidad de ser constantemente admirado.
b) Creencia en su superioridad y exigencia de que los demás se la reconozcan.
c) Preocupación por el éxito y la ambición de poder.
d) Desprecio, más o menos disimulado, hacia los que considera inferiores.
e) Ataques en forma de difamaciones o calumnias hacia aquellos que no se doblegan a sus ideas o intereses.
e) Envidia por quienes destacan a partir de sus propios valores.
f) Falta total de empatía con las otras personas.
g) Deseo de protagonismo en las conversaciones e intervenciones, etc.

Por otro lado, puesto que nos encontramos en un mundo en el que la imagen ha adquirido una importancia desconocida en tiempos pretéritos, a los rasgos psicológicos anteriores habría que añadir el empleo de un lenguaje no verbal a base de gestos, muecas, movimientos, ademanes, etc., con los que el ególatra desea presentarse seguro, firme y dominador, con el fin de dejar bien claro quién es el líder, quién tiene el poder.

En el caso del que hablamos, Donald Trump es un verdadero artista que encandila a sus embobados seguidores, que le admiran no solo por sus bravuconadas, sus soflamas, sus mentiras y agresiones verbales, sino también por sus puestas en escena en las que no le importa señalar con el dedo a periodistas que les resultan incómodos, como si fuera el dedo índice de un dios todopoderoso que apunta a quienes han transgredido sus leyes y que serán duramente castigados por la osadía que han tenido al haberle incomodado.



Este gesto tan habitual en Trump es inconcebible en los países europeos, ya que nos resultaría inaudito ver su uso por un líder político cualquiera, no solo porque lo consideramos una falta de educación, sino porque creemos que a nadie se le debe apuntar con el dedo acusador. Y mira que ha habido déspotas y dictadores en el viejo continente; pero es que este gesto fuera de Estados Unidos no se acepta.

Sin embargo, en el imaginario colectivo americano está muy presente la figura del cartel que en 1917 creó el diseñador James Montgomery Flagg con el fin de promover el alistamiento de los jóvenes estadounidenses en las fuerzas armadas que vendrían a participar en la Primera Guerra Mundial en Europa.

En el cartel aparecía el Tío Sam (o Uncle Sam, personaje que supone la personificación de los valores patrióticos de los Estados Unidos de América) señalando directamente al espectador con el mensaje ‘I want you for U.S. Army’, es decir, ‘Te necesito para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos’. Debido a su enorme éxito, el cartel se volvió a imprimir con la misma finalidad para el reclutamiento de jóvenes durante la Segunda Guerra Mundial, llegando a convertirse en un icono del patriotismo estadounidense.

No es de extrañar, pues, que un auténtico paradigma de narcisismo patológico como es Donald Trump repita con frecuencia este gesto con la intención de conectar con la ‘América profunda’, es decir, con los sectores más reaccionarios y racistas del país, entre los que se encuentran los amantes de poseer y utilizar las armas de fuego, aquellos que no dudan en esgrimirlas contra la población negra, ya que para ellos los negros no dejan de ser esa escoria nacida de los antiguos esclavos que estaban al servicio de los blancos.

AURELIANO SÁINZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos